miércoles, 7 de noviembre de 2018

Reactivar el ferrocarril

Reactivar el ferrocarril 


Villa Elisa se moviliza para traccionar una idea que se viene expresando en toda la geografía entrerriana: reactivar el tren.

CONCORDIA Entre Rios 7 Nov(El Sol).-Esa idea responde a una necesidad vital para la economía de la región. Los productores han dicho que el flete de un camión entre Villa Elisa y el Puerto Ibicuy cuesta más que el marítimo hasta Irán. Los fletes suben por los constantes aumentos de los combustibles y peajes junto a los aumentos del costo de neumáticos y repuestos con más impuestos y gastos de revisión técnica y seguros todo lo que ha formado un círculo vicioso en que los transportistas se quejan de trabajar “casi a pérdida” y los productores que “los costos se han ido a las nubes”.

Se seguirán usando camiones pero la idea de reactivar el ferrocarril es una epopeya que puede fructificar si encuentra algo que es escaso y difícil de lograr, que el Estado haga suya la idea y la apoye. Ocupado en equilibrar presupuestos, achicar gastos y pagar sueldos a término, el Gobierno no parecería dispuesto a dinamizar ese sector de la economía que ha sido tan importante en el desarrollo de Entre Ríos.

Pero, como tendremos el primer presupuesto de la historia que tendrá superávit fiscal, tal vez pueda sobrar algo para arreglar las vías que es lo que pretenden en Villa Elisa para el ferroclub las ponga en valor hasta el puerto de la histórica Concepción del Uruguay con un presupuesto que se estima en nada más que cien mil dólares.

Claro que habiendo entregado el ferrocarril entrerriano a la Nación cuando ésta había decidido reactivarlo de la mano del ministro Randazzo y la decisión del gobernador Urribarri el tren volvió a cruzar la provincia entre Paraná y Concepción del Uruguay, y de ésta a Concordia, entre otros tramos que incluían localidades como Villaguay, Basavilbaso y Caseros pero esta “reactivación” fue bajando de intensidad para llegar a un casi inexistente servicio donde solo se cubren hoy 11 kilómetros entre Paraná y Colonia Avellaneda.

Se mantiene centenares de kilómetros de vías férreas prácticamente desaprovechadas mientras los depredadores atacan aquellas vías que no se utilizan y se vandaliza todo lo que queda sin custodia o en un estado de semi abandono.

No sucede solamente en Entre Ríos, “El Gran Capitán” que quedó estacionado en la estación Virasoro (Ctes) fue objeto de vándalos que primero robaron todo lo que pudieron aunque no les sirviera para nada para luego, prenderlo fuego. Lo mismo ocurrió con “El Tren de los Pueblos Libres” que unía Argentina-Uruguay, estacionado en Pilar (Buenos Aires), fue incendiado y su único destino es el de chatarra.

El Estado Nacional concentra todo lo que puede ser vendido en subasta a través de internet por “Trenes Argentinos Infraestructura”, dependiente del Ministerio de Transporte de la Nación, en el último se vendieron 4.640 toneladas de material ferroso entre rieles y más de 15.000 durmientes. Justamente, ese material es el que requiere el ferroclub de Villa Elisa para poner en valor la vía a Uruguay.

Aún teniendo vía libre para llegar al puerto, se requerirá de material tractivo: locomotoras y vagones pero si fue posible que en Entre Ríos funcionara desde 1892 un sistema ferroviario a cargo del Ferrocarril Central Entrerriano y en 1893 el presidente Roque Sáenz Peña autorizó por decreto al Ferrocarril Entre Ríos a construir un desvío al muelle del puerto de Concepción del Uruguay, el tramo que 125 años después se trata de poner en valor, se entiende que no solo es posible sino indispensable que se vuelva al tren y en esto es el gobernador Gustavo Bordet el único que hoy tiene la posibilidad de decidir su futuro. Allí se ve, la visión del gobernante que se pone por delante de los problemas y los soluciona para reactivar la economía, desarrollar trabajo y bienestar para los entrerrianos.

No hay comentarios.: