domingo, 28 de junio de 2020

Ganar en medio de la Pandemia

Estafa de Metrovías: pretende quedarse con los aportes jubilatorios

CAPITAL FEDERAL 28 Jun(LA Izquierda Diario).-El martes 16 de junio se dio a conocer a través de un acta la intención de la empresa concesionaria del subte de recortar el 40% de los aportes jubilatorios. El jueves 25, refrendó ese acuerdo con la burocracia de UTA. Los trabajadores responden.

En el acta escrita y firmada el martes de la semana pasada en la Subsecretaría de Trabajo de la Ciudad entre Metrovías, autoridades de Sbase, del Gobierno de la Ciudad, y representantes de AGTSyP (Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y Premetro), la empresa dejó manifestada su intención de hacer una reducción salarial a través del pago del 40% del salario parcialmente “en negro”. Es decir, hacer los aportes patronales jubilatorios sólo del 60% del salario de cada trabajador. Al otro 40% se lo "ahorran".

El textual firmado dice: “instrumentar la suspensión del personal en los términos previstos por el art. 223 bis de la Ley de Contrato de Trabajo, equivalente al 40% de su jornada laboral, compensando las remuneraciones que dejarán de percibir los trabajadores mediante una asignación no remunerativa equivalente a su salario neto…” y cierra ese punto diciendo de manera engañosa que “no existirá reducción de ningún tipo en los haberes netos de los trabajadores, y ellos por el plazo de cuatro meses, a partir del mes de junio de 2020 inclusive”.

No debemos olvidar que los aportes patronales son parte del salario de cada trabajador. Por ende, plantear que los mismos no se verán reducidos es una falacia que quieren hacer pasar para que haya aceptación por parte del conjunto de los trabajadores.

A todo esto, en la misma acta, la Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y Premetro, contestó que rechazaba el planteo, “teniendo en cuenta que el servicio de transporte de Subterráneo y Premetro se encuentra exceptuado del Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio (Decreto 297/20), por lo que los trabajadores han continuado prestando tareas en condiciones de riesgo y mayor carga laboral derivadas de la posibilidad de contagio y la necesidad de extremar las condiciones de prevención, por lo que esta parte reitera que deben reajustarse los salarios conforme la paritaria en curso… y abonarse un bono por las circunstancias indicadas, relativas a la situación de emergencia sanitaria derivada del Covid-19”. Pero después de ese día, la dirección mayoritaria del sindicato mayoritario del subte sólo se limitó a esperar una respuesta de la empresa a su planteo, mientras los rumores del pago en negro de una parte del salario se hacían cada vez más fuertes.

El resultado de esta táctica pasiva y de inacción fue que casi diez días después, desconociendo el planteo manifiestado por AGTSyP, la tríada Metrovías-Gobierno de la Ciudad-Sbase, hizo uso de los servicios que siempre provee la burocracia sindical de UTA. De esta manera, intentan hacer pasar el acuerdo del pago de 40% de cada salario como suma no remunerativa (o sea, sin los aportes jubilatorios). Cuestión que perjudica al conjunto de los trabajadores, pero sobre todo a quienes están a punto de jubilarse. Además, el sindicato de UTA intenta encubrir el ajuste salarial "festejando" que frenaron el desdoblamiento del pago del aguinaldo (algo que nunca estuvo en discusión y que la empresa sólo podría haber hecho a través de una ley que lo autorizara o un decreto, cosas que nunca existieron) y que acordaron el pago de 400 pesos por día efectivamente trabajado. Que no es otra cosa que la "devolución" para quienes trabajan de manera presencial (todos aquellos que no se encuentran dentro de los grupos de riesgo), de los aportes jubilatorios que previamente les quitaron. Una verdadera chantada.

Una vez más y con argumentos falsos, quieren engañar a los trabajadores y beneficiar a la multimillonaria Metrovías, empresa que hoy quiere ahorrarse millones en aportes patronales, y que es la misma que declaró en el balance del año 2019 ganancias por 721,8 millones de pesos. La misma cuyo ex presidente Aldo Roggio, declaró como arrepentido en el año 2018, en el marco de la “causa de los cuadernos” (donde quedó demostrado cómo viven del Estado muchas empresas de la llamada “patria contratista”), que mes a mes pagaba una coima del 5% de sus ganancias. La misma empresa que detenta la concesión del subterráneo desde el año 1994, al día de hoy de manera fraudulenta ya que la concesión del servicio está vencida y hubo un llamado a renovar la concesión que quedó en la nada.

Tampoco podemos olvidar que fue Metrovías la que se llevó la vida de 6 trabajadores en los últimos 8 años producto de la negligencia y la falta de condiciones en las cual trabajan sus empleados. También la que sigue manteniendo formaciones, y estructuras con el cancerígeno amianto, a pesar de los reclamos de los trabajadores.

Tanto el Gobierno nacional de Alberto Fernández, como el Gobierno de la Ciudad dirigido por Horacio Rodriguez Larreta, siguen bancando a estas empresas que esquilman a la población en general. Son cómplices de estos artilugios que siguen beneficiando siempre a los dueños de empresas, a costa de las vidas de los trabajadores. Metrovías no sólo es denunciada ahora por los trabajadores debido a la reducción salarial que quiere aplicar. Sino que además desde el inicio de la pandemia no garantiza la distribución de los elementos de protección personal necesarios, ni las condiciones de seguridad e higiene necesarias para seguir funcionando. Además de que no respeta los protocolos de actuación frente a casos sospechosos o positivos de Covid. Priorizando siempre sus ganancias por sobre la vida y la salud de trabajadores y usuarios. Las y los trabajadores vienen denunciando esto en reiteradas oportunidades, en las que así lo hemos reflejado desde La Izquierda Diario.

La Agrupación Bordó, de la cual forma parte Claudio Dellecarbonara, miembro del Secretariado Ejecutivo y diputado del PTS por el Frente de Izquierda, viene realizando estas denuncias, además de que rechazó de plano el último acuerdo, a la vez que insta a la conducción mayoritaria de AGTSyP de Beto Pianelli y Nestor Segovia, a rechazarlo también y actuar en consecuencia, además de que se realicen asambleas en todas las líneas y sectores donde sean los trabajadores y trabajadoras quienes decidan de qué manera accionar para defender sus derechos. Abajo copiamos la publicación que realizó la agrupación en su página oficial de Facebook.

Es urgente que las empresas de transporte y de servicios abran sus libros contables para ver adónde van a parar los millones que recaudan. Que vuelvan a ser estatizadas bajo gestión de trabajadores y control de usuarios. Que dejen de abultar sus cuentas a cuesta del pueblo y los trabajadores. El transporte es un derecho esencial. Debe dejar de significar un negocio para unos pocos.

No hay comentarios.: