lunes, 1 de agosto de 2016

Mas noticias de medio dia

Cerca de 1000 vecinos firmaron el petitorio -La Fraternidad ferroviaria juntó firmas para recuperar el tren de pasajeros.

GENERAL VILLEGAS 1 Agos(La Actualidad).-El petitorio se firmó ayer en la esquina de la plaza principal, frente al Banco Nación. "Estamos más que satisfechos. Seguramente en la semana lo vamos a volver a repetir porque hubo gente que no se pudo acercar" adelantó Mario Rosales, secretario del gremio en General Villegas. El sindicato ferroviario La Fraternidad está llevando a cabo una iniciativa a nivel nacional para juntar firmas con el objetivo de lograr la recuperación del tren de pasajeros en todo el país.En General Villegas el petitorio se firmó, ayer a partir de las 10 horas, en una de las esquinas de la plaza principal (Rivadavia y San Martín)."Dios atiende en Buenos Aires ¿¿¿Cómo voy si no hay trenes???" y "No perdamos el tren" eran las consignas de los integrantes de La Fraternidad.Cerca de 1000 ciudadanos firmaron el petitorio. Incluso se acercaron los concejales del Frente Renovador quienes adhirieron a la propuesta y sacaron a flote dos proyectos presentados en el Concejo Deliberante sobre esta cuestión. El primero de ellos es del mes de noviembre de 2015, instancia en que se solicitaba la urgente reparación del puente "La Clarita", ubicado entre las estaciones Andrés Vacarezza (Alberti) y Benítez, y la habilitación del servicio en el tramo Chivilcoy-Realicó, que incluye a la estación Villegas y otras del partido.
Retomaron las obras del centro de trasbordo en Chacarita que había frenado la Justicia

CAPITAL FEDERAL 1 Agos(La Razon).-Conexiones más seguras entre colectivos, tren y subte.La idea es separar los autos de los colectivos para ordenar la circulación y las conexiones con el subte y el tren Urquiza, en una zona por la que circulan 100 mil pasajeros. Por unos amparos rezonificaron los terrenos.Boceto: así quedará, una vez terminada, la obra en Chacarita, frente a la estación Federico Lacroze del Ferrocarril Urquiza, con dársenas para colectivos y cuidado para peatones.Boceto: así quedará, una vez terminada, la obra en Chacarita, frente a la estación Federico Lacroze del Ferrocarril Urquiza, con dársenas para colectivos y cuidado para peatones.Después de más de dos años, el Gobierno porteño retomó los trabajos para construir un centro de trasbordo y dos espacios verdes en Chacarita. La obra estaba frenada por la Justicia porteña a raíz de dos recursos de amparo que se presentaron, porque el área figuraba zonificada como Urbanización Parque, un distrito que no admite otro uso que no sea una plaza o similar y cuyo uso debe ser público pero no modificar ese carácter. Pero en abril, la Legislatura porteña aprobó una modificación del Código de Planeamiento Urbano que permite la apertura de una calle en una plazoleta para hacer las nuevas dársenas y paradas para los colectivos.El plan consiste en separar a los autos de los colectivos desde la calle Guzmán al 800 hasta Corrientes al 6800 y construir un espacio con dársenas para el ascenso y descenso de los pasajeros. Este centro de trasbordo facilitará las conexiones entre las 20 líneas de colectivo que circulan por el lugar, el ferrocarril Urquiza (que tiene allí su terminal) y el subte B, y beneficiará a unas 100.000 personas. Estará en la Plazoleta Voluntarios Héroes de la Reconquista, en Corrientes entre Olleros y Federico Lacroze.En estos días, el Ejecutivo retomó el proyecto. En principio, construirá los dos espacios verdes, en las plazoletas ubicadas sobre Corrientes, entre Olleros y Jorge Newbery. Para continuar con el centro propiamente dicho, deberán volver a licitar los trabajos.Por años, en la plazoleta Voluntarios Héroes de la Reconquista, que está entre Lacroze y Olleros, funcionó una feria ilegal. Hasta que en 2010, el Gobierno porteño logró desalojarla y construyó una plaza seca.Sin embargo, a principios de 2014 la demolió para hacer un centro de trasbordo. Pero vecinos y dirigentes de la comuna 15 presentaron recursos de amparo y frenaron la obra. La titular del Juzgado en lo Contencioso Administrativo y Tributario N° 7, Lidia Lago, les dio lugar porque consideró que no se podía modificar el uso de la plazoleta, protegida por el Código de Planeamiento Urbano. Tiempo después, amplió la cautelar a las otras dos plazoletas, en una de las cuales aún hoy funciona un estacionamiento ilegal.Finalmente, en junio pasado, la Legislatura aprobó abrir una calle en la plaza Voluntarios Héroes de la Independencia. Y la jueza subrogante Paola Cabezas Cescato levantó la primera cautelar y habilitó la continuación de la obra. En estos días, la Secretaría de Transporte volvió a trabajar en la zona, aunque lo primero que está haciendo es convertir a las otras plazoletas –que siguen protegidas judicialmente– en espacios verdes propiamente dichos.Estos nuevos espacios contarán con 2.852 m2 de superficie parquizada, donde plantarán panes de césped de grama bahiana y habrá 1.846 m2 de hormigón. También se están realizando tareas de arbolado y se están renovando la iluminación y las veredas. Esta primera obra terminará en unas siete semanas, y más adelante se incorporará equipamiento y mobiliario urbano.Cuando los espacios verdes estén terminados, el paso siguiente será continuar las obras del centro de trasbordo, que serán licitadas nuevamente.Antes del freno judicial, se había llegado a abrir una calle en la plazoleta ubicada entre Lacroze y Olleros y se amplió 2,3 metros la vereda norte de la avenida Corrientes. Además, se cerró el retome y giro a la izquierda hacia Corrientes en el cruce con Olleros, para extender el boulevard que ya existía. Y se cambió de sentido el retome en la calle Maure.Lo que falta es instalar los paradores y el mobiliario urbano, repavimentar la zona afectada, realizar la demarcación horizontal y colocar la cartelería. Cuando esté terminado el centro, siete líneas de colectivo que circulan por la avenida Corrientes hacia Guzmán o viceversa utilizarán las nuevas dársenas.En tanto, otras once seguirán operando en la vereda norte de Corrientes y dos más mantendrán su parada sobre la avenida Federico Lacroze, entre las avenidas Corrientes y Forest. Mientras, los autos particulares contarán con dos carriles hacia Provincia y cuatro en dirección al centro.“Nosotros somos los autores del proyecto de la estación de trasbordo –cuenta Clara Castellano, miembro fundadora de la Asociación de Comerciantes de Chacarita–. Una vez que esté habilitada, los vecinos van a ver sus beneficios. Porque así como está, la zona es un peligro. Los colectivos paran en cualquier lado y todo es un caos. Este centro de trasbordo va a generar un reordenamiento del tránsito, por lo que va a haber más espacio y los miles de pasajeros que circulan por la zona a diario van a poder cruzar las calles y moverse sin riesgo para su integridad física”, concluyó Castellano.
Nuevo envión

CAPITAL FEDERAL 1 Agos(La Razon).-Las obras de renovación en las estaciones del Mitre se aceleraron en el último mes. Y en Coghlan finalizan en septiembre. Este mes se colocan los andenes provisorios para trabajos en las paradas de Saavedra y Juan B. Justo.Después de varios meses de demoras, finalmente avanza la renovación de las estaciones del tren Mitre en la Ciudad. Las obras, que habían comenzado a fines de 2014, se habían intensificado a mediados del año pasado en Belgrano R, Colegiales y Drago, entre otras paradas, donde se instalaron andenes provisorios a una o más cuadras de los originales. Pero los trabajos se prolongaron más de lo previsto o, directamente, se detuvieron, y las quejas empezaron a crecer. Hasta que en mayo se retomaron y el mes pasado se aceleraron definitivamente.La estación Coghlan en el andén sentido a Bartolomé Mitre es la que tiene fecha de reinauguración más próxima: septiembre de este año, según confirmó a este diario la Administración de Infraestructuras Ferroviarias (ADIF), a cargo de los trabajos. Por las obras, quienes viajan desde Retiro no pueden bajarse allí ni tampoco en un andén provisorio: deben descender antes -en Belgrano R- o después -en Saavedra-, o bien tomar el tren de la misma línea pero en el ramal Suárez, y bajar en la estación Drago. Los andenes de hormigón armado estarán listos el mes que viene, mientras que los asientos, refugios y boleterías, en noviembre.Drago, otra de las paradas en obra, es también una de las más concurridas, dada su cercanía a una de las sedes del CBC de la UBA. Allí se trabaja para ensanchar los andenes, mejorar los accesos y demoler los refugios, la boletería y la cubierta existente en uno de los andenes, para reemplazarla por un nuevo módulo de boleterías con molinetes y garitas de seguridad. También se están instalando nuevos sanitarios y refugios metálicos con asientos e iluminación, indicó la ADIF, que no precisó fecha de reinauguración.Belgrano R y Colegiales también exhiben obras en estado avanzado y andenes provisorios. En las estaciones Saavedra y Juan B. Justo, estas aceras transitorias comenzarán a montarse este mes, para empezar con los trabajos de renovación en septiembre y reabrir en enero. Se planea ampliar las instalaciones sanitarias y de iluminación, mejorar los accesos peatonales y cerramientos, pintar y mejorar las áreas verdes. En Zona Norte, la remodelación de las paradas de Florida y Cetrángolo, en el partido de Vicente López, comenzaría el año que viene y finalizaría en 2018, indicó la ADIF.Iniciadas durante la gestión de Florencio Randazzo al frente del Ministerio del Interior y Transporte como parte del Plan Integral de Renovación de Estaciones, las obras se vieron demoradas en la actual gestión por falta de pago a los contratistas, según indicaron en marzo pasado desde esa cartera en diálogo con diario Clarín.En ese contexto, la reapertura de las estaciones resulta urgente. “Para llegar a Drago ahora tengo que caminar cuatro cuadras más. Y los tres puestos de diarios de ahí ya no venden más”, cuenta Carolina Galarza (42), de Villa Urquiza. Del mismo barrio, Santiago Ponferrada (38) agrega: “En los andenes provisorios te morís de frío o de calor o te mojás, y no hay asientos ni techo”. Stella (42), una vecina de Coghlan que prefirió mantener su apellido en reserva, coincide: “No estoy disconforme con los trenes, pero estos andenes son un peligro para quienes los usamos todos los días”.Además de esta obras, en abril ya fueron reabiertas dos estaciones: la cabecera Bartolomé Mitre, en Olivos, y Ministro Carranza, usada tanto por ese ramal como por el que va a José León Suárez. En la primera se dispusieron refugios, asientos, cartelería y pisos con señalizadores para personas de nula o baja visión. En Ministro Carranza, se construyó un andén de hormigón armado y se colocaron módulos de baños nuevos y luminarias led, además de generarse zonas de refugio bajo techo. Con todo, en esta última parada todavía no se instalaron los molinetes, lo que genera un problema para los 2.500 pasajeros que usan a diario la estación: para sacar pasaje hay que hacer fila en una sola boletería, que en hora pico se llena y puede hacer perder un tren que, en el caso del ramal Mitre de la línea del mismo nombre, pasa cada media hora.

No hay comentarios.: