miércoles, 14 de junio de 2017

Misa por Cartoneros en Constitucion

Misa por cartoneros y barrenderos en la estación terminal de Constitución

CAPITAL FEDERAL 14 Jun(Noticias Argentinas).-Una misa por los cartoneros y barrenderos se celebrará esta tarde en el hall central de la terminal ferroviaria Plaza Constitución, del barrio porteño homónimo.La celebración eucarística será en memoria del padre Mauricio Silva, de la Fraternidad de los Hermanitos del Evangelio, al cumplirse 40 años de su secuestro y desaparición en momentos en que se desempeñaba como barrendero en un corralón municipal del barrio porteño de Flores.En tanto la misa es convocada por la Carpa Misionera del Decanato de Constitución, uno de los cinco decanatos en los que está organizada la Vicaría Centro de la Arquidiócesis de Buenos Aires, informó la agencia AICA.Silva nació en Montevideo, Uruguay, el 20 de septiembre de 1925, en el seno de una familia humilde y fue ordenado sacerdote en 1951 en la Arquidiócesis de Córdoba, donde había estudiado desde 1948 por disposición de sus superiores de la congregación salesiana.El religioso estuvo en la Patagonia en la obra salesiana de Puerto San Julián, donde desarrolló una tarea evangélica y social importante.Fue amigo del fallecido obispo neuquino Jaime de Nevares y trabajó en La Rioja con monseñor Enrique Angelelli; más tarde se acercó a un grupo de cirujas en Rosario y terminó por recalar en Buenos Aires, donde consolidó su idea de trabajar en la calle.A comienzos de los años 70, el padre Silva se integró a la Fraternidad de los Hermanitos de los Pobres, hermandad inspirada en la vida del religioso francés Charles de Foucauld y dedicada por completo al servicio de los pobres.El padre Silva fue secuestrado la mañana del 14 de junio de 1977, mientras realizaba tareas como barrendero municipal en la esquina de Terrero y Magariños Cervantes, en el barrio de Flores.Desde entonces no se tuvieron más datos de su paradero y la Fraternidad de los Hermanitos del Evangelio pidió en 2007 a la Justicia investigar su desaparición.

No hay comentarios.: