miércoles, 11 de diciembre de 2013

El Monitor Ferroviario:


Charla debate: El Territorio demanda al Ferrocarril

EL MONITOR FERROVIARIO es una iniciativa abierta impulsada por técnicos, profesionales y especialistas de diferentes ramas en pos de realizar un registro geográfico del haber ferroviario, al tiempo que instalan propuestas y debates sobre por qué y cómo disponer los ferrocarriles en el lugar que la Sociedad Argentina los necesita. Jorge de Mendonça, miembro de la iniciativa, es analista independiente en temas de territorio, transporte y telecomunicaciones. Sobre la temática de los ferrocarriles, en la cual está inmerso desde finales de la década de 1970, destaca su trabajo en haberlo mutado de la mera necesidad técnica del ferrocarril para diversos temas (como barreras, señalamiento, software, material rodante), hacia interpretar el porqué del ferrocarril en un país que había decidido abandonarlo definitivamente. Eso lo llevó a instalarse en espacios de política activa junto a Daniel Marcelo Campana, donde como técnicos hicieron lo posible porque se comprenda porqué el ferrocarril era necesario. Lo que pudo entender a partir de aquellos años 80 y 90, es que estamos en una sociedad que interpreta al ferrocarril como algo imposible y muy lejos de que podamos construirlo. En 2007, por un trabajo suyo, las dos cámaras portuarias del País y los 4 concesionarios de trocha ancha presentaron un petitorio al Ministro de Planeamiento e Infraestructura de la Nación para que elevara la altura de los futuros puentes viales sobre el ferrocarril a 7,52 metros, de modo que pudiera establecerse en pocos años el tráfico de contenedores en doble pila y de pasajeros en verdadero doble piso. En Julio de 2008, la Subsecretaría de Transporte Ferroviario firmó la disposición para que todas las líneas de trocha ancha que conducen a Rosario y Bahía Blanca tengan sobre ellas a los futuros puentes para que sean aptos para doble pila. En febrero de 2009, la misma Subsecretaría eliminó la disposición ratificando la Resolución 7/81 de puentes bajos de la última dictadura. La investigación sociocultural entre los técnicos y los políticos al respecto de qué es lo que sucedió, de porqué ciertos técnicos ferroviarios rechazaron un ferrocarril más eficiente, lo llevó a comprender que el estigma del Plan Larkin de reducir el transporte, de la dictadura de hacerlo microeconómicamente rentable y de los 90 de exhaustivación de recursos hasta que ya sean imposibles de utilizar, dejaron un haber negativo en la conciencia de los actores, donde nada se puede hacer, nada va a funcionar y, si se hace algo, es a las apuradas y solo para la megalópolis, igual que en la razón de la batalla de Suipacha, en 1811… Dentro de la Propuesta REdDES (Red Expresa de Desarrollo Sustentable), que iniciara con Ceferino Farberoff y que hoy ya está conformada por más técnicos y especialistas de diverso origen técnico y/o político, trabajó en la reformulación en la Segunda Lectura de la Ley de Subtes, donde con Farberoff lograron su reforma en dos artículos clave: Orientar los subtes hacia la integración metropolitana y hacer que la legislatura ordene qué hacer en vez de limitarse a aprobar los proyectos consultoriles. En 2013, cuando la Propuesta volvió a transformar el subte hacia el futuro, con la Sanción de la Ley 4633 que ideara e impulsara el Legislador Gentilli con el apoyo de Dante Gullo y casi todos los partidos, trocando la línea H diseñada en 1999 como una lanzadera más para integrarla en una misma línea diametral de altísima densidad con la línea C, Línea CHé, pudo comprobar que toda nuestra sociedad está más dispuesta a escuchar y debatir hasta la resolución de propuestas de desarrollo de corto plazo fundadas en el largo plazo. Pudo comprobar que es mentira que solo estamos dispuestos al hoy y ahora. Pudo comprobar con ese trabajo grupal, las reiteradas actuaciones técnicas sobre la política con Daniel Campana y un reciente trabajo sobre vagones de mayor capacidad de carga, que los técnicos argentinos, los empresarios y los políticos sí están en situación de virar hacia el desarrollo de largo plazo siempre que sean pasos progresivos que no bloqueen el futuro ni ahoguen el presente. Por eso, El Monitor Ferroviario da inicio a éstas charlas debate para pensar el ferrocarril, pero ya no como un mero mito de unos pocos y lágrimas de muchos, sino como un actor en pos del desarrollo económico y territorial, que es de donde nunca debiera haberse salido la discusión del tranvía, del subte, del tren o de cualquier sistema de red de transporte.

Free Image Hosting at www.ImageShack.us

No hay comentarios.: