jueves, 25 de septiembre de 2008

Extra..Extra!!!!!!!!!

Mas Noticias


Autopistas y ferrocarriles para integrar el país

RAFAELA 25Sept( LaOpiniondeRafaela).--El próximo viernes 3 de octubre a las 17 horas tendrá lugar la conferencia a cargo del doctor Guillermo Laura en la sede del Centro Comercial e Industrial de Rafaela (CCIR).En la oportunidad se referirá a la propuesta de la red federal de autopistas y rehabilitación de los ferrocarriles como "una ley para salvar vidas e integrar el país", con una referencia inicial a la ingeniería alemana sobre esta temática.Esta actividad es organizada por el Instituto Argentino Germano, el Círculo de la Prensa de Rafaela y el citado CCIR.Recordemos que Laura es autor del proyecto para construir 13.000 km de autopistas en Argentina, que incluye la ruta 34. Es abogado y máster en Economía, desde hace más de 30 años está dedicado a la obra pública y al transporte. Actualmente es presidente de la Fundación Metas Siglo XXI.Conviene mencionar que Laura ya había abordado este tema en el año 2003, también en la sede del CCIR.

Solanas estrena hoy en Rosario su película sobre los trenes "La próxima estación"

ROSARIO 25Sept(LaCapital).-Fernando "Pino" Solanas no se anda con medias tintas. Habla rápido, seguro y con un tono aleccionador. Hoy estrena en Rosario otro eslabón de su serie de filmes sobre la Argentina contemporánea. A "Memoria del saqueo", "La dignidad de los Nadies" y "La Argentina latente" se suma "La próxima estación", donde el director de "El exilio de Gardel" analiza con un estilo testimonial los servicios públicos y en especial el hoy lamentable sistema ferroviario. Pino cree que el regreso del ferrocarril a los primeros planos del transporte de pasajeros y de carga es ineludible y que su importancia estratégica hablará por sí misma acusando a quienes en los años 90 se beneficiaron con su saqueo. ¿Y el tren bala? "Es un disparate", aseguró.

—¿Qué dificultades acarrea el género testimonial?


—Lo dificultoso es el proceso de investigación, que vengo haciendo desde 2003. Este trabajo se hace con mucha investigación, lectura, hablando con mucho gente y recorriendo muchos lugares. Lleva mucho tiempo desarrollar por un lado el guión informativo y por el otro inventar la película. Es una mezcla entre documental y ficción. "La próxima estación" es una película con mucha expresión cinematográfica, no es un documental, como esos que uno mira en TV en el canal Encuentro.

—¿Los trenes son una metáfora de la Argentina?


—Son una metáfora del desastre y el saqueo de los años 90. Y siguen siendo una metáfora de la ignorancia y la irresponsabilidad de quienes nos gobiernan. Cuando se concesiona por 30 años la gran estación de Santa Fe (la General Belgrano donde se construirá un shopping), lo que se está diciendo es que no tienen la más mínima intención de colocar un tren que llegue a Santa Fe.

—¿Cuál cree que es la importancia estratégica del tren?

—No se le puede sacar el tren a un país extenso como la Argentina. El barril de petróleo pasó los 100 dólares y llegará a 200. Por eso el ferrocarril es hoy de ocho a doce veces más barato que el transporte automotor. No puede ser suprimido porque es el único transporte que garantiza un servicio regular independientemente de las condiciones climáticas, sea con nieve, lluvia, niebla o con fogatas como las del Delta. Las vías son las arterias, las venas de una Nación. Lo único que asegura la integración del territorio es el ferrocarril. Al suprimir el 80 por ciento de los trenes, que fue una medida aberrante, no sólo se 800 pueblos se convirtieron en fantasma y cientos de otros se empobrecieron, sino que toda la carga de pasajeros y de mercaderías pasó a las rutas. Eso produjo un colapso. El año pasado Argentina batió todos los récords; tuvimos 8160 muertos entre calles y rutas y más de 12 mil lisiados. Son 20 mil víctimas y eso al país le cuesta una fortuna. Es aberrante que el gobierno no restituya el servicio de trenes de pasajeros en todo el país.

—¿Se puede reproducir este modelo de tren que tarda ocho horas a Buenos Aires?

—Antes había 37 mil kilómetros de vías, hoy quedan apenas 7.500 y en muchos tramos no se puede ir a más de 50 kilómetros por hora. Tuvimos ferrocarriles que hacían Buenos Aires-Rosario en tres horas veinte minutos. Y eran coches pullman de un lujo extraordinario. Para ganar la "guerra del automotor" hay que volver al sistema que menos accidentes produce que es el ferrocarril. La vuelta del tren hoy es irreversible pero estamos ante un gobierno que no ha hecho nada por reconstruir el transporte público, ni para reconstruir la flota marítima y fluvial. Tampoco hizo nada en estos cinco años sabiendo que Aerolíneas Argentinas estaba quebrada.


—Pero sí tiene un gran proyecto de tren bala.

—Eso es un disparate. Si se obstinan es porque hay una mordida de dinero muy grande ahí. Nadie puede comprender que se endeude al país por 30 años cuando todavía nadie ha podido analizar los presupuestos definitivos. Empezaron hablando de 800 millones de dólares y hoy reconocen que va a costar más de cinco o seis mil. Y todo en el aire, esa es una irresponsabilidad.


Sigue la polémica por los fondos para el tren bala




BUENOS AIRES 25Sept(LaNacion).-La financiación del proyecto para construir un tren de alta velocidad que uniría Buenos Aires con Rosario y Córdoba sigue generando un fuerte debate dentro del Gobierno y entre el oficialismo y la oposición parlamentaria. El Ministerio de Economía, en la voz del secretario de Hacienda, Juan Carlos Pezoa, confirmó ayer que en el proyecto de presupuesto 2009 que se envió al Congreso no se incluyó una partida especial para financiar el polémico proyecto del llamado tren bala. De esta manera, el funcionario intentó poner punto final a la polémica que se ha desatado entre el secretario de Transporte, Ricardo Jaime, que enfatiza que el tren bala sí contaba con financiamiento presupuestario, y el jefe de Gabinete, Sergio Massa, que afirmó lo contrario al presentar el presupuesto ante la prensa. Pezoa formuló estas precisiones ante la Comisión de Presupuesto de la Cámara de Diputados, que ayer inició el debate del proyecto de ley de presupuesto del año próximo. "El tren bala no está en el presupuesto", enfatizó el funcionario ante la pregunta de los legisladores de la oposición. Sin embargo, la respuesta de Pezoa no logró despejar las dudas. "Que no se incluya una partida específica para el tren bala no significa nada. En el transcurso del próximo ejercicio, el jefe de Gabinete puede echar mano de los superpoderes presupuestarios para reasignar partidas y, así, dotar de financiamiento al proyecto, si lo considera pertinente", advirtió el diputado Claudio Lozano (Proyecto Sur-Capital). En efecto, el presupuesto 2009, según confirmó el propio Pezoa, incluye unos 3200 millones de pesos para inversiones ferroviarias. El Gobierno podría redireccionar esos recursos para el tren bala, señalan en la oposición. Con los empresarios Días atrás, cuando el proyecto de ley de presupuesto fue girado al Congreso, los integrantes del consorcio que se adjudicó la obra se reunieron con el secretario de Transporte para ver si efectivamente el dinero estaba o no en la previsión de gastos del año próximo. Y la respuesta que se llevaron los empresarios de la francesa Alstom, la española Isolux y las locales Iecsa y Emepa no les dejó lugar a dudas: la previsión está incluida. Según pudo saber LA NACION, Jaime les dijo a los ejecutivos que estuvieron en la reunión que los millones necesarios para avanzar en la obra estaban dentro de la partida destinada a la Administración de Infraestructuras Ferroviarias (AIF), una sociedad del Estado que fue creada este año junto a la Operadora Ferroviaria Sociedad del Estado (OFE), mediante la ley 26.352. "El dinero está dentro de las partidas destinadas a la infraestructura ferroviaria. Nosotros seguimos adelante", ratificó ayer a LA NACION una fuente del Ministerio de Planificación Federal que trata con Jaime a diario. Según estimaciones del Gobierno, el valor de la obra ascendería a 12.000 millones de pesos, que deberían ser pagados mediante desembolsos anuales y a medida que la traza avance. Por ahora, lo único que avanzó fue la adjudicación de la construcción del tren. Esta parte quedó en manos del consorcio Veloxia, un grupo de empresas liderado por Alstom. Lo que resta definir es el financiamiento, que podría sufrir contratiempos, a juzgar por el nuevo contexto internacional que surgió de la crisis financiera global, con origen en Estados Unidos. Un banco en problemas El esquema original establecía la emisión de un bono que sería suscripto en su totalidad por el banco francés Natixis. Sin embargo, nunca se avanzó más allá. Los vaivenes de la economía doméstica y la crisis de los mercados globales (incluida la delicada situación en que entró el Natixis en su país) dilataron la salida a los mercados. Para este año estaba previsto un primer pago de alrededor de 600 millones de dólares, que parece lejos de concretarse. Otro dato para tener en cuenta es que, tal como acotó el diputado Juan Carlos Morán (Coalición Cívica-Buenos Aires), el martes próximo está prevista la apertura de sobres para la licitación del tren bala con destino a Mendoza, con una inversión prevista de 10.000 millones de pesos. "Esto significa que el proyecto de instalar en el país trenes de alta velocidad sigue en marcha", agregó. Desde el oficialismo, la diputada Patricia Fadel (FPV-Mendoza) negó en forma tajante que el Gobierno planee utilizar los superpoderes para financiar el tren bala. "No hay que generar sospechas infundadas", reprochó la legisladora. "No son infundadas; el propio Jaime había afirmado que habrá financiamiento presupuestario para ese proyecto", respondieron Lozano y Morán. Más allá de este contrapunto, la exposición de Pezoa ante la Comisión de Presupuesto -que conduce su nuevo presidente, Gustavo Marconato (FPV-Santa Fe)- transcurrió sin mayores altercados. Acompañado por el subsecretario de Ingresos Públicos, Raúl Rigo, el funcionario repasó los principales supuestos macroeconómicos del presupuesto 2009 y procuró dejar en claro una premisa: que, pese a la crisis financiera internacional, el país se halla en una situación "óptima" desde el punto de vista financiero y persistirá en una tendencia de "crecimiento sostenible", previsto en un 4% del producto bruto interno (PBI), acompañado de un superávit fiscal del 3,27% del PBI y de un superávit financiero de $ 11.000 millones. "Que estemos hablando de crecimiento frente a un contexto internacional de recesión habla de un país que se halla fortalecido", enfatizó Pezoa. Sin embargo, los legisladores de la oposición no compartieron esta visión optimista de los funcionarios. "No se entiende esta supuesta holgura fiscal del Estado cuando en el mismo proyecto de presupuesto se propone una modificación de la carta orgánica del Banco Nación para hacer uso de hasta el 30 por ciento de los depósitos del sector público para atender gastos de capital y amortización de deudas. Además, en el decreto de necesidad y urgencia que remitió el Gobierno se incorpora una autorización al Banco Central para financiar con sus reservas al Tesoro", apuntó el diputado Luis Galvalisi (Pro-Capital). Para el diputado Lozano, las cuentas sencillamente no cierran. "La crisis financiera internacional afectará el superávit comercial porque bajarían los precios de las commodities y subirán las importaciones. El presupuesto tampoco contabiliza los eventuales aumentos salariales de 2009, como tampoco un seguro ajuste de los subsidios por la inflación. Por esa razón, para mantener el superávit financiero el Gobierno no tendrá otra alternativa que patear gastos para adelante", puntualizó. (El subsecretario de Presupuesto, Raúl Rigo, y el secretario de Hacienda, Juan Carlos Pezoa, ayer en el Congreso)


Tgmoszka criticó el servicio del Tren Patagónico

VIEDMA 25Sept(ADN).- “Preocupación y malestar es el sentimiento que nos embarga, a quienes habitamos la Línea Sur, por la limitación en las frecuencias y el cada vez peor servicio que presta SEFEPA.”, sostuvo el legislador justicialista Carlos Tgmoszka. “Esta empresa de la Provincia, que defendimos entre todos en momentos que arreciaba la ola privatizadora, se convirtió en el nexo y medio de transporte de los habitantes de esta región. Pero en momentos en que el Estado Nacional ha decidido cumplir un papel central en el proceso del desarrollo socioeconómico, procurando corregir asimetrías y teniendo una activa presencia en la cuestión social, el gobierno provincial a contramano de estas políticas, decide no aceptar el traspaso de la explotación de este servicio a la Nación. Alegando cuestiones de soberanía y autodeterminación, pero definitivamente con graves consecuencias para quienes vivimos en la Línea Sur. Así, en lugar de mejorar el funcionamiento de la empresa, y consecuentemente el servicio que presta, solo ha logrado que quienes usan este servicio,(los mas humildes) que por la constante mala administración resulta deplorable, hoy no tengan ni esa posibilidad.La liviandad con que se administra esta empresa se puede graficar mencionando, que la misma esta dirigida por un Intendente. Teniendo en cuenta el tiempo y la dedicación que implica estar al frente de un Municipio, nos muestra a las claras que calidad de atención puede dedicarle a la misma, que por sus características necesita de ingentes gestiones para conseguir inversiones e ideas para ir consolidándose en una región que necesita de este vital servicio. Es decir, una dedicación exclusiva. En resumen, el capricho de quienes han decidido administrar el Estado como un botín que debe ser repartido y por ende, dividir su patrimonio con la lógica de acuerdos electorales, nos muestra a las claras el grado de compromiso que tienen con quienes dicen representar. Por lo expuesto, instamos a las autoridades Provinciales a reflexionar y tomar las medidas necesarias para que el bienestar de los pobladores de la Línea Sur deje de ser una declamación electoral y se transforme en un compromiso serio y real, tal como lo ha asumido el Gobierno nacional con la pavimentación de la Ruta 23, las viviendas, las escuelas, los programas sociales, las jubilaciones etc. que han tenido como objetivos la igualdad de condiciones de todos los habitantes de la Provincia.”, consigno el legislador Tgmoszka, representante legislativo de la Región Sur rionegrina.


Economía se suma a la polémica: el tren bala, dice, no está en el Presupuesto



CAPITAL FEDERAL 25Sept(Clarín)Antonio Rossi.-Un nuevo capítulo se sumó ayer a la polémica oficial entablada por el financiamiento y las obras del tren bala.A sólo una semana del fuerte contrapunto registrado entre la Jefatura de Gabinete y la Secretaría de Transporte, ahora el que puso en duda el futuro del megaproyecto ferroviario ha sido el Ministerio de Economía.Al exponer los aspectos más salientes del Presupuesto 2009, el secretario de Hacienda, Juan Carlos Pezoa afirmó ayer en el Congreso que el tren de alta velocidad entre Retiro-Rosario y Córdoba no tiene ninguna partida de financiamiento prevista para el próximo año.Ante los diputados de la comisión de Presupuesto y Hacienda, Pezoa explicó que el tren bala "no figura" en el proyecto enviado por el Poder Ejecutivo al Parlamento.De esta manera, la postura del Ministerio de Economía que expuso Pezoa se alinea con la posición inicial del jefe de Gabinete, Sergio Massa, quien había sostenido que para el 2009 no se habían previsto fondos específicos para las obras del tren bala.Al remitir el proyecto de Presupuesto al Parlamento, el jefe de Gabinete precisó que "todas las partidas presupuestarias del área ferroviaria se destinarán a mantener y mejorar los servicios mediante obras de soterramiento, reacondicionamientos y electrificación de líneas urbanas".Desde la Secretaría de Transporte salieron de inmediato al cruce de Massa y aseguraron que los recursos para el inicio de los trabajos del tren de alta velocidad sí estaban incorporados en el Presupuesto.Al igual que hace una semana, ayer en el área de Transporte que conduce Ricardo Jaime volvieron a indicar que los recursos necesarios para poner en marcha el tren bala se encuentran en las partidas asignadas a la flamante Administración de Infraestructura Ferrovaria (AIF), una de las dos sociedades estatales que nacieron de reordenamiento del sector ferroviario.A la AIF, según explicaron en Transporte, le otorgaron dos vías de recursos. Por un lado, la denominada fuente 22 donde figura una autorización para obtener financiamientos externos por $ 1.776 millones. Y por otro, la fuente 11 con una partida específica de $ 353 millones. En total, la AIF tendrá disponible en el próximo año un total de 2.129 millones de pesos que podrá utilizar para financiar cualquier proyecto de infraestructura que le indique el Poder Ejecutivo. En medio de la disputa entre Massa y Jaime, apareció en el escenario el embajador francés en Argentina, Frederic Baleine du Laurens, quien aseguró que el proyecto "sigue en pie" y que "no hay ningún problema con la financiación de las obras pese a la crisis económica internacional". Con su declaración favorable a la postura de Transporte, el embajador galo buscó reforzar la posición de Alstom, la empresa francesa que lidera el consorcio adjudicatario de la obra. A eso se suma el hecho de que el esquema financiero que está en juego también proviene de Francia por medio del banco privado Natixis.

No hay comentarios.: