domingo, 11 de septiembre de 2016

El Mundo Ferroviario en Junin

Los valores y códigos del ferroviario constituyeron una sólida base del crecimiento social juninense

JUNIN 11 Sept(La Verdad).-El libro “El mundo ferroviario” trasunta en sus hojas  memorias e historias de vida.La primera parte (Historias de vida) está basada en los recuerdos más preciados de los ferroviarios, en la época en que el ferrocarril constituía el eje del desarrollo económico y social en la ciudad: el trabajo ferroviario como el más codiciado en la ciudad, la mano de obra de excelencia de los Talleres, la familia ferroviaria forjada a partir de fuertes lazos de solidaridad y amistad, la manera en que el ferrocarril marcaba los ritmos en la ciudad. “Cuando la gente veía pasar el Cuyano ponía en hora su reloj”, recuerdan.En la segunda parte (Historia vivida) se recorre los acontecimientos históricos que tuvieron a los ferroviarios como testigos y protagonistas, desde la nacionalización del medio de transporte en el gobierno de Perón hasta la privatización en la época de Menem. De esta manera, los ferroviarios relatan las enseñanzas transmitidas por los ingleses, las transformaciones en las prácticas laborales ocurridas con la estatización del ferrocarril, las distintas políticas que tendieron a achicar la cantidad de personal y contribuyeron a disminuir la calidad del servicio, hasta la privatización en la década del 90. También se recuperan memorias locales, como los incendios que destruyeron archivos e instalaciones de trabajo, conflictos entre ferroviarios de distintas facciones políticas.

Investigación

El libro es el resultado de una investigación emprendida por Ana Sagastume, en el marco de su tesis de Maestría.La contratapa dice como resumen: “Érase una vez otro mundo, el ferroviario. Especialmente en la ciudad de Junín donde existió uno de los polos de la industria más importantes de la Argentina. En este libro, a partir de entrevistas en profundidad hechas a trabajadores de Ferrocarriles Argentinos de Junín, se recuperan memorias para reconstruir ese mundo ferroviario y poder adentrarnos en el imaginario social de una época. Todos los sentidos afloran en este libro y nos acercan a ese micromundo y a la historia del ferrocarril”.
Sagastume: “El empleo era uno de los más codiciados de la ciudad”

En la presentación, Ana Sagastume recordó “que el conocimiento y aprendizaje cumplían un rol muy importante en el mundo ferroviario y que el empleo era uno de los más codiciados de la ciudad. De los testimonios, surgieron que las chicas buscaban a un ferroviario, no a un doctor. También fueron importantes los valores y códigos de la familia ferroviaria”.“La investigación está hecha desde lo que se conoce en ciencias sociales como método biográfico, es decir, recuperar las historias de vida y comprender cómo se entreteje la experiencia individual con la histórica. Se trató de un emotivo encuentro entre viejos trabajadores del riel, en el que espontáneamente los trabajadores reconocieron a sus maestros a través de aplausos, los cuales pertenecieron a la Escuela de Artes y Oficio y al Ciclo Técnico nocturno "Yapeyú". Uno de los asistentes también recordó la fundación de la Biblioteca Florentino Ameghino, realizada por ferroviarios en 1917 que tuvieron como meta difundir el saber en los obreros”, expresó.Para finalizar, Ana Sagastume expresó a La Verdad que “en la presentación también estuvieron familiares de ferroviarios”.
 

No hay comentarios.: