viernes, 30 de diciembre de 2016

Cipolletti

Segundo robo en el año en la estación de tren de Cipolletti

CIPOLLETTI Rio Negro 30 Dic(Rio Negro).-El anterior ocurrió en mayo pasado. En el de ayer a la madrugada se llevaron computadoras, tarjetas SUBE, un celular y otros elementos. Creen que buscaban dinero.Un nuevo robo se registró en la estación de tren de esta ciudad durante la madrugada de ayer cuando desconocidos entraron tras haber destrozado una de las ventanas de la oficina central. Del lugar se llevaron computadoras y tarjetas SUBE, entre otras cosas.Personal de la Comisaría Cuarta quedó a cargo de la investigación que hasta ayer no contaba con detenidos. La gran incógnita es quién debe custodiar ese sector, ya que no cuenta con seguridad privada y tampoco con sereno, lo que convierte al sitio en un ámbito propicio para el accionar de delincuentes como ocurrió en este caso.El hecho sucedió durante la madrugada de ayer, según informó el comisario Fabián Fernández de la U4. Los empleados notaron que habían entrado cuando llegaron a trabajar. Eran cerca de las 6.30 cuando advirtieron que una de las ventanas de la puerta de ingreso había sido destrozada.El lugar estaba revuelto y a simple vista notaron que faltaban unas computadoras. Además de eso se llevaron un celular, una caja de herramientas, elementos de oficina y tarjetas SUBE. El lugar fue destrozado y se presume que buscaban dinero ya que allí funciona la boletería de la estación.Fuentes policiales indicaron que en mayo se registró otro robo y que en esa oportunidad se llevaron el dinero que encontraron. A partir de este incidente es que se tomó la decisión de no dejar efectivo en la oficina.En el lugar trabajó ayer durante buena parte de la jornada personal del Gabinete de Criminalística en busca de huellas dactilares para identificar a los autores.
Seguridad en jaque

El lugar no cuenta con seguridad privada y tampoco con sereno. El jefe de la Regional Quinta, Antonio Mandagaray, explicó que se hacen operativos en la zona y que se realiza la prevención normal como en cualquier otro sector. “A nosotros nunca nos pidieron que haya en el lugar un policía”, sostuvo Mandagaray.Las oficinas que ayer fueron asaltadas pertenecen a la empresa de trenes que depende del Estado Nacional; mientras que delante funciona el Museo Ferroviario que hace pocos meses fue inaugurado. Este edificio fue cedido al municipio y según indicó Mandagaray debería contar con un sereno como el resto de los predios municipales.Los empleados llegaron a trabajar a la estación y se encontraron con todo el lugar revuelto en la oficina central. Faltaban computadoras y varias tarjetas SUBE.

No hay comentarios.: