viernes, 22 de junio de 2018

Pablo Loos, pionero del ferrocarril

Pablo Loos, pionero del ferrocarril y la Quinta Agronómica

La historia de uno de los hombres más importantes e influyentes en el asentamiento de las bases de nuestro país.
    Loos estudió el viento Zonda y los sismos.

MENDOZA 22 Jun(Los Andes).-El doctor en Ciencias Naturales Pablo Loos, oriundo de Leipzig, fue contratado por la Universidad de Río de Janeiro allá por 1870. El destino hizo que un percance personal decidiera su futuro en Argentina.

Es que en Brasil le robaron un baúl con todos sus instrumentos científicos, imprescindibles para realizar los estudios que le encomendaban.

Entonces, sin posibilidades de cumplir su misión, resolvió seguir viaje hacia Chile, donde tenía otra oferta de trabajo de la Universidad Católica.

Pero al arribar su barco a Buenos Aires, otro golpe de timón del azar cambió su rumbo: por tormentas en el Cabo de Hornos, tuvo que seguir viaje a Santiago por vía terrestre.

Tomó un tren que en esa época llegaba sólo hasta Villa Mercedes, pero al bajar para almorzar en Río Cuarto, el paisaje y la novedad lo distrajeron, se demoró porque su sopa estaba muy caliente (así lo contaron sus descendientes) y al volver al andén su máquina ya no estaba. 

Recorrió el pueblo y conoció a una familia de alemanes, los Bein, que se dedicaban a la siembra de trigo. Eran conocidos porque trataban de arar la tierra con dos máquinas a vapor decovill, una en cada extremo del potrero, unidas por un cable de acero del cual tiraba un arado; de esa forma lograban surcar la tierra sin necesidad de utilizar animales. Fueron los pioneros en la mecanización del campo cordobés. 

La familia Bein tenía una bella hija llamada Margarita, de la que Pablo se enamoró. Luego siguió su viaje en diligencia, y cuando llegó a Mendoza, no puedo cruzar a Chile porque el paso estaba cortado por la nieve.

Una breve estadía aquí lo sedujo y decidió quedarse en la tierra de los huarpes. Al poco tiempo, volvió a buscar a su “prenda” a Río Cuarto. Se casó y se instaló en Mendoza. 

De ese matrimonio nacieron Arno, Gretel y Titi, quienes de niños vieron llegar la primera locomotora a vapor a la estación de ferrocarril General San Martín. Poco después, se construirían las vías del Trasandino, que nos vincularían con Chile. Pablo trabajó en ese emprendimiento.
Radio Mitre 300*250

También estudió los sismos, instalando el primer observatorio sismológico de la provincia. Y analizó el recorrido del viento Zonda, similar al Foen de los Alpes.

También fue cofundador de la primera escuela agrícola de la provincia, la Quinta Agronómica junto con otros profesores, entre ellos, el célebre Miguel Pouget.

Al cabo de los años, fue el primer cónsul alemán en la provincia de Mendoza.

No hay comentarios.: