jueves, 20 de diciembre de 2012

Verificación del Tren del Fin del Mundo


El INTI en el Tren del Fin del Mundo

BUENOS AIRES 17 Dic(INTI).-En el rincón más austral de la Argentina, el Instituto Nacional de Tecnología Industrial vela por la seguridad de quienes se transportan por medio del Ferrocarril Austral Fueguino. Para ello, verifica el estado de las locomotoras, la infraestructura y las locaciones de este atractivo turístico que visitan anualmente miles de personas. A fines de noviembre, el INTI realizó parte de la inspección periódica al Ferrocarril Austral Fueguino (FCAF) ubicado en la ciudad de Ushuaia, Tierra del Fuego. Este examen se realiza desde mediados de la década del noventa a pedido de Parques Nacionales, y tiene como fin analizar y controlar el desempeño de las locomotoras a vapor y diesel, material rodante, verificar la infraestructura del ferrocarril, capacitar y evaluar el personal ferroviario. En esta oportunidad, el INTI se ocupó de examinar las locomotoras a vapor y diesel, los coches de pasajeros y vagones de carga, y otros equipos en desarrollo tales como una maqueta de bogie de nuevo diseño. Un bogie es una estructura rodante sobre la que descansan los vagones y las locomotoras actuales que no utilizan ejes fijos. Estos son necesarios para que un vehículo ferroviario largo pueda tomar las curvas con agilidad y seguridad. También se examinaron las instalaciones del taller ferroviario, las oficinas técnicas, edificios y estructuras en general de vías y puentes. Al mismo tiempo, se controló el estado de los andenes de las estaciones Fin del Mundo, La Macarena, Lombardich y Parque Nacional; y se evalúo la seguridad de la operación de los trenes y del personal correspondiente a cada área. La verificación estuvo a cargo del especialista en vapor moderno, operación e ingeniería ferroviaria Shaun Mc Mahon perteneciente a los centros de Mecánica y de Energía del INTI, quien señaló: “El trabajo forma parte del control habitual y regular del ferrocarril por parte del Estado y a su vez es un buen ejemplo de intercambio público-privado a nivel profesional industrial, científico y técnico”. A lo largo de estos años se realizaron asistencia técnica a distintos trabajos dentro del tren y se llevaron a cabo modificaciones mecánicas y termodinámicas. Se reformó una locomotora, se auditaron las empresas fabricantes de vagones y se probó un tratamiento de agua para las calderas con el fin de optimizar y mejorar el rendimiento. A su vez, esta implementación permitió bajar los costos asociados al mantenimiento de las calderas de las locomotoras y aumentar su vida útil. El tratamiento de agua fue desarrollado por el ingeniero Livio Dante Porta (1922-2003), mientras trabajó como director del Departamento de Termodinámica (hoy centro de Energía del Instituto) en los años setenta. Porta fue uno de los mayores investigadores de la tecnología a vapor moderno en el siglo veinte. En la actualidad, el INTI promueve el desarrollo del vapor moderno desde los centros de Mecánica y Energía. La reactivación del FCAF hace casi dos décadas y la asistencia histórica del INTI -reconocido como referente mundial en este tipo de tecnología- evidencian que el vapor moderno no solo continúa, sino que prospera en la industria de trenes.

Del traslado de presos al atractivo turístico. Fundado durante los primeros años del siglo veinte, el ferrocarril más austral fue destinado para trasladar a los presos a la cárcel del Fin del Mundo ubicada en Tierra del Fuego. Por tal motivo el tren también fue conocido como "El tren de los presos". Funcionó hasta 1949, momento en que un fuerte terremoto bloqueó y destruyó gran parte de la línea férrea. A partir de ese acontecimiento, el servicio se hizo inviable hasta que finalmente el tren dejó de circular. En octubre de 1994 el ferrocarril se reactiva por iniciativa privada. En este proceso la firma convocó al INTI para solicitar asistencia técnica en materia de equipamiento y de seguridad, en función de que el Tren del Fin del Mundo es un atractivo turístico que anualmente visitan miles de personas. Según recuerda Jorge Schneebeli, director del Centro INTI-Mecánica: “el Instituto comenzó a auditar y realizar las primeras inspecciones visuales y ensayos no destructivos de determinados componentes”, un trabajo que continua hasta la actualidad para garantizar su correcto funcionamiento

Free Image Hosting at www.ImageShack.us
Free Image Hosting at www.ImageShack.us
Free Image Hosting at www.ImageShack.us
Fotos gentileza Shaun McMahon

No hay comentarios.: