viernes, 18 de enero de 2019

Obras en el Subte

Por la obra para mejorar la combinación de subte bajo el Obelisco, cerraron un acceso a la estación Diagonal Norte 

Progresivamente, cerrarán todos los accesos al subte sobre Diagonal Norte cercanos al Obelisco.

CAPITAL FEDERAL 18 Ene(Clarin).-Es el ubicado en Roque Sáenz Peña al 800 y ya no va a abrir. A mitad de año inaugurarán un acceso sobre la calle Sarmiento.

Los pasajeros que pretenden ingresar o salir de la estación Diagonal Norte del subte C a través del acceso de la avenida Roque Sáenz Peña al 800, desde este mes lo encuentran clausurado. Y ya no volverá a abrir: la idea es utilizar ese espacio para hacer una obra que alivie el flujo de pasajeros, que hoy para hacer la combinación entre las líneas B, C y D tienen que caminar por andenes atestados. Mientras tanto, avanza la obra para hacer una nueva entrada sobre la calle Sarmiento, que estará lista a mitad de este año.

Como parte del plan, se van a cerrar progresivamente los cuatro accesos de las líneas C y D sobre la Diagonal Roque Sáenz Peña. Todos los accesos restantes van a seguir habilitados.
Los accesos que se cerrarán en el nodo Obelisco. Mapa: Sbase

En el nodo Obelisco confluyen 300.000 pasajeros por día que hacen la combinación entre las líneas B, C y D. Es el punto más conflictivo de la red, porque fue construido en la década del 30, cuando la cantidad de pasajeros era mucho menor.

Hoy el panorama es otro. En este nodo funcionan las estaciones Carlos Pellegrini, de la línea B, que tiene 340 mil pasajeros por día; Diagonal Norte, de la línea C, con 200 mil usuarios por jornada, y 9 de Julio, de la D, que traslada a 310.000 viajeros.

Debido al crecimiento del flujo de pasajeros, los vestíbulos quedaron chicos y los túneles que llevan a las líneas son angostos. Los de la línea D son el único paso para combinar las estaciones de la B y la C, una caminata que se hace caminando a centímetros de los trenes en movimiento que llegan o se van de la estación 9 de Julio. Estos andenes se convierten en cuellos de botella, en los que se generan largas filas por acumulación de gente, sobre todo en las horas pico. Así, un trayecto a pie de menos de 15 minutos se puede estirar hasta los 15 minutos.

Hace años que los pasajeros se quejan por las malas condiciones de este punto clave de combinación de subte. Y ahora, finalmente, hay una obra en marcha para mejorarlo, como parte del Plan de Accesibilidad, Circulación y Evacuación del nodo Obelisco.

En una primera etapa, se hizo un túnel por debajo de la calle Sarmiento, entre Suipacha y Esmeralda, con empalmes que lo conectan con la estructura existente

La segunda etapa del plan es construir un nuevo acceso en Sarmiento al 800, que ampliará los espacios de combinación y evacuación. Además, resolverá la accesibilidad de las personas con movilidad reducida a la estación Diagonal Norte de la Línea C y al andén con sentido a Catedral de la línea D. Esta obra está en marcha y estaría terminada a mediados de año.
Los accesos que se cerrarán en el nodo Obelisco. Mapa: Sbase

La tercera etapa, que está en proceso licitatorio, consistirá en ampliar el espacio del andén de la estación 9 de Julio de la línea D y la construcción de un pasillo paralelo para realizar la combinación entre las líneas B y C. También se van a agrandar los andenes de la estación Diagonal Norte.

Para ganar espacio es que se cerrarán los accesos al subterráneo ubicados sobre la avenida Roque Sáenz Peña. Ya se anuló uno, pero los otros tres serán clausurados a medida que se habiliten otras escaleras y ascensores para descender al subte.

El resto de la obra, que incluye la renovación del sistema de señales y potencias eléctricas, necesarias para gestionar la incorporación de coches con aire acondicionado a la línea D, se financia con un préstamo del Banco Europeo de Inversiones (BEI) de US$ 104 millones.
   La obra para construir un nuevo acceso al subte en Sarmiento al 800.

Según los plazos que maneja el Ministerio de Desarrollo Urbano y transporte porteño, en junio de este año estará listo el nuevo acceso sobre la calle Sarmiento y el pasillo que llevará a los andenes de las líneas C y D.

Para junio de 2020 se completarían las obras de potencia eléctrica. Son necesarias para el plan de renovación de la línea D, que ya tiene 84 coches con aire acondicionado y sumará otros 60. También se incorporará el sistema CBTC -que ya funciona en la Línea H y que se está instalando en la C- y que permite el máximo acercamiento entre formaciones de forma segura. Todo el conjunto, además del ensanchamiento de andenes, estaría terminado en 2023.

No hay comentarios.: