miércoles, 11 de diciembre de 2019

Piden Mayor Control

Piden mayor control en los trenes tras los accidentes en la región

VIEDMA 11 Dic(Rio Negro).-Los dos accidentes ocurridos el fin de semana, en Chichinales y Regina, alertaron sobre un problema común en la región. Las autoridades municipales señalan fallas en la prevención, controles y seguridad.
Un niño y un adolescente sufrieron amputaciones como consecuencia de dos accidentes. (Foto: Néstor Salas)

Los accidentes que ocurrieron el fin de semana que dejaron a dos chicos con graves lesiones al ser arrollados por trenes, generó preocupación en las autoridades municipales de Villa Regina y Chichinales –donde se registraron los hechos–, que solicitarán una mejora en la seguridad para evitar a futuro emergencias similares.

“Seguramente vamos a tener que trabajar en conjunto todos los intendentes del Alto Valle para realizar estos pedidos”, sostuvo el intendente electo Marcelo Orazi. Al mismo tiempo, el funcionario agregó que los dos graves accidentes registrados durante el fin de semana pusieron el alerta por la falta de prevención, controles y seguridad.
Tecpetrol

Desde el cierre del paso de los trenes con pasajeros, las ciudades del Alto Valle se quedaron sin personal en las estaciones, lo que sumado a medidas implementadas por la empresa que realiza el transporte de carga de no tener más el vagón de cola con guarda, abre un gran espacio para la inseguridad y riesgos de accidentes por personas que se cuelgan de las formaciones para trasladarse de un lugar a otro.

“Lo que ocurrió en Chichinales fue en la playa de maniobras. Es algo habitual que los trenes hagan movimientos en este sector, pero no hay más personal que el que opera las locomotoras”, indicó por su parte el intendente de Chichinales, Alberto Pacenti.
Situación de riesgo

Pacenti remarcó que la situación de peligro se puede dar en cualquier sector del tramo de vías que atraviesa el Alto Valle, porque las formaciones detienen su marcha sin previo aviso.

“Por caso, viajando desde Chichinales a Villa Regina, vi que el tren estaba detenido a la altura del barrio Don Bosco (ubicado sobre la vera sur de la ruta 22 y las vías del ferrocarril en el ingreso este a Regina), y la gente que debía pasar hacia sus trabajos en el Parque Industrial, cruzaba a través de los vagones detenidos”, dijo el jefe comunal de Chichinales.

Pacenti señaló que tras el accidente que dejó a un chico de diez años con lesiones de gravedad en Chichinales, “nos pusimos de inmediato en contacto con su familia, con los cuales tenemos un trato fluido. El hecho fue grave, pero debemos agradecer que este chico va a poder continuar su vida”.

Es una problemática común a todo el Alto Valle, no hay personal de seguridad ni tampoco barreras en los pasos a nivel”.
 
Marcelo Orazi, el intendente electo de Villa Regina.

Por otra parte comentó que el reclamo a las autoridades que deben controlar las formaciones de los trenes, no es nuevo. En su anterior gestión al frente del municipio entre 2011 y 2015, ya había formalizado un pedido de contar con personal de seguridad por el paso de los trenes en el cruce con la autovía de la ruta 22 sobre el ingreso este a Chichinales.

En tanto el intendente electo de Villa Regina, Marcelo Orazi, sostuvo que el hecho que dejó también a un chico de 15 años con graves heridas en Regina “es una señal de alarma. Es una problemática común a todas las ciudades del Alto Valle, no hay personal de seguridad ni tampoco barreras en los pasos a nivel”.

“Esta problemática la deberemos trabajar en conjunto; con reclamos aislados es difícil lograr respuestas”, indicó Orazi. Al mismo tiempo remarcó que “hay falta de señalización de peligro, y seguramente deberemos también trabajar con distintos organismos y las escuelas con programas de prevención para evitar hechos similares. No se tenían registros en esta zona de accidentes de estas características, y en dos días se repitieron en Chichinales y Regina”, enfatizó finalmente.
 
Los casos

El primero de los hechos ocurrió en Chichinales el sábado último, cerca de las 14:30, en uno de los accesos principales a esa localidad. Un pequeño se encontraba jugando en la zona de la estación cuando el último vagón lo arrolló y terminó por destrozarle parte de una mano y el tobillo de uno de sus pies. Un vecino, alertado por los gritos, llegó para asistir al nene que inmediatamente fue derivado al hospital de Regina.

Se supo que como consecuencia de las graves lesiones, tuvieron que amputarle dos dedos de una de sus manos y también uno de sus pies. Horas después tuvo que ser derivado a un centro de mayor complejidad, en Roca.

El otro hecho ocurrió en Villa Regina. Fue el domingo a la madrugada en inmediaciones a la Cooperativa La Reginense, cuando tres adolescente se encontraban jugando arriba de una formación que se encontraba en pleno movimiento. Los chicos se lanzaron de uno de los vagones y uno de ellos cayó sobre la vía del tren, por lo que sufrió de manera instantánea la amputación de uno de sus pies.

No hay comentarios.: