lunes, 7 de enero de 2019

Viaductos

Habrá comercios, oficinas y plazas en los espacios que hoy ocupan vías de tren en la Ciudad

CAPITAL FEDERAL 7 Ene (Iprofesional).-Este año, el gobierno porteño inaugurará los viaductos de las líneas San Martín, Mitre y Blegrano Sur y planea licitar los espacios debajo de los puentes

En 2019 no habrá anuncios de grandes obras en la ciudad de Buenos Aires pero finalizarán los megaproyectos que comenzaron el año pasado.

Se inaugurarán los viaductos ferroviarios sobre las trazas de las líneas San Martín, Mitre y Belgrano Sur.

Entre los tres suman unos 18 kilómetros de columnas de hormigón donde se apoyarán las vías que correrán en altura y que permitirán eliminar barreras conflictivas para agilizar el tránsito en zonas calientes. Pero, además, debajo de estos puentes ferroviarios se construirán comercios, oficinas y espacios verdes.

Así lo delinearon en la última sesión de la Legislatura porteña luego de que los vecinos manifestaran la preocupación de que allí se instalaran asentamientos en condiciones insalubres.

Además de la administración local, en esta trama entrarán en escena la Agencia de Administración de Bienes del Estado (AABE), el organismo que actualmente administra estos terrenos, y el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (ADIF), informó el diario La Nación.

Entre las tres partes resolverán el destino de unos 130.000 metros cuadrados, o 13 hectáreas, la totalidad del espacio liberado por la elevación de las vías en las tres líneas ferroviarias.

Comercios, oficinas gubernamentales que brinden servicios a los vecinos y espacio público serán los usos permitidos en las tierras, que deberían contar con áreas peatonalizadas, bicisendas, equipamiento para ejercicios al aire libre y puntos de encuentro y reunión, según el proyecto que informó el Ministerio de Desarrollo Urbano y Transporte de la ciudad. 

La inauguración del viaducto Mitre está prevista para julio de este año y la del San Martín, para agosto. Pero hasta el momento la AABE no recibió ningún pedido de parte del gobierno porteño para realizar el traspaso de las tierras con su correspondiente uso. Solo está confirmado que en la zona de Barrancas de Belgrano, por donde circula la primera de las líneas mencionadas, se construirá un centro de transbordo para mejorar la conexión de los pasajeros de las distintas líneas de colectivos que llegan a ese punto con el servicio de trenes que une Tigre con Retiro. Y que en La Paternal, en el ramal San Martín, habrá nuevas oficinas ferroviarias.

Mientras tanto, desde la AABE confirmaron al matutino que están terminando de redactar los pliegos de licitación para la concesión de espacios a privados, aunque aún la Ciudad no terminó de definir qué tipo de uso se le dará a cada tramo. Esa documentación es necesaria para avanzar con los permisos de explotación.

El despliegue de las vías en altura obligó a reconfigurar la traza urbana en algunos sectores de su recorrido. Por ejemplo, en el cruce de las avenidas Córdoba y Juan B. Justo, donde se desmontó el Puente de la Reconquista, conocido como "el puente del poeta" por los mensajes que habitualmente se escribían sobre la estructura. Precisamente allí, debajo del macizo de hormigón, se originaban ranchadas temporales y otras que dieron forma a un asentamiento con casillas de materiales.

La superficie aproximada que se generará en el caso del viaducto Mitre será de 9200 m2 de espacio público, 8700 m2 para locales comerciales y de servicios, y otros 8.000 m2 en los que se ubicará una playa de regulación de colectivos que funcionaba sobre la calle aledaña a la estación de trenes Belgrano C, frente a las Barrancas de Belgrano.

En cuanto al San Martín, serán 32.000 m2 de espacio público y 28.600 m2 para áreas que brinden actividad comercial y de servicios a la ciudad.

La elevación del tren Mitre tendrá una extensión de 3,9 kilómetros, entre las avenidas Dorrego y Congreso. La obra permitirá eliminar ocho barreras en los cruces de las calles Olleros, La Pampa, Sucre, Juramento, Mendoza, Olazábal, Blanco Encalada y Monroe. A su vez, se abrirán dos pasos vehiculares (en Echeverría y Roosevelt) y dos para los peatones (en Virrey del Pino y José Hernández). La intervención, realizada por el Ministerio de Desarrollo Urbano y Transporte junto a Autopistas Urbanas SA (AUSA), forma parte del plan Buenos Aires Sin Barreras.

Además del centro de transbordo, la obra incluye dos nuevas estaciones elevadas: Lisandro de la Torre y Belgrano C. Estarán a 9,5 metros de altura y tendrán andenes de 220 metros de largo. Los pasajeros accederán por la vereda y, una vez dentro, deberán utilizar las escaleras pedestres, otras mecánicas y los ascensores para subir a la altura de las vías. Los andenes de Belgrano C serán cubiertos; en cambio, en Lisandro de la Torre estarán semiabiertos.

En tanto, el viaducto del San Martín conectará los barrios de Palermo y La Paternal, entre la calle Honduras y la avenida Garmendia, un trayecto de cinco kilómetros. La obra permitirá eliminar 11 barreras, las correspondientes a los cruces con las avenidas Córdoba y Corrientes, y las calles Jorge Newbery, Garmendia, Honduras, Gorriti, Cabrera, Niceto Vega, Loyola, Ramírez de Velasco y Girardot. Además se generarán nuevos cruces para el tránsito en las calles Castillo, Aguirre, Vera, Villarroel, Iturri, Caldas y Montenegro, y otros dos para circulación exclusiva de peatones en las calles Concepción Arenal y Leiva.

Por último, el viaducto del Belgrano Sur tendrá 5,6 kilómetros entre Nueva Pompeya y Constitución; desaparecerán ocho barreras.

No hay comentarios.: