jueves, 11 de noviembre de 2021

Viaducto Belgrano Sur

Por la obra del Belgrano Sur a Constitución, desafectan un sector de la playa de cargas Sola

CAPITAL FEDERAL 10 Nov (En El Subte).-Transporte desafectó una parte de la playa de cargas de la estación Sola para permitir el avance del viaducto del Belgrano Sur. El sector será utilizado para construir un tramo de la segunda etapa de la traza elevada, que unirá Sáenz y Plaza Constitución. La obra avanza a buen ritmo: se realizan trabajos de pilotado.

El Ministerio de Transporte de la Nación resolvió desafectar un sector de la playa de cargas de la estación Sola para permitir el avance de las obras del viaducto de la línea Belgrano Sur.

De acuerdo con la resolución 406/2021, publicada días atrás en el Boletín Oficial, una porción de los terrenos de la playa de cargas, que incluye vías y depósitos, fue desafectada de la concesión de Ferrosur Roca y asignada a Trenes Argentinos Infraestructura (ADIF).

La decisión fue tomada de común acuerdo con la carguera, que retiene la administración de la infraestructura concesionada hasta el vencimiento de su contrato, previsto para 2023. Ferrosur, cabe recordar, había suspendido la circulación de trenes cargueros a estación Sola en agosto pasado a raíz del arrollamiento de una joven en la Villa 21-24, uno de los sectores más conflictivos atravesados por el ramal, y el posterior incendio del puente sobre el Riachuelo.

El sector desafectado será utilizado para la construcción de un tramo del viaducto de la línea Belgrano Sur, que en su segunda etapa unirá la estación Sáenz con Plaza Constitución. Tal como explicó enelSubte en ediciones anteriores, desde Sáenz hasta la ex estación Buenos Aires el viaducto seguirá la franja de terrenos por los que discurrían las vías levantadas del Belgrano Sur, continuando luego por terrenos de la estación de cargas Sola hasta colocarse paralelo a la vía cuádruple de la línea Roca, imitando su recorrido hasta la terminal Plaza Constitución.

La obra avanza a buen ritmo: actualmente se está trabajando en el pilotado del primer tramo, entre Sáenz y Buenos Aires, tal como reportó este medio.

La segunda etapa del viaducto contempla una inversión de 115 millones de dólares: 55 millones aportados por un crédito de la Corporación Andina de Fomento (CAF), otros 35 por FONPLATA y el resto con recursos del ministerio: la obra ha sido incorporada en el Presupuesto 2022.

Cabe recordar que el viaducto acumula varios años de demora y recién comenzó a destrabarse este año: había sido originalmente licitada en 2017, pero fue suspendida en 2018 por cambios en los pliegos. En 2019 fue relicitada, pero los trabajos fueron adjudicados recién en marzo de 2021 a la constructora Dycasa, firmándose el contrato en abril. Finalmente, en septiembre pasado se firmó el acta de inicio de obra, lo que implicó el comienzo de los trabajos.

La ejecución de la obra se encuentra íntegramente a cargo del Estado Nacional, a través de la Dirección General de Programas y Proyectos Sectoriales Especiales (DGPPSE) del Ministerio de Transporte, anteriormente conocida como Unidad Ejecutora Central (UEC). Esto marca un contraste con los viaductos de las líneas Mitre y San Martín, cuya ejecución fue delegada por la gestión anterior en el gobierno porteño, una práctica que fue objetada por informes de auditoría y que contribuyó a la parálisis del inconcluso viaducto del San Martín.

No hay comentarios.: