sábado, 1 de agosto de 2020

En Saladillo

Salomón y Lissalde anunciaron un ambicioso proyecto: la apertura de av. Moreno y traslado de la estación de tren al barrio Apeadero

SALADILLO 1 Agos(ABCSaladillo).-El intendente José Luis Salomón, en comunicación con Ricardo Lissalde -presidente de la Administración de Infraestructura Ferroviaria-, realizó el anuncio de un importante proyecto que, a grandes rasgos, tiene como objetivo la apertura de la avenida Moreno y el traslado de la estación del ferrocarril. En líneas generales, el proyecto involucra: la apertura de la avenida Moreno hasta la Ruta 205, para que sea el principal acceso a la ciudad; el traspaso de la estación de tren Roca (Alem y Moreno) a los terrenos del ferrocarril provincial (en el barrio Apeadero); la cesión de terrenos del ferrocarril Roca para uso cultural y deportivo del Municipio; y una nueva estación para soñar con el regreso a la operatividad del ferrocarril, la cual a futuro pueda ampliarse también para estación de ómnibus.

En este sentido comenzó a trabajar la Secretaría de Obras Públicas comandada por el ingeniero Guillermo Candia. En el proyecto, además, trabaja la Secretaría Técnica de la Administración de Infraestructura Ferroviaria (ADIF) que preside Ricardo Lissalde; los arquitectos del Municipio, Lisandro González, Anabella Fasano y Matías Salomón; y los arquitectos Vanina Iocco, Germán Storti, y Augusto Pellegrino.
El proyecto visualiza una nueva estación de ferrocarril, ubicada en las proximidades de Alem y Sanguinetti. En la planificación se repitió la estética y el contenido urbanístico de la plaza principal, imaginando así una estación moderna con un puente de paso peatonal para una posible conexión con una terminal de ómnibus.

“Esta iniciativa es de todos: ha habido innumerables iniciativas a lo largo de la historia para hacer proyectos similares, y lo que uno quiere a esta altura, con la posibilidad de estar donde estamos, es que hagamos todo lo posible todas las partes para que esto se convierta en una realidad. De a poco, en la medida de lo posible”, admitió Lissalde.

En principio, Guillermo Candia comenzó hablando los lineamientos generales del proyecto: “El objetivo técnico es la apertura de una avenida, pero el objetivo final es mantener vinculados los barrios y parte de la sociedad de una misma ciudad. El proyecto de la apertura de la avenida Moreno hasta la Ruta 205, pasando por las vías del ferrocarril, forma parte del código de ordenamiento urbano que se aprobó a principios de año”.

“De este proyecto surgen tres consideraciones para poder llevarlo a cabo: necesitamos atravesar las vías del ferrocarril y eso conlleva un traslado, una desafectación, de la zona de pasajeros del ferrocarril y el playón de maniobra de cargas, y desafectación del edificio de la estación del ferrocarril para usos diversos de índole municipal”, agregó Willy.

Luego, el Director de Planeamiento, Tierra y Vivienda, Lisandro González, admitió que “a todos, desde que el ferrocarril dejó de pasar, se nos ocurrió más de una vez preguntarnos ‘¿por qué no abren esta calle?’”. En ese sentido, ahondó: “En 2018, entre el Municipio y el Colegio de Arquitectos, se hizo un trabajo macro estudiando las problemáticas arquitectónicas que tenían las ciudades. Como resultado surgió, por un lado, el inminente crecimiento que tiene Saladillo hacia el lado de Buenos Aires; y la barrera física y la desvinculación territorial que genera la ruta y el vacío del ferrocarril. Para esto, nosotros lo que proponíamos es: si logramos vincular la plaza con el parque de las aguas corrientes, y el parque del ferrocarril Roca con el parque del ferrocarril provincial, solucionamos estos dos grandes dilemas. Nosotros propusimos muchos proyectos y seguramente haya muchos más: uno de ellos es la apertura de la avenida Moreno”.

“Tenemos diferentes opciones sobre cómo sería esa apertura. Lo que siempre consideramos es que tiene que ser de doble mano desde la rotonda hasta la circunferencia de la estación. Debemos resolver cómo venir de doble mano, y pasar a una: una es con una rotonda, y otra es con dársenas”, agregó González.

Luego, Ricardo Lissalde se refirió a la cuestión del traslado de la estación del ferrocarril: “Cuando el intendente me planteó la inquietud de este viejo anhelo de abrir la avenida Moreno, rápidamente hicimos un informe técnico sobre cuáles eran las posibilidades. Ese paso se puede abrir con un desnivel o bajo nivel, pero por razones de costo no es posible plantearlo. Entonces empezamos a pensar en un paso a nivel, y para sortear los obstáculos que la normativa nos plantea, hay que desafectar las playas ferroviarias por las distancias mínimas entre una estación y un paso a nivel. Por eso nunca se pudo habilitar el paso a nivel en la calle Sojo: es un paso que es informal, y dura en el tiempo porque no hay operación”.

“La aspiración que todos tenemos es recuperar la operación de pasajeros; para eso, primero tenemos que recuperar las vías. Las vías están concesionadas, en este caso a Ferrosur, desde el año 1995: el año que viene se vence esa concesión y nosotros estamos trabajando para recuperar las vías, o por lo menos para que la jurisdicción de los terrenos de las vías se recuperen a potestad del Estado”, agregó Lissalde.

En lo concreto del proyecto, el presidente de la ADIF ahondó: “Nos pusimos a trabajar ya en un proyecto para trasladar la estación de trenes a una segunda estación en Apeadero, en los terrenos del ex ferrocarril provincial. Lo hicimos tímidamente porque esos terrenos son propiedad municipal, y para que nosotros podamos hacer una estación ahí necesitamos que el Concejo Deliberante y las autoridades municipales nos cedan esos terrenos para que nosotros podamos construir. Le hemos hecho una propuesta que vamos a presentar en sociedad por pedido del intendente”.

Por último, José Luis Salomón admitió: “Ojalá lo podamos concretar en poco tiempo. No queremos ni Ricardo ni yo generar falsas expectativas, en el sentido de decir que esta situación se va a dar de un día para el otro, ya que no es así. Es un proyecto ambicioso”.

“Soñar nos genera pasión permanente, nos genera la pasión de intentar el gran desafío de alcanzarlo. Cuando son compartidos los sueños tienen mucho más valor. Hay vida después de la pandemia. Lo que hoy estamos mostrando es un sueño a concretar, un trabajo compartido, un desarrollo que va a tener que tener la participación de la ADIF y de ambos bloques de concejales”, agregó Salomón.

El intendente también expresó que tratará de “aprovecharlo – a Lissalde- de la mejor manera posible, intentando que ambos podamos sacar el mayor fruto, la mayor riqueza, de ocupar un cargo público nada más ni nada menos que a nivel nacional. Muy pocos saladillenses pueden estar en ese lugar, y lo que hace Saladillo es no desaprovecharlo. Y acá tenemos el gran desafío de saber compartir el poder, que es uno de los grandes desafíos a nivel nacional”.

No hay comentarios.: