miércoles, 24 de noviembre de 2021

61º Congreso de Delegados de APDFA Ferrosur – Roca

El dirigente sindical Sergio Aranzabal en 61º Congreso de Delegados de APDFA Ferrosur – Roca

BUENOS AIRES 24 Nov (En Linea Noticia).-En una entrevista Aranzábal cuenta lo sucedido en el Congreso.

De izquierda a derecha: Armando Vazquez, Mario Arguello y Gustavo Latorre. Los tres de frente delegados de la zona Buenos Aires. Además está Eduardo Chesco delegado congresal y Secretario de hacienda de la Comisión Ejecutiva Seccional

P: ¿Qué conclusión sacas del 61ºCongreso de Delegados realizado el viernes 19 pasado?

R: Lamentable. A pesar de conocer el estilo de quienes conducen APDFA desde hace décadas, esperábamos una actitud distinta de los dirigentes Grises en virtud de todo lo que había que definir en un congreso donde se votaban fechas de elecciones y la composición de la Junta Electoral para organizar y controlar las elecciones nacionales. Elecciones qué por primera vez en su historia, tendrá como alternativa dos listas con liderazgos, propuestas y finalidades muy diferentes para conducir la Comisión Directiva Nacional: La Gris, actual conducción, y la Verde y Blanca.

P: ¿Por qué calificas de lamentable la actitud de los dirigentes Grises? ¿Qué decisiones esperaban que tomaran en virtud de las elecciones en APDFA?

R: Apelamos a que dieran testimonio de respetar la democracia interna como pomposamente se jacta Adrián Silva y sus seguidores cuando señalan las diferencias de APDFA con otros sindicatos. Pero no fue así. Sabiendo que los delegados de personal se encuentran con mandato vencido desde el 2019 producto de la pandemia, recordemos que los mismos tienen una duración de 2 años en el cargo, prefirieron posponer las elecciones de los mismos hasta el 17 de marzo del año 2022 y realizar el 2 de marzo del 2022 la elección de Comisión Directiva Nacional, Comisión Ejecutiva Seccional, Delegados Congresales y Comisión de Reclamos.

P: ¿Qué diferencia hay que se realice primero la elección de Delegados y luego la de Comisión Directiva Nacional?

R: Elegir primero a los delegados, además de ser una necesidad imperiosa por su rol en defensa de los compañeros en la empresa y porque corresponde priorizar a los que están en la primera línea de batalla; abre la posibilidad que, ante una nueva elección los compañeros puedan confirmar o modificar su preferencia política por uno u otro proyecto. Es importante señalar que el origen de la Verde y Blanca se produce por una ruptura que surge por diferencias de estilo de conducción en el cuerpo de integrantes de la Comisión Directiva Nacional. Esto tiene impacto en toda la organización, dando nacimiento a dos proyectos sindicales diferenciados que cambia las relaciones políticas a nivel de dirigentes y afiliados.

P: ¿Entonces hacer primero la elección de Delegados de Personal marcaría una tendencia a lo que puede suceder en el futuro con las elecciones de Comisión Directiva Nacional?

R: Eso es lo que han demostrado los Grises que hoy son mayoría en Comisión Directiva y en todos los cargos electivos hasta que podamos realizar las elecciones generales nacionales. Sucede que, al dividirse la Comisión Directiva Nacional la mayoría la detenta provisoriamente la Gris y entonces en lugar de buscar consensos con los integrantes de la Verde y Blanca para organizar un proceso eleccionario que brinde legitimidad y transparencia a todos los afiliados; imponen su mayoría para forzar votaciones que los favorezcan.

El profesor Lucas Laplace, Secretario Administrativo de la Comisión Ejecutiva Seccional Ferrosur Roca junto a Sergio Aranzabal.

P: Concretamente y para que quede claro, ¿cómo han utilizado los Grises esa mayoría provisoria para que los favorezca? ¿En qué casos o situaciones?

R: Todos los congresos de delegados que se realizaron después de la pandemia. El 59º, 60º y 61º fueron realizados con un orden impuesto por la facción Gris de la Comisión Directiva Nacional a sabiendas que contarían con la mayoría de los votos para aprobar cada uno de los temas del orden del día. Esto porque los compañeros que hoy detentan cargos para participar de los congresos; en su mayoría son Grises. Entonces; es obvio que el orden impuesto a los cargos que se eligen primero o después como las fechas de las elecciones y la conformación de la Junta Electoral esté integrada sólo por Grises. En otras palabras, han usado esa mayoría provisoria que tienen para sacar ventaja imponiendo un orden y condiciones que los favorecen sólo a ellos atentando contra la legitimidad y la democracia interna de APDFA. Esto demuestra que a los Grises sólo les importa perpetuarse en el poder a cualquier precio.

P: Sabiendo que la Verde y Blanca contaba con menor cantidad de congresales porque forzaron a que el último congreso fuera presencial ¿Qué buscaron con ello? ¿Cuál era la diferencia?

R: La presencia, el contacto, estimula otros sentidos y genera otros compromisos cuando la finalidad es buscar un camino que beneficie a la institución por encima de las personas. Los Verdes y Blancos nunca especulamos con la cantidad de congresales. Sabíamos que debíamos participar en minoría y sin embargo nunca renunciamos al debate y a defender con legitimidad cada una de nuestras propuestas. Tanto Marina Pérez como Leonardo Salom, nos pidieron que apeláramos al sentido común para lograr mociones consensuadas que garanticen la democracia interna promoviendo el consenso, la claridad de los actos y la grandeza de todos los dirigentes para competir con honestidad y dispuestos a aceptar el destino que elijan los afiliados.

En mi caso, buscando el consenso, presenté una moción para invitar a los Grises a conformar una Junta Electoral integrada de las dos listas. Pero los Grises la rechazaron imponiendo su mayoría. Esto habla de un estilo de dirigentes y siembra dudas sobre lo que podrá suceder con la transparencia de las elecciones. 

Sucede que uno siempre termina proyectando en el otro; o mejor dicho esperando del otro, que haga lo que hubiéramos hecho nosotros. La Verde y Blanca aún con mayoría por una cuestión institucional y de cohesión futura, hubiera priorizado la realización de la elección de delegados y fundamentalmente propuesto a todos sus afiliados sin distinción de listas la conformación de una Junta Electoral mixta para garantizar la transparencia del proceso eleccionario dotando de legitimidad a sus futuros dirigentes. Lo que hicieron diferente los Grises de pensar sólo en ellos aún a costa de las consecuencias que pueda pagar la organización, es lo que explica por qué son Grises. Sus decisiones los definen, explican cuáles son sus políticas y sus valores. Nosotros elegimos ser de “La Verde y Blanca”.

P: ¿Cómo definiría a la APDFA Gris?

R: Los argumentos de cómo es vista APDFA   por los afiliados y representados lo podemos medir a través de indicadores objetivos. Al poco tiempo de iniciar nuestra gestión sindical en la Seccional Ferrosur Roca (2009), hicimos una encuesta de satisfacción anónima con nuestros afiliados que encargamos a la Universidad de Ciencias Sociales en Olavarría dependiente de la Universidad Nacional del Centro de la Provincia de Buenos Aires. En ese momento (2011), ya nuestros afiliados percibían un trabajo diferencial entre lo que hacíamos desde la Seccional y las actuaciones de los directivos ferroviarios a nivel nacional. Las calificaciones positivas resultaban sólo del trabajo a nivel Seccional. Esto nos impulsó a negociar exclusivamente con un equipo propio y la directiva nacional se limitó a refrendar institucionalmente todo lo logrado a nivel Seccional. Hasta en el aspecto jurídico debimos contratar a profesionales privados porque el área legal de APDFA está al servicio exclusivo del Secretario General de la Comisión Directiva. En absoluta soledad afrontamos medidas de fuerzas y conquistamos derechos y beneficios que fueron sosteniendo nuestro crecimiento junto a un número cada vez mayor de afiliados. Para ilustrar la actitud de los directivos de APDFA con los afiliados, vale citar lo que nos contaron nuestros compañeros afiliados de Ferrosur en Kilo 5 cuando frente a la falta de respuesta de los directivos nacionales de APDFA decidieron desafiliarse. En ese entonces, hacen una reunión en Kilo 5 donde asiste Adrián Silva quién les dice en ese momento: “la afiliación no es un camino de rosas; sino de sangre y espinas”. Por supuesto que se desafiliaron y volvieron a afiliarse a APDFA después del año 2009 cuando se puso en marcha nuevamente la Seccional desde Olavarría continuando hasta ahora.

Otro hecho significativo sucedió cuando debimos enviar carta documento a la comisión directiva de   APDFA   para que nos autorice a negociar la estructura de básicos y categorías con la empresa porque no querían hacerlo.  También en otro momento debimos recurrir a la misma metodología para firmar paritarias, negociar el convenio colectivo de trabajo y por si faltara algo más, tampoco cumplieron con un mandato del congreso de delegados del año 2015 donde se autorizó a la compra de un local para nuestra Seccional y todavía sigue pendiente.

Si se quiere comparar cómo ven a APDFA desde afuera, sólo basta mencionar que – en lo que respecta a los representados de las empresas privadas de trenes de carga – APDFA sólo tiene afiliaciones significativas en Ferrosur Roca, muy pocas en el Nuevo Central Argentino y no tiene afiliados en Ferroexpreso Pampeano. Tampoco tienen firmados los convenios colectivos de trabajo en el ámbito ferroviario privado. Llamativamente la Gris se tuvo que involucrar con los convenios colectivos de los ferrocarriles del Estado por la presión de los dirigentes de la Verde y Blanca que fueron los que terminaron definiendo la negociación.

Otro indicador a observar es que frente al fracaso de las políticas de representación y negociación de APDFA, están apareciendo nuevas agrupaciones sindicales ferroviarias (UPSF “Unidad Personal Superior Ferroviario”) que le disputan el espacio a APDFA para captar a una masa de afiliados que no ven en la conducción Gris de APDFA a un sindicato fuerte y combativo para defender derechos y conquistar más beneficios.

P: ¿Cómo ven el futuro de APDFA?

R: Si digo Gris es porque no está claro y no tiene rumbo como acostumbran a volantear el sindicato los Grises. Yo prefiero verlo Verde y Blanco porque eso significa un cambio de timón con un liderazgo Firme, claro y con un horizonte deseado y aceptado por todos.

Los Verdes y Blancos hemos demostrado que se puede dar una verdadera integración entre ferroviarios y portuarios. Sabemos qué es posible construir un Sindicato, solidario, grande, fuerte, protagonista, participativo y referente del transporte nacional.

A un sindicato poderoso y protagonista de la mesa sindical nacional, nadie lo deja solo a merced de los intentos trasnochados de un derechoso intervencionista que aprovecha la debilidad de sus dirigentes para apropiarse de su territorio. Trabajar en la construcción de un espacio de poder es la tarea más importante que debe asumir un verdadero Líder. No puede ser que después de tantos años en el poder de la dirigencia Gris, nuestra organización no esté preparada para repeler cualquier intento de intervención y deba recurrir siempre a la justicia para que nos defienda. “A mayor Litigiosidad menor liderazgo;  A mayor política mayor Liderazgo”.

No hay comentarios.: