domingo, 2 de abril de 2017

Viajar sin trenes

La odisea cotidiana de viajar sin tren

LA PLATA 2 Abr(El Dia).-Los viajes llegan a extenderse hasta dos horas y media y algunos eligen viajar parados para esperar menos
Seis de la mañana del viernes: dos colas, una para viajar sentado y otra para viajar parados y esperar menos - El Dia

A las cinco de la mañana, al costado de la terminal de trenes ya hay una cola importante que se divide en dos. La más larga es la de los que tienen que esperar que se llenen uno o dos micros para finalmente lograr subir, disponer de un asiento e iniciar el viaje. La otra avanza más rápido y está conformada por aquellos que, en vez de esperar, prefieren viajar parados.“Antes que esperar parado acá, prefiero estar parado en el micro. Por lo menos voy avanzando, porque es un viaje, que entre trayecto y espera se hace como de dos horas”, dice Juan Canessa, apurado para subir en uno de los colectivos que se van.Las dos colas forman parte de la rutina diaria de los usuarios del ferrocarril que esperan ansiosos el regreso del tren y se quejan de las demoras e incomodidades del servicio de colectivos que lo reemplaza.Las dos colas forman parte de la rutina diaria de los usuarios del ferrocarril que esperan ansiosos el regreso del tren y se quejan de las demoras e incomodidades del servicio de colectivos que lo reemplaza.“Por supuesto que espero ansioso la llegada del tren a La Plata. Viajar de este modo es más incómodo y terminás demorando dos horas y media en hacer un viaje que en tren haces un poco más de una hora”, dice Ignacio Crivaro, un vecino de Barrrio Norte que trabaja en el ministerio de Desarrollo Social de la Nación y lo hace diariamente en los colectivos que salen desde la estación.Como se sabe, desde que en 2015 el tren dejó de llegar a La Plata en el marco de los trabajos de electrificación de la linea Roca el servicio se brinda con colectivos. Esos colectivos ahora llegan a hasta Berazategui, donde los pasajeros abordan el tren hasta Constitución.Mientras oficialmente su anuncia el regreso del tren a La Plata para el mes de Junio, entre los pasajeros son muchos los inconvenientes que se señalan en el actual servicio. Entre ellos las largas esperas, tanto en La Plata como en Berazategui, además de la incomodidad, en general, del viaje.“Venir con mucho tiempo de anticipación es una estrategia para poder sentarse, no esperar tanto y hacer un viaje más cómodo “, dice Stefanía Lindner, quien dice que tarda diariamente dos horas y media para llegar desde su casa en el centro de la ciudad al hospital municipal de Lanús donde trabaja.“Es un viaje muy cansador y que se hace mas pesado por las esperas. Hay momentos en que hay mas frecuencias, pero hubo una temporada en que podíamos esperar 20 minutos a que llegue un micro y en ese no había asientos, entonces había que esperar otro”, dice Stefania.Mariano Bonino dice que viaja de La Plata a Quilmes y que el viaje en colectivo, entre las esperas y los trayectos, “puede demorar 30 minutos más que cuando viajaba en tren”.Uno de los aspectos en los que más hacen hincapié los usuarios es en el impacto anímico que deriva de hacer a diario un viaje de esas características y en esas condiciones.“Una vez que llego a capital debería tomarme el subte para llegar a mi trabajo, pero estoy cansado de andar en micro y en tren que prefiero caminar, ver el sol, tomar aire. Además a esa hora el subte es una locura”, dice Mariano Bonino (36).Para Ignacio Crivaro, uno de los desafíos que plantea la duración del viaje es qué hacer para aprovechar el tiempo.“Siempre llevo un libro, pero no siempre tengo ganas de leer. Cuando no leo voy pendiente de facebook en el celular”, comenta.Para todos ellos, el mes de junio y el regreso del tren representan un horizonte esperado, que añoran cada vez que deben elegir entre la cola para viajar sentado y esperar más o parado y esperar menos.

No hay comentarios.: