lunes, 1 de agosto de 2016

Ultimas Noticias

Los trenes de carga, otra de la CEOcracia ferroviaria

BUENOS AIRES 1 Agos(La Izquierda Diario).-El ferrocarril estatal de transporte de cargas administrado por exCEOs de empresas privadas sufre una baja de cargas. Sigue el deterioro del ferrocarril como en los años de gobierno kirchnerista.No solo los trenes de pasajeros padecen la política ajustadora del gobierno del PRO, que dejó a toda la provincia de Buenos Aires sin formaciones de larga distancia, también en el sector de cargas estatal que depende del ministro de Transporte Guillermo Dietrich, se produjo un profundo retroceso con pérdidas, en el volumen, que llegan a un 48% en el segundo semestre, para el caso del Belgrano Cargas. En este sentido, lejos quedaron las muestras electorales que daban rienda suelta al hecho de jerarquizar el uso del ferrocarril para la reactivación de las economías regionales. Pura “sanata”, que dejaría a los productores regionales librados a gastos más elevados para transportar sus productos.La empresa estatal que fue creada en el año 2013 por un decreto de la entonces presidenta Cristina Fernández para que el estado se haga cargo de la explotación integral de la red carguera del Ferrocarril Belgrano y no estaba en su mejor momento. Un ejemplo claro se mostró en el transporte de la soja, que utilizando este medio para trasladar su carga llegó a ser de 7 a 8 mil toneladas pasando a solamente mil toneladas el año pasado. La peor caída durante el gobierno de Macri fue en el tramo de cargas de la vía Urquiza, cuya caída fue de 48,1%. La baja de la carga, de conjunto, fue de 78.136 a 40.731 toneladas.El gobierno para justificar esta caída, podría excusarse en la crisis económica, pero entonces sería inexplicable el hecho de que las empresas que están en manos privadas hayan aumentado considerablemente la carga transportada. Por ejemplo, en Ferroexpreso Pampeano, que maneja el grupo Techint y “brinda servicios hacia los puertos de Bahía Blanca y Rosario-San Martín a exportadores, acopiadores, y grandes productores de la pampa húmeda”, según dice en su página web, las cargas transportadas subieron un 20%. Para Nuevo Central Argentino (NCA), que maneja Aceitera General Deheza tuvo un incremento en las cargas del 12%. Aunque Ferrosur, controlada por el grupo Camargo Correa tuvo una caída de un 13%, muy lejos esta del mal resultado de la gestión estatal contralada por exgerenciadores de empresas.

Exgerentes en cargos estatales, ¿para qué?

A tono con las designaciones de Mauricio Macri para la cobertura de su gabinete, Dietrich, nombró al exCEO de la automotriz Mercedes Benz Ezequiel Lemos al frente de la empresa estatal Belgrano Cargas y Logística (BCyL). Lemos, es un abogado egresado de la Universidad Católica Argentina con un posgrado en la Universidad Austral que, también tuvo cargos importantes en AT Kearney, una consultora de gestión empresarial con cerca de 40 sucursales repartidas por el mundo y en Servicom Group, una compañía dedicada al comercio exterior. Por supuesto, sin olvidar que también fue CEO de la alemana Mercedes Benz, empresa que no sólo fabrica autos de alta gama sino que, y aquí un dato significativo, es una de las marcas líderes en la producción de camiones de corta, media y larga distancia para el transporte de cargas. Y otro dato, a tener en cuenta, en este punto, es que el índice de Costos Logísticos Nacionales mostró en el mes de junio, incrementos del 0,3% “con transporte” y del 0,6% “sin transporte”, según el análisis confeccionado en la Universidad Tecnológica Nacional.Ezequiel Lemos, entraría en la categoría de un exgerente más que de la mano de otro de su misma estirpe, demostrarían que, en lo que va de la era macrista, para el sistema de transporte ferroviario de cargas, solo hubo promesas electorales de cambio y grandes anuncios que, por el momento, no se materializan. Así, por ejemplo, los productores regionales del interior deberán pagar más en la contratación de fletes privados para transportar sus productos dentro del país, que por los traslados marítimos a los más importantes mercados a nivel internacional.A pesar de todo el humo tirado con las inversiones del "Plan Belgrano" y las supuestas inversiones en el transporte ferroviario, por el momento se ve todo lo contrario: una línea de continuidad con el gobierno anterior en lo que toca a las inversiones chinas (recientemente Macri, ratificó los contratos del gobierno anterior) en la estructura y con una profundización en el deterioro del funcionamiento del sistema ferroviario de conjunto.

Con la colaboración de Walter Moretti.


No hay comentarios.: