lunes, 17 de diciembre de 2012

Noticias


El Gobierno estudia un plan para reestatizar el servicio de los trenes metropolitanos

BUENOS AIRES 17 Dic(Diario BAE).-Desde el punto de vista del financiamiento, ya son virtualmente estatales. El Gobierno prepara una medida de alto impacto para principios de 2013: la reestatización de las siete líneas de ferrocarriles metropolitanos. Según pudo reconstruir BAE por fuentes empresariales, oficiales y sindicales, la decisión que madura en el Ministerio del Interior y Transporte forma parte de una revisión general del actual sistema de concesiones, que dejó los 800 kilómetros de vías activas de Capital y el Gran Buenos Aires en manos de los grupos Roggio (Metrovías) y Romero–EMEPA (Ferrovías) tras el choque fatal del 22 de febrero en la estación Once. Esa tragedia motivó la posterior caída del grupo Cirigliano (TBA) de ese selecto club de concesionarios privados. Aunque ningún funcionario del área de Transporte se atreve a decirlo en público, dos importantes ejecutivos del rubro confirmaron a este diario que mantuvieron conversaciones con ellos sobre la reforma del sistema y que sólo resta que la Casa Rosada envíe la orden de llevar el tema al Congreso o de rescindir directamente los contratos por los graves incumplimientos acumulados en la última década. El plan también fue mencionado por dirigentes de La Cámpora en conversaciones con sindicalistas del transporte. Otro dato viene a reforzar la hipótesis que manejan empresarios y gremialistas. Con total sigilo, un mes atrás, la cartera a cargo de Florencio Randazzo encargó a la fábrica de vagones del grupo Cirigliano (EMFER) que reacondicione 54 coches para el Sarmiento y los tenga listos antes del primer aniversario del peor siniestro de la historia ferroviaria porteña. Lo llamativo es que ordenaron pintarles la leyenda “Transporte Público” (ver foto) y el mismo logo que exhibe en su página web la Secretaría de Transporte, sin menciónalguna a TBA, Metrovías, Ferrovías ni la Unidad de Gestión que hasta ahora opera las líneas Mitre y Sarmiento (UGOMS). La idea de reestatizar los trenes circula en el Gobierno desde la tragedia del 22 de febrero y está cruzada por la investigación judicial que busca encontrar y castigar a los responsables, tanto entre ex funcionarios como Juan Pablo Schiavi y Ricardo Jaime como entre los ejecutivos del grupo Cirigliano. Desde el despido de Schiavi y la creación del Ministerio del Interior y Transporte, el Gobierno aceleró algunas obras para revertir el inédito deterioro del servicio en las líneas que manejaban hasta este año los Cirigliano. Por eso restringió los servicios nocturnos del Mitre y del Sarmiento, que juntas transportan unos 180 millones de pasajeros por año. El tren que une Once con Moreno demora hoy 15 minutos más que en la década del ’70 para hacer su recorrido, según el especialista Alberto Muller (Plan Fénix). Desde el punto de vista del financiamiento, los ferrocarriles ya son virtualmente estatales. Sólo durante junio último, según datos de la Secretaría de Transporte, Ferrovías y Metrovías recibieron $452 millones para mantenerlos funcionando. La cifra se mantuvo en torno a los $ 500 millones mensuales desde entonces. Así, mientras un pasajero de los ramales Mitre o Sarmiento paga un boleto de 80 centavos o de $1,10 –según el trayecto–, los concesionarios reciben $9,73 en subvenciones por llevarlo. Por el Roca, que cobra las mismas tarifas congeladas desde hace años, los concesionarios le facturan al fisco $18,60 por pasajero. Así surge de cruzar los datos del INDEC sobre la cantidad de viajeros de cada línea con lo que cada una recibe en subsidios. El Estado también fue tomando este año otras tareas que antes hacían los concesionarios, como el cobro de los pasajes. Desde el otoño pasado, una vez entregadas las tarjetas SUBE a todos los usuarios, comenzó a instalar los “tótems de autovalidación” y las garitas de recarga de los plásticos como las que se ven en la estación Constitución. Los empresarios del sector no tienen una posición unificada sobrela reestatización. Fuentes del grupo Romero –que se hizo cargo este año junto con Roggio de los ex ramales de TBA pero que también administra con ellos el Roca y el San Martín y en soledad el Belgrano Norte, además de la Hidrovía del Paraná– dieron a entender a BAE que para ellos resultaría “un alivio”. En las oficinas de Roggio, en cambio, se entusiasmaron con los fondos frescos que el Estado empezó a dirigir al Mitre y el Sarmiento, ante el enfriamiento de la obra pública y la posibilidad de perder el manejo del subte porteño en medio de la pulseada entre la Nación y la Ciudad. Los voceros de la Secretaría de Transporte, a cargo de Alejandro Ramos, no quisieron opinar sobre la posible reestatización. Allí también esperan para los próximos días algún movimiento de la causa judicial que investiga el choque de Once, que podría cambiar los tiempos del plan.


Basavilbaso hizo un encendido reclamo por la vuelta de El Gran Capitán

BASAVILBASO 16 Dic(FM Riel).-Este sábado se realizó en la Estación de trenes de Basavilbaso una concentración en reclamo por la vuelta de El Gran Capitán. Participaron de la manifestación impulsada por José Bardín y Graciela Mantegazza, Concejales del Frente para la Victoria, la Viceintendente, Alba Hernández, Concejales de todos los bloques, ediles de Urdinarrain, usuarios, ferroviarios y dirigentes sociales. El Concejal José Bardín dijo que el reclamo por la vuelta del tren de pasajeros es importante para los habitantes de Basavilbaso y el litoral argentino. El legislador confesó que tiene esperanzas de que el tren pronto vuelva a recorrer la Mesopotamia. La Viceintendente de Basavilbaso, Alba Hernández expresó "nuevamente estamos insistiendo en la vuelta del tren, ya lo hemos realizado el año pasado, apenas iniciado nuestra gestión de gobierno, porque este tren -que une la Mesopotamia- es muy importante para todos, principalmente para aquellas familias que menos tienen. Era un vehículo de transporte social, el cual permitía viajar en esta época del año, de las fiestas, donde se pregona la unión de la familia y donde el traslado de un lugar a otro beneficiaba a todos y a cada uno de nuestros vecinos y de la región para poder volverse a reencontrar con aquellos familiares que estaban más lejos". "Queremos que el gobierno nacional escuche nuestras voces y vuelva a pensar en la gran cantidad de pueblos que quedan aislados en el interior del litoral. Sumar las voces de nuestros vecinos y por la pronta vuelta del tren de pasajeros entre Buenos Aires y Posadas", afirmó la Viceintendente. El Concejal de Urdinarrain, Horacio Fernández afirmó que el servicio de pasajeros cumple una función social que no escapa a nadie. "La historia de nuestros pueblos se forjó con el paso del tren", dijo el edil que destacó el conglomerado de colores políticos que apoyan la vuelta del tren. "Existe una luz de esperanza para que vuelva a circular El Gran Capitán en una fecha tan significativa como las fiestas de fin de año", exclamó Fernández. Emilio Franchi, de TEA, agradeció la presencia de la gente y anticipó que "dentro de poco estaremos saliendo, porque cumplimos un rol social importante. Hay sectores de la población que si no fuera por TEA no puede viajar, principalmente en los comunidades de Corrientes y Misiones, donde un grupo familiar en otro medio de transporte por menos de seis mil pesos no puede efectuar el viaje". "El tren lo recuperamos nosotros, reparando los coches a costo empresario. Nunca nos dieron un subsidio. El reclamo, que se desarrolla en forma simultánea en cada uno de los pueblos donde circula El Gran Capitán, para que el tren vuelva unir Buenos Aires con la Mesopotamia, es justo", enfatizó. Un trabajador de TEA sostuvo que "es un orgullo estar en Basavilbaso una tierra ferroviaria, un pueblo que creció con el ferrocarril, hoy nos encontramos con jubilados ferroviarios, compañeros que no pudieron seguir trabajando porque en la década de los '90, destructora, cuando se regaló nuestro patrimonio ferroviario nacional a distintas empresas". "Desde Buenos aires hasta Posadas son 52 localidades que quedaron sin fuentes de trabajo. Somos 100 empleados de TEA que quedamos sin trabajo y miles de personas no pueden viajar. Estamos seguros y convencidos que el tren a va volver. El Gran Capitán no lo para más nadie, siempre y cuando ustedes estén en las vías, reclamando la vuelta del tren. El tren es de todos ustedes", dijo el dirigente Martín Rodríguez de la Asociación de Ferroviarios Desocupados de la Argentina (AFARDE). Por su parte Ramón Duarte, representante del Movimiento Nacional Ferroviario expresó: "estamos en Basavilbaso para respaldar este reclamo porque este tren no recibía subsidio estatal, un tren que lo bancaba un grupo empresario familiar y sus trabajadores, que eran todos ex ferroviarios que recuperaron patrimonio público nuestro a muy bajo costo económico para la empresa. Reclamamos los 100 puestos de trabajos, compañeros nuestros, a quienes conocemos de muchos años. Nos duele verlos sin trabajo casi dos navidades sin poder compartir el pan fruto del trabajo por esta arbitrariedad de funcionarios corruptos, sindicalistas corruptos y concesionarios corruptos que dejan sin tren a la Mesopotamia". Para Duarte "miles de pasajeros de esta región que se ven privados de un transporte alternativo, barato, económico y seguro" y por ellos pidió al gobierno que "favorezca a los pueblos de la Mesopotamia, a cientos de trabajadores y sus familias, esa es la mejor propaganda que pueda hacer la administración nacional, reparando este acto de injusticia que lleva más de un año". Por último Duarte agradeció a funcionarios, Concejales y a la Viceintendente de Basavilbaso que se pusieran a la cabeza del reclamo del pueblo y hagan llegar la necesidad de reparar "este acto de injusticia".


No hay comentarios.: