domingo, 16 de abril de 2017

Sin Trenes provinciales

Cuarenta semanas sin tren: En el sudoeste se paga hasta 4 veces más para viajar a Capital

BUENOS AIRES 16 Abr(InfoCielo).-Varios distritos del sudoeste bonaerense llevan casi 300 días incomunicados por la suspensión de los servicios de Ferrobaires. Los pasajes en colectivo cuestan seis veces más y quienes viajan a Capital Federal recurren a servicios de combis “truchas”. A 260 días de firmado el traspaso, no hay novedades en Nación sobre el futuro de los trenes bonaerenses.“Para nuestros comerciantes, que viajan una vez por semana para comprar insumos o mercadería, el costo de trasladarse a Capital Federal es más alto que el del alquiler de los locales”, indicaron desde el sudoeste.El 30 de juno de 2016, y luego de que una formación se accidentara en Rawson, partido de Chacabuco, el Gobierno bonaerense le puso punto final a la agonía de Ferrobaires y comenzó a gestionar el traspaso de la empresa a la órbita de la Nación. El convenio de traspaso se suscribió a las pocas semanas y estableció un plazo de 180 días para auditar y definir un curso de acción, a los que se adicionaron otros 90 días, próximos a caducar.Mientras tanto, los habitantes de las ciudades y los pueblos donde dejó de pasar el tren padecen las consecuencias. En el sur bonaerense, el ramal que pasa por Laprida, Coronel Pringles y Sierra de la Ventana, quedó incomunicado, en tanto que el que une La Madrid, Pigüé, Saavedra y Tornquist tiene un servicio semanal.Las consecuencias económicas saltan a la vista. El pasaje de Ferrobaires costaba 120 pesos, mientras que trasladarse en colectivo –el único servicio es de La Estrella- cuesta 700. Fuentes consultadas por este portal remarcaron que la calidad es pésima. La alternativa es hacerse de los servicios de “combis truchas”, más económicas pero inseguras y carentes de habilitación.“Para nuestros comerciantes, que viajan una vez por semana para comprar insumos o mercadería, el costo de trasladarse a Capital Federal es más alto que el del alquiler de los locales”, indicaron desde el sudoeste.En Nación no hay respuestas. Hace varios meses, los intendentes de Tornquist, Laprida y Coronel PRingles se reunieron con Arturo Papazian, subsecretario de Transporte Ferroviario de la Nación, y le trasladaron sus preocupaciones. “No le entró una bala”, resumió un testigo de primera mano del encuentro ante la consulta de este portal.Llama la atención que mientras que el servicio de pasajeros está suspendido, circulan cerca de siete formaciones de carga por día, con unos 60 vagones cada una. Sólo el servicio de pasajeros fue interrumpido. Para algunos es esencial.

No hay comentarios.: