sábado, 12 de junio de 2021

FERROCARRILES ARGENTINOS

Los Talleres, la COOTTAJ y la metamorfosis ferroviaria


JUNIN 12 Jun(Semanario).-Después de 27 años de tareas alternadas y mucha incertidumbre, los últimos trabajadores ferroviarios de Junín y el tradicional predio histórico volvieron a manos del Estado Nacional, cumpliendo el anhelo de los cooperativistas y la promesa del fallecido ministro Mario Meoni. El futuro empieza a construirse, tal como le expresaron a SEMANARIO el presidente de la entidad y la diputada provincial, Valeria Arata.

Con un rápido trámite invadido más por la emoción que por la formalidad, en menos de media hora, al aire libre y con los vagones del Museo Histórico Ferroviario recientemente restaurados como escenario, se celebró la asamblea de la Cooperativa de Trabajo Talleres Junín (COOTTAJ), tendiente a “restituir los talleres e incorporar a los socios a una empresa del Estado nacional”.

El presidente de la COOTTAJ, Pedro Rodríguez, y autoridades de la empresa con mayoría estatal que tomará la responsabilidad de conducir los talleres locales, llevaron a cabo los pasos contractuales respectivos, se recordó la figura de Mario Meoni, y se dejó abierta una puerta al desarrollo.

De este modo, y en primera instancia, cincuenta trabajadores pasarán a depender de la órbita estatal, enrolados en la empresa Desarrollo y Capital Humano Ferroviario (Decahf).

En diálogo con SEMANARIO, Rodríguez, emocionado hasta el llanto, expresó que “hace bastante tiempo que vengo esperando este momento, sabiendo que se iba a concretar. La muerte de Mario (Meoni) nos complicó y nos golpeó duro y hoy por hoy se abre un panorama inmenso en la cooperativa”.

El líder ferroviario, que alguna vez flaqueó en la tarea y creía que debería entregarle el “candado” al actual intendente Pablo Petrecca para cerrar el predio, sostuvo ahora sin embargo que “la ciudad de Junín va a tener un taller como muchos de nosotros soñamos. Con mucha gente trabajando y capacitándose porque esta empresa (Decahf) se dedica particularmente a la capacitación ferroviaria de todo tipo. Es un gran logro y estoy super agradecido”.

Por su parte, la diputada provincial Valeria Arata, dijo a este medio que “hoy es un día emocionante, un día histórico de tantos años y este anhelo que tuvieron nuestros compañeros luchando desde la cooperativa, cuidando los galpones”.

La legisladora destacó además “el compromiso y el valor de la palabra de Mario que un día antes de asumir como ministro de Transporte vino solo a estos talleres trayendo el compromiso hacia todos estos trabajadores que tanto lucharon por volver al Estado y ese sueño hoy se transforma en realidad. Es un día histórico que los talleres ferroviarios de Junín puedan dar este puntapié inicial por lo que implica en términos estratégicos regional y nacional y lo que implica para nuestra ciudad”.

Añadió Arata que “ahora la lucha continúa, pero hoy con otro impulso y desde la Sapem (sociedad anónima de participación del Estado) ya vinieron, recorrieron las instalaciones, evaluaron las herramientas, charlaron con el personal y ya se está pensando en la reactivación”.

Finalmente, la diputada dijo a SEMANARIO que “hay una gran expectativa y este hecho se constituye en un impulso para volver a tener los talleres que alguna vez tuvimos y que Junín necesita y se merece”.

Para concluir en que “es una piedra basal de lo que va a venir y todos podrán sumarse. Esperamos que no sea sólo un polo ferroviario sino que también se extienda a la producción agropecuaria y a todo lo que tiene que ver con la industria metalmecánica que puede desarrollarse desde estos talleres”.


PROYECTO INICIAL

Según este proyecto, el objetivo es restituir los talleres, con los socios de la Cooperativa y el material a la órbita del Estado nacional, y crear en nuestra ciudad un polo ferroviario -que ayer se pidió que lleve el nombre del ministro fallecido Mario Meoni- que contemple capacitaciones, en conjunto con la UNNOBA y el Colegio Industrial. Además de las tareas de taller metalmecánico.

Haciendo frente al achicamiento de los ferrocarriles en la Argentina, los talleres de Junín, a través de la COOTTAJ, se sobrepusieron a varios años de crisis económica y de recursos, y si bien estuvieron al borde de la desaparición, lograron subsistir y mantener oficios claves para la recuperación del tren. Fueron 27 años de existencia y lucha.

Tras la asunción del ex intendente Mario Meoni en el Ministerio de Transporte se realizaron diversas gestiones.

Apenas designado, el ministro visitó los talleres y las actividades comenzaron a reanudarse con la asignación de trabajos de reparación de coches del Museo Nacional Ferroviario y otros patrimonios, además de trabajos para Trenes Argentinos Cargas y concesionarias.

En su última visita a los talleres, Meoni expresó: “A mí me tocó ser concejal en 1991, cuando ocurrió el cierre de los ferrocarriles. Estuve en la puerta del ferrocarril, fui el único de los dieciocho concejales que estuvo, peleando por la necesidad de mantener estos trenes y los talleres operando, porque eran una fuente de desarrollo permanente de Junín. Pasaron los años y hubo un grupo de gente que mantuvo en pie la cooperativa. Hubo un grupo que durante 27 años ha estado trabajando todos los días, con mucho o poco trabajo, o con nada, pero estuvieron sosteniendo en pie la posibilidad de reinicio”.

LA NUEVA EMPRESA

Tras la asamblea realizada por la cooperativa donde se aprobó el traspaso, sólo queda que la nueva empresa tome las riendas de los tradicionales talleres.

Precisamente, “Desarrollo del Capital Humano Ferroviario” (Decahf) es una Sociedad Anónima de Participación Estatal Mayoritaria (sapem) y es la sucesora de la empresa Administradora de Recursos Humanos Ferroviarios y fue creada con el objeto de diseñar, organizar, promover y realizar actividades de asistencia técnica, asesoría, capacitación, complementación, entrenamiento, especialización, formación y recalificación y gestión de recursos humanos, fortalecimiento organizacional y resguardo documental en materia ferroviaria.

Entre sus unidades de trabajo se encuentran:

El Archivo Histórico Documental Ferroviario, el cual atesora toda la información histórica, administrativa y técnica de los ferrocarriles desde su creación hasta la actualidad y concentra la historia laboral del personal ferroviario de nuestro país; el Centro Nacional de Capacitación Ferroviaria en donde se realiza la instrucción y formación técnica del personal ferroviario contando con la más moderna tecnología y convirtiéndose en el Ente Rector en Capacitación Ferroviaria de la República Argentina, y el Museo Nacional Ferroviario “Raúl Scalabrini Ortiz” en el que se exhibe y preserva el patrimonio ferroviario, relacionado con la historia argentina, y aloja un Centro de Estudios Históricos Ferroviarios.

Esta empresa y la cooperativa recientemente desactivada, ya se conocen entre sí debido a que esta última ya había comenzado a realizar tareas el año pasado.

La COOTTAJ llevó a cabo los trabajos de restauración y puesta en valor de los coches que formarán el tren itinerante del Museo Ferroviario Raúl Scalabrini Ortíz.

Interviniendo además sobre las unidades de origen holandés marca Werkspoor O.F. 1 (Coche presidencial), B.A. 400 (Bar con aire acondicionado convertido de un coche Pullman), P.A. 408, P.A. 412 y P.A. 427 (los tres Pullman con aire acondicionado) los Fiat Concord fabricados por Materfer C.T. 1517 (Clase turista), P. 1068 (Primera clase), el F.U. 1835 (Furgón con grupo electrógeno marca Werkspoor) y el Coche Cine de origen japonés Hitachi P.A.C. 606 (Pullman con aire acondicionado cine).


No hay comentarios.: