jueves, 25 de agosto de 2016

Primeras Noticias

Proponen reactivar tres ramales ferroviarios para unir el casco y la periferia

LA PLATA 25 Agos(Diario El Dia).-Son los que conectan a Ringuelet con Abasto; Meridiano V con Etcheverry y el Universitario, que llegaría a Los Hornos.Integrantes de la Junta Vecinal por la Reactivación del Tren delinearon esta semana el proyecto.Con el objetivo de establecer nuevas vías de comunicación para una mejor accesibilidad de la población de la periferia platense al casco céntrico, la Junta Vecinal por la Reactivación del ramal La Plata Brandsen iniciará una cruzada institucional para impulsar un “renacimiento ferroviario” en el partido de La Plata. Buscarán, de esa forma, mejorar el sistema de transporte para los vecinos que se desplazan desde las localidades la periferia hacia el centro platense.La iniciativa tiene por objetivo lograr, en un mediano plazo, la puesta en funcionamiento de tres servicios de tren de corta distancia que vinculen a los barrios del primer cordón del Gran La Plata y a las localidades más alejadas que forman parte del área semi-rural.Así lo adelantaron en las últimas horas los integrantes de la Junta Vecinal que viene dando forma al proyecto, que se suma a la larga lista de iniciativas que han impulsado en materia de reactivación ferroviaria en los últimos años.En concreto, detallaron que los tres ramales son el que une Ringuelet con el Parque Industrial de Abasto en la autovía 2; el que une Meridiano V con la localidad de Etcheverry; y el que utiliza el Tren Universitario, con llegada a la entrada a Los Hornos, en avenida 60.“La recuperación de los tres servicios es posible si hay una decisión política que contribuya a disminuir el ingreso de automóviles particulares y colectivos de gran porte al centro histórico de La Plata. Además, se atenderá un problema real de los vecinos de la periferia, que les afecta su posibilidad de acceso a la educación, salud y trabajo”, señalaron.Sobre las motivaciones que llevaron a considerar la necesidad de recuperar estas conexiones ferroviarias, desde la Junta señalaron que “los vecinos de las localidades más alejadas del centro administrativo histórico de La Plata tienen serias dificultades para el traslado diario a sus lugares de estudio y demás ocupaciones”.Apuntan que la medida ayudará a disminuir el ingreso de automóviles particulares y colectivos de gran porte al centro histórico.“Cada mañana -siguieron- centenares de pasajeros esperan en las paradas de colectivos para un viaje que les demanda más de una hora entre Abasto y la Plaza San Martín. Cuando el Tren Eléctrico haya llegado a la Estación de La Plata, llegará antes a Constitución un pasajero que aborde el tren en 1 y 44, que a su casa un vecino de Etcheverry que tenga que viajar en el colectivo”, calcularon.En tal sentido, insistieron en que “es necesario, entonces, atender la situación de transporte de todos los platenses”.Otro aspecto que tuvieron en cuenta es que numerosos barrios hoy se encuentran injustamente aislados por el estado en que están las calles, muchas veces intransitables.“La recuperación de estos servicios permitirá una reorganización del sistema de transporte público desde las zonas oeste y sur, comprendiendo todo el cordón frutihortícola”, enfatizaron. Ello redundaría en un fuerte impulso para todo ese sector productivo, al multiplicar sus conexiones.En las últimas décadas -indicaron- la relación demográfica se invirtió en el partido de La Plata, con un crecimiento exponencial que derivó en la aparición de nuevos barrios en inmediaciones a las avenidas 520, avenida 44 y avenida 52. Los impulsores del proyecto consideran que la capital de la Provincia “necesita nuevas formas de vinculación en materia de transporte, dado que está agotado el actual esquema, que no resuelve las necesidades de una población creciente, satura con transporte pesado las vías de ingreso a la ciudad, y complica con unidades contaminantes”.Esta semana los integrantes de la Junta Vecinal mantuvieron un encuentro en el Club Hernández, y se determinó iniciar una ronda de reuniones con instituciones de La Plata, para avanzar con un mayor respaldo institucional. Entre otras medidas, la recuperación de los tres ramales requiere de una acción de la Municipalidad de La Plata ante el Estado nacional, enfatizaron.
Señalero del Tren Roca exige ayuda social al gremio

BUENOS AIRES 25 Agos(La Izquierda Diario).-Luego de la sanción que recibiera e impugnara por persecutoria, el ferroviario Miguel Ibañez de la lista Naranja Ferroviaria, mediante una carta exigió al gremio, Asfa, una asamblea y que cumpla la cláusula de ayuda social.Miguel Ibañez, señalero de la línea Roca, exigió al sindicato, Asociación de Señaleros Ferroviarios Argentinos (Asfa), mediante una carta, la realización de una asamblea que cumpla con la cláusula de ayuda socia, para tener un sustento económico hasta que regularice su situación. Hace unas semanas, recibió una sanción de 20 días y según denunció Ibañez, “Los delegados y directivos nunca me dieron una respuesta favorable. El gremio no nos defiende”. La carta que escribió el señalero de puño y letra fue recibida por Alberto Goncebat, uno de los directivos, quien sostuvo daría una respuesta a la brevedad.Miguel Ibañez impugnó la sanción mediante una carta documento considerando que Trenes Argentinos persigue activistas. El trabajador ferroviario, forma parte de la lista Naranja Señaleros, hermanada con la lista Naranja Ferroviaria Nacional, opositoras a las actuales conducciones de los gremios del conjunto del ferrocarril. En la misma, denuncia la complicidad de Sebastián Silva que ocupa un cargo en la subgerencia de transporte de Trenes Argentinos y que, a su vez, es miembro de la Comisión Directiva, es revisador de cuenta.Los integrantes de la lista Naranja Nacional, comenzaron una campaña en defensa del Miguel Ibañez y llaman a rodear de solidaridad al trabajador, no sólo a los ferroviarios, sino que también al conjunto de los trabajadores y jóvenes para golpear con un solo puño contra esta sanción persecutoria.
El Tren a la Nubes suma trayectos viales en su icónico viaje a San Antonio de los Cobres

SALTA 25 Agos(Telam).-El recorrido vial comienza en la estación Salta, donde los pasajeros abordan los vehículos en los que recorrerán Campo Quijano, Gobernador Solá, El Alfarcito, la Quebrada de las Cuevas y la llanura de Muñano, hasta San Antonio de los Cobres.El Tren a las Nubes ofrece una innovadora propuesta que suma trayectos carreteros a su icónico viaje hasta San Antonio de los Cobres, donde los turistas que disfrutaron de los paisajes de los valles, las yungas y la Puna, abordan un tren para llegar al viaducto La Polvorilla, a 4.200 metros sobre el nivel del mar, donde finaliza esta experiencia única.El recorrido vial del trayecto, que se realiza los martes, jueves y sábados, comienza en la estación Salta, donde los pasajeros abordan los vehículos en los que recorrerán Campo Quijano, Gobernador Solá, El Alfarcito, la Quebrada de las Cuevas y la llanura de Muñano, hasta San Antonio de los Cobres, donde se aborda el tren para recorrer el tramo final hasta La Polvorilla.El presidente del Tren a las Nubes, Diego Valdecantos, señaló que "la idea de este nuevo recorrido es lograr que más comunidades puedan ser visitadas por turistas y recibir parte del flujo económico que esto genera".Valdecantos subrayó que además de disfrutar de los paisajes de los valles, la quebrada y la Puna salteña "los visitantes pueden tomar contacto con nuestra gente y conocer sus actividades culturales y artesanales".La primera parada es en Campo Quijano, el portal de los Andes, donde se exhiben una de las antiguas locomotoras a vapor del tren y una escultura del ingeniero norteamericano Richard Maury, constructor del ramal, cuyos restos descansan en este pueblo.El recorrido sigue a la Quebrada del Toro, donde comienza el camino de ripio que bordea el río del mismo nombre y que luego de pasar bajo el primer viaducto, de unos 250 metros de largo y que une Campo Quijano con Aguas Blancas, sigue en subida junto a la vía.El recorrido vial del trayecto se realiza los martes, jueves y sábados.La quebrada forma parte del sistema de cañones de los Andes del noroeste que descienden de la cara oriental de la Puna de Atacama, desde alturas que superan los 5.000 metros, hasta alcanzar los valles inferiores, donde se forma el Cañón del Toro.El cañón, que tiene una extensión de 90 kilómetros, está rodeado por sierras que se elevan por encima de los 4.000 metros y que llegan, como en el caso del Nevado de Chañi, a los 5.900 metros.El tramo inferior, por una falla geológica, permite tomar contacto con las lajas duras y grises de la Formación Puncoviscana, con rocas terciarias más blandas y de color rojizo que al reflejarse en el sol ofrecen una variedad de colores interminable.El trayecto terrestre del Tren a las Nubes continúa en la quebrada de Yacoraite, un poblado de imponente belleza paisajística dominado por el río del mismo nombre y por el conocido cerro De la Pollera, que atrae a miles de turistas.El cerro tiene una visión privilegiada de la zona y es un afloramiento de la Cadena de los Amarillos, tal como se denomina a esa formación rocosa de colores que emerge también en Purmamarca.El lugar es conocido por los estudios arqueológicos realizados en el sitio del mismo nombre, ubicado en la falda del cerro, donde existen vestigios de lo que fue una ciudad antigua de gran influencia incaica.El lugar tiene terrenos de cultivo, petroglifos y pinturas rupestres que brindan una visión imponente y majestuosa que lo hace único en la región.El Alfarcito, un paraje a 2.800 metros de altura donde se puede apreciar la tradición en la elaboración de artesanías folclóricas y la importancia de los valores ancestrales, es la próxima parada del recorrido terrestre.Una iglesia de paredes blancas que contrasta con los profundos verdes de los álamos y el azul del cielo que se abre sin conocer límites, son las imágenes que dominan este pequeño lugar donde funcionan una escuela primaria y otra secundaria para los chicos de toda la quebrada y una fundación que se encarga, junto con el gobierno provincial, del mantenimiento de ambos establecimientos.El final del recorrido terrestre es en Santa Rosa de Tastil, un poblado donde funciona el Museo de Sitio Santa Rosa de Tastil, donde se exhiben piezas y objetos pertenecientes al sitio arqueológico en la parte alta del cerro.El sitio arqueológico de Tastil, que junto a su museo forman parte, por la provincia de Salta, del Sistema Vial Andino o Camino del Inca, es uno de los más grandes de Argentina y se calcula que llegó a albergar a más de 3.000 personas.La parte final del recorrido del Tren a las Nubes, que se realiza en ferrocarril, arranca en San Antonio de los Cobres, a 3.700 metros de altura, y finaliza en el viaducto La Polvorilla, una imponente obra construida entre 1930 y 1932, de 224 metros de largo y 64 de alto, que corona un paisaje lleno de colores y texturas típicas de la Puna.
Ranchillos: un tren embistió una rastra cañera

TUCUMAN 25 Agos(La Gaceta).-El conductor del camión resultó ileso y sólo se registraron daños materiales. Los siniestros viales causados por rastras en 2016.Un tren embistió una rastra cañera que, aparentemente, se cruzó cuando no advirtió la presencia de la formación y se cruzó por las vías. El accidente tuvo lugar esta mañana, alrededor de las 8.30, en la localidad de Ranchillos. Milagrosamente, el conductor del camión resultó ileso y sólo se registraron daños materiales. Con el paso de los minutos, el camión siniestrado fue retirado del lugar y el convoy reinició su marcha, informaron fuentes policiales. Las imágenes fueron enviadas al servicio de LA GACETA en WhatsApp. Si bien las rastras cañeras podrían ser una atracción turística ya que constituyen una pieza de nuestra industria madre, su mala fama las asocia con el peligro, la irresponsabilidad y la muerte.Sin ir más lejos, hace unos días, un motociclista murió tras haber chocado contra una rastra cañera cerca de Famaillá. El percance había ocurrido el viernes pasado a las 7.30 en la ruta N° 301 en las proximidades de la localidad de La Montañita. 
Accidentes protagonizados por una rastra en lo que va del año:

El 29 de junio pasado, un ómnibus de la empresa Andesmar, que se dirigía a Córdoba, embistió durante la tarde a una rastra en la ruta 9, en la entrada a Santa Rosa de Leales; solo hubo heridos de distintas consideraciones. El 22 de julio, un motociclista, de 26 años, murió luego de chocar de frente contra una rastra cerca de la localidad de Arcadia. El 23 de julio, un auto fue arrasado por un camión que transportaba caña, que quedó volcado sobre el pavimento con su carga esparcida por el suelo cerca de Monteros. Los cuatro ocupantes del automóvil resultaron heridos. El 6 de agosto, un hombre chocó con su moto de frente contra un camión, a pocos metros del río Caspinchango (Famaillá) y murió en el acto. Hace poco más de una semana, un hombre de 46 años falleció cerca de Aguilares, tras embestir de frente con su camioneta a un camión cañero. La víctima llevaba cinturón de seguridad y pese a que se activaron los airbags, perdió la vida. 
Que los ferrocarriles dejen de languidecer

BARILOCHE Rio Negro 24 Agos(El Cordillerano).-Salvo para sus usuarios y directos perjudicados, la noticia pudo pasar desapercibida en la vorágine cotidiana que propone la agenda mediática. Resulta que Trenes Argentinos Operaciones (TAO), una división de los actuales Ferrocarriles Argentinos, suspendió servicios entre una estación del conurbano bonaerense y la localidad de Chascomús al detectar “falencias en el sistema de señalamiento y telecomunicaciones”.El hecho desnuda la postergación que todavía impera en el sistema ferroviario, a pesar del protagonismo que aparentó darle un ex ministro en los últimos tramos del gobierno anterior. TAO es una operadora estatal que trabaja sobre el viejo ferrocarril Roca pero aquellos sistemas son “propiedad de Ferrobaires” (sic), la empresa provincial bonaerense cuyos servicios suspendió a fines de junio la gobernadora María Eugenia Vidal, al producirse un choque de formaciones en la línea San Martín.El servicio que deberían prestar los ferrocarriles estatales se da de baja a raíz de la precariedad de la red que está bajo control de la empresa bonaerense desde 1993. Hay que recordar que la Ley 27.132 de marzo de 2015, dispuso que las concesiones a empresas provinciales deben retornar a la Nación. No obstante, dentro del actual gobierno, el ministro de Transporte impulsa la provincialización de los servicios o su permanencia en esas jurisdicciones.El cuadro se da de bruces con los mejores momentos de Ferrocarriles Argentinos. Antes de los 90 las líneas color rojo en los mapas ferroviarios constituían una maraña que confluía con densidad hacia Buenos Aires. Pero inclusive con esa macrocefalia cuestionable, difícilmente quedara provincia alguna de la Argentina que no resultara surcada por determinado ramal férreo en al menos una porción de su geografía.El año que viene se cumplirán 160 años del nacimiento del ferrocarril en la Argentina. A comienzos del siglo XXI, hasta desde una perspectiva ecologista es central que el país no sólo vuelva a recuperar decenas de miles de kilómetros de vías, sino que además avance hacia una profundización estratégica del transporte férreo. A raíz de la peligrosidad de las emisiones de gases de “efecto invernadero”, se torna necesario avanzar hacia metodologías menos contaminantes.Sin demasiadas alegrías recientes pero con el orgullo a flor de piel, los viejos ferroviarios que quedan celebrarán en breve los 160 años de aquella inauguración. Ellos se encargan de aclarar que no es lo mismo emplearse en empresas férreas que ser ferroviarios. Las primeras organizaciones de los trabajadores del riel nacieron casi a su par. A medida que se multiplicaban los ramales, florecieron las sociedades de ayuda mutua, las de socorros mutuos, las de fomento, cooperativas de consumo y centros culturales.En momentos inaugurales, La Fraternidad agrupó a maquinistas, foguistas y pasa-leñas, es decir, al personal de conducción. Desde entonces, los ferroviarios contribuyeron en forma muy significativa a la formación del movimiento obrero argentino. De hecho, ya en 1896 protagonizaron la primera huelga, cuando los ferrocarriles estaban bajo control de compañías inglesas. Las páginas amarillentas que reflejan la historia de los trabajadores del riel recuerdan el conflicto que arrancó el 6 de enero de 1912, cuando se cumplieron 52 días de paro. En aquella oportunidad, siete mil ferroviarios se enfrentaron a los designios de las 18 empresas británicas que usufructuaban las riquezas del país.Inclusive tuvo lugar un episodio habitualmente poco difundido durante 1950, cuando el gobierno de Perón dispuso la militarización de los trabajadores. Hasta Eva Perón se dirigió a los talleres de Remedios de Escalada (sur del conurbano bonaerense) para que depusieran sus demandas, pero no logró su cometido. Muchos de los jóvenes ferroviarios que entonces la desoyeron, pasaron a formar parte de la Resistencia Peronista a partir de 1955. También eran peronistas en 1950 pero antes, obreros y empleados ferroviarios.En 1961 se produjo el primer intento por desguazar los ferrocarriles, que desde el peronismo eran del Estado. En aquella oportunidad, la huelga que decretaron los trabajadores se extendió por nada menos que 42 días. En los tiempos de la mal llamada Revolución Argentina, se los militarizó. ¡Todos los trabajadores tenían grado militar! Para responder a esa fantochada, los hombres del ferrocarril conformaron las Comisiones Clandestinas Ferroviarias, con el ánimo de resistir los intentos represivos. Por su parte, la última dictadura les propinó 89 desaparecidos.Sin embargo, fueron gobiernos democráticos los que sentenciaron de muerte a Ferrocarriles Argentinos. No hay que olvidarse que los primeros intentos corrieron por cuenta del primer gobierno radical post dictadura, pero fue el que lideró el todavía senador por La Rioja el que destrozó una infraestructura que era orgullo nacional y expulsó a 85 mil trabajadores a la calle. Las consecuencias de esa depredación nunca se revirtieron y sus resultados, están a la vista.

Manoseó a una nena en el subte B

CAPITAL FEDERAL 24 Agos(Telam).-Fue apresado no bien se detuvo la formación. La chica de 12 años viajaba junto a su hermano de 17. Al hombre de 29 años poco le importó y ahora está imputado por "abuso deshonesto".Un hombre de 29 años fue detenido, acusado de manosear a una niña de 12 años que estaba con su hermano de 17, viajando en la línea B del subte a la altura de la estación Carlos Pellegrini.Según informaron voceros de Subterráneos de Buenos Aires (Sbase), el hecho ocurrió pasadas las 10 de este miércoles y la detención ocurrió cuando la formación se detuvo en la mencionada estación.Los voceros agregaron que participaron en el operativo agentes de la Policía Metropolitana.En las primeras horas de la tarde, el hombre permanecía detenido, acusado de “abuso deshonesto”,  en la comisaría de la estación Boedo de línea E “a la espera de instrucciones de la fiscalía”. 
Free Image Hosting at www.ImageShack.us

No hay comentarios.: