viernes, 2 de diciembre de 2011

Noticias


Se viene el centenario de Villa de Mayo

VILLA DE MAYO 2 Dic(Maviticias).-El domingo 4 de diciembre se celebrarán los cien años de la localidad de Villa de Mayo y la Municipalidad de Malvinas Argentinas invita a partir de las 10 de la mañana a una bicicleteada familiar y distintas actividades a lo largo del día. A las 17 está previsto que toque Banda XXI. Texto del libro Malvinas Argentinas, un partido que está haciendo historia. Las postrimerías del siglo XIX. Las tierras que en la actualidad integran la localidad de Villa de Mayo corresponden a las primeras suertes de estancias repartidas por Juan de Garay, particularmente a aquellas que nacían a partir del río de Las Conchas, hoy río Reconquista. Hacia fines del siglo XIX esas tierras eran, en su parte fundamental, propiedad de los Villamayor, una familia de viejo arraigo en la zona. Pertenecieron a la jurisdicción del Partido de Las Conchas, hasta el año 1889, en que se crea el Partido de General Sarmiento. Se encontraban lindando con la vasta propiedad del General Ángel Pacheco, que por entonces se hallaba en manos de sus herederos. Eran, en líneas generales, campos en los cuales predominaba el sembrado de trigo, maíz, lino y alfalfa. También había ganado pastoreando. La población era escasa y estaba ocupada, fundamentalmente, en las faenas rurales. Las viviendas de estos pobladores eran modestas, la mayoría ranchos de adobe con techo de paja o de chapa de zinc. No había por entonces actividad comercial en la zona. El comercio más cercano era el almacén de Platini en Los Polvorines, donde los chacareros se proveían de lo necesario. Las primeras décadas del siglo XX. El ferrocarril. Durante los años 1906 y 1907 el Ferrocarril Central Córdoba- Extensión a Buenos Aires realizó el tendido de las líneas férreas que pasaban por la zona de Villa de Mayo. En el año 1909, cuando comenzó a operar la línea, se estableció la estación de Los Polvorines. En el año 1911 tuvo lugar un hecho muy trascendente en la vida de Villa de Mayo. El 30 de setiembre de ese año, el representante legal de la línea solicita al Director General de Ferrocarriles se aprueben los planos y lugar de emplazamiento de una estación en el kilómetro 41. 035, 39,en la variante Nº5 de la línea de Rosario a la Capital Federal. En el pedido se aclaraba que el "edificio, de dos pisos, se construirá de mampostería de ladrillos, en mezcla de cemento portland y arena. El servicio de agua será provisto por un pozo semisurgente y molino a viento. A 200 metros a cada lado de la estación se colocará un semáforo de brazo." El 31 de octubre del mismo año, en una nota firmada por el Ingeniero Pablo Nogués, por entonces Director General de Ferrocarriles, el pedido es cursado al gobierno nacional. La nota tiene una resolución favorable y el 16 de noviembre de 1911, el presidente Roque Sáenz Peña firma el siguiente Decreto: "Visto este expediente y atento lo informado por la Dirección General de Ferrocarriles, El Presidente de la Nación Argentina decreta:

Artículo 1º. - Apruébanse los planos presentados por la Empresa del Ferrocarril Central Córdoba, Extensión, relativos á la construcción de una estación en el kilómetro 41/035/39 de la variante Nº5 de su línea principal.

Artículo 2º. - Comuníquese, publíquese y vuelva á la Dirección General de Ferrocarriles á sus efectos.

De este modo se aprobaba la estación en un terreno de 82,50 metros de ancho, incluidas en este cálculo las dos calles de circunvalación, de 20 metros cada una. Nombre y habilitación de la estación. El 24 de octubre de 1911, se presentó una nota ante el Ministerio de Obras Públicas, en la cual se solicitaba para la estación el nombre de Villa de Mayo. La misma era firmada por H. Zaldarriaga, quien manifestaba que en dicho paraje estaba "estableciendo el pueblo de Villa de Mayo del que ya hay un número considerable de lotes vendidos...". El 4 de diciembre de 1911, por resolución firmada por el Ministro de Obras Públicas Ezequiel Ramos Mejía, se impuso el nombre de Villa de Mayo a la estación. Un año después, el 4 de diciembre de 1912 el administrador de la línea dirigía una nota al Ing. Pablo Nogués, en la cual le decía: "Encontrándose concluida la construcción de la Estación Villa de Mayo de la línea Extensión a Buenos Aires, me permito solicitar de ésa Dirección General se ordene la inspección de práctica á fin de poder librarla al servicio público, una vez llenada esta formalidad." El 25 de enero de 1913, una resolución firmada por el Director General de Ferrocarriles autorizó finalmente a la empresa a librar al servicio público a la estación Villa de Mayo. Respecto al nombre escogido, en su libro acerca de la nomenclatura de las estaciones de ferrocarril en la Argentina, Enrique Udaondo dice: "Diósele esta denominación por hallarse en las proximidades de Campo de Mayo, en el Partido de General Sarmiento. Su nombre recuerda al mes en el que se proclamó nuestra emancipación política."


El traspaso del subte sigue sin definición y no paran las acusaciones cruzadas

BUENOS AIRES 2 Dic(LaNacion).-El ministro de Economía de la Nación consideró que el Ejecutivo porteño debe "hacerse cargo de las cosas"; también dijo que la autonomía de la ciudad de Buenos Aires es "muy valorada por los vecinos". "Entramos en tiempo de descuento, hay que hacerse cargo de las cosas. [Es] un gobierno que tiene capacidad de gestión. Hay que dar un paso en esto de la autonomía de la ciudad de Buenos Aires, que es algo muy valorado por los vecinos". Amado Boudou fue claro y directo. En una conferencia de prensa en el Palacio de Hacienda, el ministro de Economía insistió en el pedido para que la administración de los subtes de Buenos Aires pase de la órbita del gobierno nacional al Ejecutivo porteño. Hasta ahora, la negociación fue una suerte de telenovela por capítulos: el gobierno de Cristina Kirchner quiere dejar de administrar el servicio de subtes, pero para la administración de Mauricio Macri "es imposible". La negociación, que sigue sin definición, tiene dos problemas principales: los plazos y el financiamiento. La Presidenta propuso mantener, por un año, el subsidio (de 70 millones de pesos por mes) en partes iguales. Macri pretende que se extienda hasta 2017. Además, el gobierno porteño quiere que se garantice y comparta un endeudamiento externo por 1000 millones de dólares en ocho años para realizar obras de mejora. CRUCES. En su discurso en la UIA, hace diez días, la Presidenta había dicho: "Los que criticaron los subsidios piden ahora extenderlos hasta 2017. Si [el gobierno porteño] no puede hacer [el traspaso] el 1°, que sea el 15 de diciembre, o a fin de mes, pero no en 2017". "No les estamos pidiendo que hablen con el Club de París o que vayan a negociar con Christine Lagarde [directora del FMI], sino que se hagan cargo del subte", había deslizado. Fue concisa. María Eugenia Vidal, ministra de Desarrollo Social y vicejefa de gobierno porteño electa, no tardó en contestar. "El traspaso no se puede hacer de cualquier modo, por respeto a los vecinos y a los usuarios. Hay coches que tienen 90 años de antigüedad y no queremos que ocurra con los subterráneos lo mismo que pasa con Aerolíneas Argentinas", había dicho. "No se puede hacer en ocho días o en quince días lo que no se hizo en ocho años", había indicado Vidal..

Un reclamo gremial implicaría mayores subsidios a trenes

BUENOS AIRES 1 Dic(iEco).-El plan del Gobierno que apunta a reducir los subsidios al transporte público de pasajeros se topó con un sorpresivo escollo sindical. Antes de que se produzca la primera quita anunciada para febrero, la administración kirchnerista podría verse obligada a subir los subsidios para que las concesionarias ferroviarias puedan afrontar la última demanda salarial. Al igual que el sindicato de los camioneros de Hugo Moyano que solicitó a mediados de noviembre un pago extra de fin de año, los gremios ferroviarios salieron a reclamarle a las operadoras de los trenes metropolitanos una “bonificación” para las fiestas de $ 1.500 para cada trabajador. El pedido de la suma extra llegó a las empresas la semana pasada y fue motorizado por el gremio de la Unión Ferroviaria (UF) , el más numeroso del sector. Pero de inmediato s e plegaron al pedido otros gremios del sector: La Fraternidad, que agrupa a los maquinistas, y la Asociación de Señaleros. Pese a que no fijaron un monto específico, desde éstas dos entidades le hicieron saber a los concesionarios que ven con buenos ojos la posibilidad de cobrar los 1.500 pesos que solicitaron los dirigentes de la UF. Tras recibir el pedido, las empresas le pasaron la posta a Juan Pablo Schiavi; el ex macrista y ahora funcionario furioso K que conduce la Secretaría de Transporte. Si Schiavi acepta el reclamo gremial, el Estado deberá desembolsar unos $35 millones de subsidios adicionales para que las ferroviarias puedan pagar el “bono navideño”. A fines de 2009, Schiavi había autorizado el pago de un suma extra de $ 500 para todos los ferroviarios. El fin de año pasado, los ferroviarios también se llevaron un sobre adicional al aguinaldo por el pago retroactivo de una parte del aumento salarial que había quedado pendiente para ese mes. Si bien todavía no efectuaron pedido alguno, las empresas del sector dan como hecho que los colectiveros de la UTA y la nueva agrupación sindical del Subte también reclamarán una bonificación para fin de año. En ambos casos – colectivos y subtes – la decisión final quedará en manos del Gobierno que, tal como ha venido sucediendo con las mejoras salariales de los últimos años, deberá compensar los mayores gastos de los transportistas con una nueva partida de subsidios que rondaría los $ 90 millones. En el caso de los subtes, la suma extra genera un problema adicional en el traspaso que negocian la Nación y el gobierno porteño. La intención de la Casa Rosada es transferir los subtes cuanto antes y reducir a la mitad el pago de los subsidios operativos. En cambio, la administración macrista sostiene que no se puede hacer de golpe y que la transferencia va a demandar varios meses. Ante la falta de acuerdo, la que tendrá que afrontar integramente el pago del bono será la Nación que no pudo imponer la estrategia diseñada por Schiavi para que la ciudad de haga cargo desde este mes de los mayores gastos del Subte.

Salón ferroviario de la infamia

BUENOS AIRES 1 Dic(VyP).-La Unión Ferroviaria homenajea con una placa de bronce a Juan Carlos Fernández, sindicalista preso por el asesinato de Mariano Ferreyra. Otros homenajes contaron con participación de funcionarios de gobierno. Suele pensarse que los homenajes se realizan, en vida, a hombres o mujeres probados, ejemplares, de valor para la sociedad en la que viven. No siempre sucede así. O, por lo menos, es la conclusión que se puede desprender del homenaje realizado por la Unión Ferroviaria a Juan Carlos “El Gallego” Fernández, secretario adjunto del sindicato, preso en la cárcel de Ezeiza acusado de haber instigado al asesinato de Mariano Ferreyra el 20 de octubre de 2010. Desde la semana pasada, el salón de actos de la sede sindical en la estación de Constitución lleva su nombre y una placa de bronce da cuenta del honor que le ofrecieron directivos del gremio, cuya cabeza, José Pedraza, también reposa tras las rejas acusado del mismo crimen. A pesar de que el lugar elegido para el homenaje es de acceso restringido, plazademayo.com pudo acceder a una fotografía que da cuenta de la distinción realizada a un hombre acusado de un crimen que conmovió a la sociedad. El logo de la Unión Ferroviaria contrasta con el brillo refulgente de la placa de bronce. Juan Carlos “El Gallego” Fernández está acusado de haber instigado el crimen de Mariano Ferreyra. Es decir, de ser su autor intelectual. Organizador del ataque escarmentador que cayó sobre los trabajadores tercerizados del ferrocarril que luchaban por una reivindicación tan sencilla como pasar a planta permanente y gozar de los beneficios laborales del convenio colectivo de trabajo ferroviario. O, para decirlo en el lenguaje de las reivindicaciones de la Primera Internacional de mediados del siglo XIX: “A igual trabajo, igual salario”. Sin embargo, tan sencilla reivindicación de eliminar el trabajo precarizado que rige en las empresas tercerizadas ponía en peligro no sólo el negocio de la hiperexplotación de los obreros que beneficiaba a UGOFE (la empresa que opera el ferrocarril Roca), sino que hacía tambalear un negocio del mismísimo sindicato. La Cooperativa de Trabajo Unión del Mercosur, tercerizada que empleaba a más de doscientos ferroviarios, tenía como dueños, es decir, como empresarios, a los directivos de la Unión Ferroviaria. Esa situación llevó a la planificación de un ataque fulminante contra la lucha de los tercerizados. Tal ataque implicaba la constitución de una patota, integrada por trabajadores del ferrocarril y barrabravas dirigida por Pablo Díaz –el máximo representante gremial del ferrocarril Roca– y el uso de armas de fuego. Como la que usó Cristian “Harry” Favale, sindicado como autor del disparo que terminó con la vida de Mariano Ferreyra. El ataque se llevó a cabo durante el mediodía de aquel 20 de octubre. Pablo Díaz informaba lo que sucedía minuto a minuto a Juan Carlos “El Gallego” Fernández, que se encontraba junto a Pedraza y Juan Pablo Schiavi, titular de la secretaría de transporte nacional, en un acto en la Unión Ferroviaria. Los dos dirigentes sindicales esperan la apertura del juicio oral el 22 de febrero de 2012 encerrados en prisión. La dirección de la Unión Ferroviaria reclamó desde el primer momento que se libere a los presuntos autores criminales del crimen de Barracas. Llegaron incluso a realizar paros en pos de ese objetivo. El homenaje a Juan Carlos “El Gallego” Fernández se encuentra en línea con esta posición. Llama la atención que funcionarios del gobierno haya participado de actos organizados por la Unión Ferroviaria con posterioridad al crimen y a que la línea de liberación de los presos se manifestara de manera explícita por parte de esta dirección sindical. El 11 de octubre de este año, por ejemplo, la viceministra de Trabajo Noemí Rial se hizo presente en las instalaciones sindicales donde se realizó “un acto de conmemoración por los 89 años de vida del sindicato”. Tal vez esa presencia no debería llamar tanto la atención. Rial fue empleada de Pedraza, ya que lo asesoró como abogada laboralista. También es cierto que su jefe inmediato y miembro destacado del poder ejecutivo, Carlos Tomada, sostuvo un diálogo de asesoría gremial con Pedraza tres meses después del asesinato de Mariano Ferreyra. Tomada también sirvió como empleado legal de Pedraza en el pasado. En el acto en el que se inauguró la placa conmemorativa de la persona de Juan Carlos “El Gallego” Fernández, concurrieron, según pudo confirmar plazademayo.com, los miembros de la Comisión de Reclamos del Roca integrada, entre otros, por los dirigentes ferroviarios Karina Benemérito, Rubén Maldonado, Patricia Carbajal, Rubén Herrera y Aldo Amuchástegui, un delegado de los talleres ferroviarios de Remedios de Escalada donde se reclutó a gran parte de la patota, y familiares de Fernández. Este cronista se comunicó con Karina Benemérito. Este es el diálogo que sostuvieron.

–Benemérito, en Constitución usted participó de la inauguración de un salón que homenajea a Juan Carlos Fernández. ¿Cuál fue el motivo que los impulsó a realizar esa distinción?

–No entiendo la pregunta.

–En la sede sindical de la Unión Ferroviaria en la estación Constitución se inauguró un salón que lleva el nombre de Juan Carlos Fernández. ¿Por qué le ponen ese nombre al salón?

–Los trabajadores del Roca lo consideran, aún en la condición en que está Juan Carlos Fernández, como directivo del Roca.

–Fernández está acusado de ser el instigador de un asesinato.

–Sí.

–¿Eso no provoca alguna consideración como para no realizar un homenaje de estas características?

–Yo te voy a decir una sola cosa, Diego: hasta que la Justicia no se expida yo no soy ni juez ni parte. Yo creo en la inocencia de todo ser humano hasta que la justicia diga si es culpable o no. En realidad, el público está condenando en lugar de un juez.

–¿No sería prudente que no se realizaran este tipo de homenajes hasta que la Justicia se expida?

–No fue un homenaje abierto, si no hubieran sido invitados. Homenaje se le hace a los muertos. Ha habido marchas a raíz de la muerte de Mariano Ferreyra y las respeto un montón. Se ha montado en la estación plaza una placa, la cual nadie prohibió. Cada uno respeta la memoria de cada uno, a pesar de las ideologías políticas.

–Mariano Ferreyra fue asesinado y Juan Carlos Fernández está acusado de ser el instigador de ese asesinato.

–Yo respeto lo que diga el juez y la ley que se le pueda aplicar a los nueve acusados.

La inauguración del salón que lleva el nombre del presunto autor intelectual del asesinato de Mariano Ferreyra se produjo en simultáneo al secuestro por unas horas de José Sotelo, testigo en la causa que investiga el crimen. Sotelo afirmó que fue abordado por un grupo de hombres que lo introdujo en un automóvil, lo golpeó, gatilló un arma y le exigió que cambiara su declaración para no perjudicar a José Pedraza. Ambos hechos podrían considerarse como una avanzada del sindicato en su accionar para intentar liberar a los acusados. Y reivindicar a los presuntos criminales, que hoy por hoy cuentan con el repudio mayoritario de la sociedad.


No hay comentarios.: