lunes, 23 de marzo de 2015

Noticias de Medio Dia

Revolución en las vías locales por los anuncios de la Nación

BAHIA BLANCA 23 Mar(LA Nueva Provincia).-Cada vez son más los rumores que advierten sobre la reestatización de los trenes de carga y de pasajeros.Aunque lejos de las decisiones oficiales, las vías bahienses vienen registrando no pocos comentarios en torno al posible avance de la Nación sobre las empresas que operan en los rieles regionales.Las primeras versiones giraron en torno a la nacionalización de las cargas, es decir, al pase a la esfera estatal de los servicios que prestan Ferroexpreso Pampeano (Techint) y Ferrosur Roca (Camargo Correa) en nuestro medio.La privatización de las cargas es bastante diferente a la de los trenes de pasajeros, por cuanto las empresas debían tributar un canon que se eliminó en la primer renegociación contractual planteada por los adjudicatarios a poco de asumir un negocio menos próspero de lo que habían proyectado.Hoy, según especialistas, tanto las dos líneas mencionadas como el Nuevo Central Argentino (Aceitera General Deheza), puede tener a su cargo el no muy redituable trabajo de transportar cemento, aceite o cereales, pero sí funcional a una ecuación empresaria en la que intervienen otros factores.Hoy la carga ferroviaria no muestra una tendencia creciente y, si bien hay confusión sobre los alcances que tendrá la iniciativa oficial de nacionalización, todo parece indicar que la totalidad del comando en manos estatales tiene visos ciertos de convertirse en realidad. 


El caso Ferrobaires

Donde el panorama resulta mucho más complicado y sujeto a los vaivenes presidenciales de Florencio Randazzo y Daniel Scioli es en lo referente al transporte ferroviario de pasajeros en el interior de la provincia de Buenos Aires. De hecho cada vez hay más rumores alertando sobre la inminente nacionalización de Ferrobaires, aunque algunos veteranos ferroviarios no dudan en señalar que esta jugada recién se efectivizará una vez resuelto el candidato del Frente para la Victoria, por cuanto Randazzo no moverá un dedo para mejorar los trenes de Scioli, insistiendo en poner de manifiesto la precariedad con la que se cumplen los servicios.Sin mejoras ni material rodante en mejores condiciones, sin vías aceptables ni proyectos, Ferrobaires atraviesa su peor momento desde que los ramales bonaerenses fueron asumidos por el Estado provincial, tras la privatización de Carlos Menem.Estos 22 años de concesión donde la Provincia se hizo cargo sin recibir un centavo muestran el derrumbe del tren como medio de transporte de pasajeros. El saqueo iniciado en 1993 dejó como saldo no sólo numerosos servicios perdidos (de trenes servicios diarios a Mar del Plata quedó uno) o los 1.100 kilómetros de vías menos, sino que también debe tenerse en cuenta que Ferrobaires hoy opera con el 12 por ciento de las locomotoras que tenía hace 20 años y con el 17 por ciento menos de coches. Eso sí, en los últimos diez años, pese a prestar un servicio testimonial, la empresa aumentó 2,5 veces su cantidad de empleados y hoy posee un presupuesto 13 veces superior al de 2003.En definitiva, la cuenta es sencilla: más empleados y más dinero gastado para brindar menos servicios y de peor calidad, lo que genera cada vez menos pasajeros y más subsidios.El golpe de gracia estará dado en caso de aprobarse el proyecto de ferrocariles estatales remitido por Randazzo al Congreso, el cual contempla la nacionalización de los ramales regionales, tanto de pasajeros (Ferrobaires), como de cargas (Ferroexpreso Pampeano y Ferrosur).

Enorme inversión en ferrocarriles pre-estatización

CAPITAL FEDERAL 23 Mar (La Nacion).-"Cristina Fernández de Kirchner, presidenta de la Nación: "[Invertimos] más de US$1.200 millones en trenes para pasajeros en todo el AMBA".El ministro de Interior y Transporte y precandidato presidencial del Frente para la Victoria, Florencio Randazzo, anunció esta semana el envío del proyecto para la estatización de los ferrocarriles a la Cámara de Diputados. La decisión había sido adelantada por la presidenta, Cristina Fernández de Kirchner, en su discurso del 1° de marzo último, durante el cual destacó la inversión ferroviaria realizada por el Estado nacional en los trenes metropolitanos. "[Invertimos] más de US$1.200 millones en trenes para pasajeros, en toda la región del AMBA (Área Metropolitana de Buenos Aires). Ya hemos hecho toda la renovación de vías y de flota del Sarmiento, del San Martín y del Mitre", puntualizó la Presidenta en referencia a las diferentes líneas. ¿Qué muestran los datos? El Gobierno nacional compró, entre 2008 y 2014, un total de 974 coches para las líneas Roca, Belgrano Sur, Sarmiento, Mitre y San Martín. Se trata en todos los casos de formaciones nuevas, según datos oficiales, que en total alcanzan una inversión de más de US$ 1.100 millones. Si se suman otras compras registradas para trenes de mediana distancia dentro del Área Metropolitana se llega al número citado por Fernández de Kirchner.La última vez que un Gobierno nacional había adquirido formaciones nuevas había sido en 1985, cuando durante la Presidencia de Raúl Alfonsín se compraron 200 coches japoneses Toshiba para la electrificación de la Línea Roca.En enero de 2013, casi un año después de la llamada tragedia de Once en el tren Sarmiento, en la que murieron 52 personas y más de 700 resultaron heridas, la Presidenta anunció inversiones para el sector ferroviario. Estas incluían la incorporación de material rodante para ese ramal y el Mitre, además de la construcción y reparación de pasos a nivel. El objetivo, dijo entonces, era la renovación total de la flota. Luego, el Ministerio de Interior y Transporte de la Nación realizó más compras para otras líneas que circulan en el AMBA, como el Roca y el Belgrano Sur, que se sumaron a una que había realizado el Gobierno para la línea San Martín en 2008, de acuerdo con datos oficiales.A más de dos años de aquel anuncio, el Gobierno nacional incorporó más de 900 coches 0km para las cuatro líneas metropolitanas mencionadas que fueron adquiridos a fabricantes estatales chinos, las empresas CSR Sifang y CNR, por una inversión total de más de US$ 1.100 millones (ver datos).Si se suman los 242 coches que la Nación compró en 2010 para ramales de mediana y larga distancia, el monto de recursos invertido supera los US$ 1.400 millones. En ese total están incluidas adquisiciones para trayectos de media distancia que recorren partidos que integran el AMBA (como Constitución-La Plata o Constitución-Cañuelas), y otros que no, como el ramal Retiro-Córdoba.Así, la inversión alcanza las proporciones citadas por Fernández de Kirchner, aunque sin poder determinar el monto exacto, ya que en el contrato de compra no se discrimina para qué trayectos se van a utilizar los trenes de media y larga distancia.De este total de coches, las líneas que ya recibieron formaciones y están en funcionamiento son la San Martín, Sarmiento y Mitre. Este mes, por su parte, llegaron al país los primeros coches para el tren Roca. Jorge Waddell, coautor del libro Nueva Historia del Ferrocarril en la Argentina: 150 años de Política Ferroviaria, señaló que las inversiones de la Nación se producen en dos rubros: material rodante de pasajeros y vías. "Las obras de vía se hacen en parte con fondos del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y en parte con recursos propios del Gobierno", detalló a Chequeado. A fines de 2013, el BID otorgó a la Argentina un préstamo por US$ 1.500 millones, de los cuales US$ 300 millones se destinaron a "la renovación y electrificación del servicio ferroviario de pasajeros del Ramal Plaza Constitución-La Plata (52,6 km) del Ferrocarril Roca". El Gobierno nacional, como parte del acuerdo, aportará otros US$ 200 millones para la obra del Roca.Respecto de la compra de material rodante, Waddell agregó: "Es parte de los acuerdos comerciales con ese país, en algunos casos fue a crédito otorgado por el gobierno de China y últimamente las últimas compras se hicieron al contado, o con pagos a corto plazo". En un documento de 2013 titulado "Una estrategia para la rehabilitación de los ferrocarriles metropolitanos de Buenos Aires", distintos especialistas en Transporte de la Universidad Nacional de San Martín (UNSAM), entre los que se encuentra José Barbero, concluyeron que "en los últimos doce meses se han impulsado una serie de acciones de relevancia (modificaciones organizacionales, proyectos de inversión, creación de la Autoridad de Transporte Metropolitano, entre otras) que dan cuenta del compromiso del Gobierno nacional para la recuperación del sector ferroviario metropolitano". En este sentido, la economista especializada en el sector y financiamiento del transporte, Carmen Polo, señaló que, "en este momento puntual, esta incorporación masiva de coches es una inversión importante". Pero agregó que, de cara al futuro, "en materia ferroviaria es necesaria la continuidad sistemática de las inversiones" para el mantenimiento del material rodante y de la infraestructura.

No hay comentarios.: