jueves, 14 de octubre de 2021

Estaciones Fantasmas

Estaciones fantasmas: la finalización de una obra del Viaducto San Martín enfrenta a la Ciudad con la Nación

Los trabajos en Villa Crespo-Chacarita y La Paternal aún no se terminaron y están pendientes desde que se inauguró la traza elevada en 2019; los gobiernos firmaron un acuerdo para el traspaso de la obra

La estación La Paternal, uno de los dos paradores que quedaron sin terminar en el viaducto del tren San Martín y que son parte del traspaso

CAPITAL FEDERAL 14 Oct (La Nacion).- La reactivación de un plan para completar las obras inconclusas de dos estaciones del viaducto del tren San Martín abrió un nuevo conflicto entre los gobiernos de la Ciudad y la Nación. Los paradores Villa Crespo-Chacarita y La Paternal, sin terminar desde que se inauguró la traza ferroviaria elevada en 2019, habían quedado al final de la lista de prioridades por la reasignación de fondos para hacerle frente a la pandemia de coronavirus. Pero en los últimos días se firmó un convenio que podría cerrar la historia aunque no sin antes una serie de acusaciones cruzadas por el estado de la infraestructura.

El del San Martín, como el resto de los viaductos inaugurados durante la primera gestión de Horacio Rodríguez Larreta, se ejecutaron con fondos provenientes del Estado nacional que le encomendaba a la Ciudad concretar las obras. Pero en 2019, meses después de su inauguración, los trabajos se suspendieron por falta de presupuesto, y algunas irregularidades con las empresas contratistas. Hace pocos días, dos años después, ambas jurisdicciones firmaron un acuerdo para traspasar las estaciones a la Nación, que ahora debería poner en marcha la obra y terminarla.

Las obras en la estación La Paternal están suspendidas desde 2019 cuando se inauguró el viaducto del tren San Martín

“El Estado nacional se hará cargo de las obras para culminar las estaciones La Paternal y Villa Crespo luego de cuatro años de abandono del Gobierno porteño. Las dos paradas fueron abandonadas en 2019 por la ciudad que tenía a cargo sus trabajos”, apuntan desde la Nación. En el Ejecutivo porteño no se sorprenden por la acusación en ese tono y responden que desde que dejaron de recibir fondos nacionales hubo varias comunicaciones formales para concretar el traspaso. Además, que nunca dejaron de realizar trabajos de mantenimiento sobre ambas estaciones.

El viaducto San Martín se inauguró en julio de 2019 —el segundo después del ejecutado con el tren Mitre—, con una extensión de cinco kilómetros entre las calles Paraguay, en Palermo, y Punta Arenas, en La Paternal. La elevación de las vías permitió abrir calles que permanecían cerradas al tránsito y eliminar once barreras; también obligó la demolición del histórico Puente de la Reconquista, conocido como el puente de Juan B. Justo, en su cruce con la avenida Córdoba.

Las estaciones quedaron sin terminar y los trenes no se detenían allí. Con colectivos a disposición de los pasajeros se trató de mitigar el impacto del cierre pero sin soluciones a la vista. En septiembre del mismo año, el Gobierno porteño rescindió el contrato con la UTE formada por las empresas Green y Rottio por incumplimiento e irregularidades. Un nuevo proceso licitatorio se había puesto en marcha, pero las prioridades por la pandemia cambiaron los planes y siguieron con la obra detenida.

“En el marco de la pandemia de Covid-19 y en línea con la emergencia sanitaria declarada en la ciudad de Buenos Aires fue necesario ordenar y priorizar las obras proyectadas para la próxima etapa. Por tal razón se revisaron y acomodaron los planes de trabajo de algunas obras que ya habían sido iniciadas o tenían empezado su proceso licitatorio, como el caso de las estaciones La Paternal y Villa Crespo-Chacarita”, informaban el año pasado desde la Secretaría de Transporte y Obras Públicas.

Desde Trenes Argentinos Infraestructura indicaron que las estaciones se encuentran en estado de abandono; el gobierno de la Nación debería terminar la obra

Sin embargo, y según informa la Secretaría de Transporte porteña, a través de Autopistas Urbanas SA continuaron los trabajos complementarios relacionadas con la seguridad de las obras ferroviarias para garantizar la correcta operación de los servicios del tren San Martín. Desde noviembre de 2019 hasta que se realizó el traspaso, el 5 de octubre pasado, y de acuerdo a detalle al que tuvo acceso LA NACION, la Ciudad completó trabajos en el sistema de señalamiento, instalación de potencia en ambas estaciones, provisión y montaje de las escaleras de emergencia, ejecución de obras remanentes de vías e infraestructura, demolición de estructuras provisorias, terminación de obras hidráulicas, y colocación de paneles acústicos, entre otros.

“Comenzaron las conversaciones e intercambios de notas formales para comunicar el estado de las obras y los trabajos que se iban realizando. Además, se solicitó al Ministerio de Transporte de Nación una definición sobre cómo querían operativizar la finalización de las estaciones faltantes. Ante la falta de respuesta sobre el financiamiento se firmó el acta de entrega de las obras con el 93% del viaducto San Martín terminado y en funcionamiento”, informaron desde la Secretaría.

Acusación

Fuentes de Trenes Argentinos Infraestructura confirmaron que en los próximos días comenzarán los trabajos más urgentes e iniciales, de mantenimiento y de protección de las estructuras, mientras se preparan las licitaciones para las obras más grandes. “La situación que nos encontramos en las estaciones La Paternal y Villa Crespo es catastrófica. El estado en el que están las estaciones hace que se necesite una batería de obras de gran alcance para su modernización y puesta en funcionamiento”, indicaron.

Entre los trabajos que se enumeran está la construcción de escaleras y losas de andén, instalaciones sanitarias, de luminarias, mobiliario urbano, provisión de cubiertas, puesta en servicio y habilitación de ascensores y escaleras mecánicas. Además de la infraestructura general, reparaciones generales, ejecución de descargas pluviales, colocación de paneles acústicos, reparaciones de vigas y columnas, entre otras.

“Las gerencias de infraestructura y planeamiento se encuentran en el proceso de elaboración de pliegos, pero se decidió avanzar con tareas preliminares sobre las estaciones para empezar a revertir el estado. Principalmente se van a trabajar en las condiciones para la seguridad de las estaciones y de las vecinas y vecinos de la zona, y de los equipos de trabajo que lleven adelante la obra”, comunicaron desde Trenes Argentinos Infraestructura.

Más allá de las acusaciones cruzadas y las responsabilidades el acuerdo, parece ser finalmente la solución para los pasajeros que utilizan a diario el servicio. Antes de la pandemia viajaban 90.000 pasajeros a diario en el tren San Martín que tiene una extensión de 70 kilómetros entre Cabred, en la provincia de Buenos Aires, hasta Retiro, conectando a la ciudad con los municipios de Tres de Febrero, Hurlingham, San Miguel, Pilar y Luján. La zona también concentra un movimiento de 250.000 usuarios de colectivos y 260.000 automovilistas que circulan con mayor facilidad por la eliminación de las once barreras.

No hay comentarios.: