martes, 26 de febrero de 2019

Agrozal volvió a mover el tren

Agrozal volvió a mover el tren en una entrega de cereal

La Puntana, que es propiedad de la provincia, fue usada para los movimientos internos. Foto: El Diario.

La máquina entregó 4.000 toneladas de maíz a Glucovil. Hasta ahora sólo había hecho operaciones con camiones. 

VILLA MERCEDES San Luis 26 Feb(El diario de la Republica).-Las operaciones logísticas necesitan de práctica, de repeticiones para ajustar detalles y que nada quede librado al azar. En eso anda el Centro de Servicios al Agro (Agrozal), que comenzó a poner a punto su infraestructura de servicios para la carga de trenes con cereales, una variante acorde a la política de Estado que tiene San Luis, que desde hace años busca revitalizar el transporte ferroviario, aún a costa del desprecio que vienen mostrando los sucesivos gobiernos nacionales, que no le hacen las cosas fáciles.

El primer envío de cereal se hizo a uno de los clientes habituales de la Zona de Actividades Logísticas (ZAL), la firma Glucovil, que es la principal procesadora de maíz de la provincia. Fue un operativo de entrega de 4.000 toneladas de maíz, en la que también se usó la locomotora La Puntana, propiedad del gobierno provincial, que viene desde hace un tiempo haciendo trabajos internos en el predio ubicado en Villa Mercedes.

El recorrido fue de solo 800 metros, pero es un puntapié inicial para operaciones mayores.

La Puntana arrastró 73 vagones cerealeros, con una capacidad de carga de 55 toneladas cada uno, que fueron provistos por Belgrano Cargas, que tiene concesionadas las vías que surcan por la geografía provincial y viene trabajando desde hace un tiempo con la ZAL en el envío de alfalfa a los puertos de Rosario y Bahía Blanca, en este último caso en combinación con Ferro Expreso Pampeano (Fepsa).

La recomposición de la relación comercial con Belgrano Cargas es uno de los puntos fuertes que tiene la nueva gestión de San Luis Logística, que quiere ampliar el horizonte de negocios.

Los vagones fueron cargados en la Agrozal, que cuenta con toda la infraestructura de última tecnología gracias a la inversión que hizo el Gobierno en los últimos dos años: construcción de nuevos andenes, reparación de vías, incorporación de una grúa pórtico y rediseño de los silos y el sector de cargas, más la construcción de un nuevo hangar para el servicio de cross docking (N de R: preparación de un pedido sin colocación de mercadería en stock).

“Queríamos ver cómo estábamos para hacer una operación de este tipo, ya que no veníamos cargando trenes, solo camiones. La idea de usar el tren siempre está latente, si conseguimos una salida competitiva a través de Belgrano Cargas, lo vamos a seguir haciendo. Esta fue una operación aislada con Glucovil, que en realidad primero iba a ser en camión. Pero ellos lograron la descarga de las vías y se prestó para hacerlo por tren”, contó Martín Pereyra, jefe del Suprograma Estrategias Comerciales de la Agrozal. 

El funcionario le quitó grandilocuencia al operativo, pero no dejó de valorarlo por lo que puede representar para el futuro: “No tiene mucha historia mover el tren 800 metros hasta la planta más próxima a la ZAL, pero queríamos probar instalaciones, capital humano, la parte administrativa. Para eso sirvió y todo respondió como esperábamos. Incluso La Puntana se movió muy bien en los desplazamientos internos, después la carga la sacó el Belgrano”.

Lo más importante para Agrozal fue confirmar que la planta responde a la carga de un tren. “Esa parte de las instalaciones fue remozada de manera íntegra luego del accidente sufrido hace un tiempo. Pudimos cargar 200 toneladas por hora, que es un buen registro. Se hace la tara del vagón vacío y se carga, después se van moviendo de uno hacia adelante y vamos llenando los que vienen atrás”, describió Pereyra.

El operativo estuvo a cargo del jefe de Subprograma de Inversiones y Desarrollo Agroindustrial, Eduardo Riveros, quien manifestó su satisfacción por la operación realizada, ya que “se cumplió con todas las exigencias y tiempos de entrega requeridos por el cliente”. Por otra parte, el jefe de Programa de Logística Agropecuaria, Alejandro Marín, destacó el servicio y la capacidad de carga de la Agrozal, ya que la operación con cada vagón demandó aproximadamente 15 minutos y contempló la carga, la toma de las muestras, el pesado, el precintado y confección de la documentación.

No hay comentarios.: