jueves, 8 de junio de 2017

Desde Rio Gallegos- Preocupacion y malestar de La Fraternidad

“Nosotros no estamos en condiciones de invertir en Loyola”, se sinceró Zeidán

RIO GALLEGOS 8 Jun(Tiempo Sur).-El interventor de YCRT, Omar Zeidán, dio ayer declaraciones donde –entre otras cosas- pidió a los operarios que “se reestructuren” y que se vayan a vivir a la Cuenca como lo están haciendo muchos que estaban en Buenos Aires. Desde el gremio de La Fraternidad le salieron al cruce y lo compararon con Sergio Taselli.
“Nosotros no estamos en condiciones de invertir en Loyola”, se sinceró Zeidán 
 Zeidán dijo que quien debería invertir en Loyola es CGC.

El reconocimiento explícito del interventor de YCRT, Omar Zeidán, respecto a que no se harán las inversiones que piden los trabajadores del Complejo Ferroportuario de Punta Loyola, puso nuevamente en alerta al sector, particularmente al gremio de La Fraternidad, que salió a cuestionar duramente al funcionario nacional.Pero qué dijo Zeidán que tanto enervó a los operarios. En principio, aseguró que deberían reestructurarse y los invitó a ir a vivir a Río Turbio donde se encuentra “el corazón del yacimiento” como lo hicieron muchos que estaban en
Buenos Aires. También aclaró que las inversiones las debería hacer el socio de YCRT, la empresa CGC.

Pidió adaptarse a la empresa que se viene- En una entrevista radial en un medio de la Cuenca Carbonífera, Zeidán expresó: “Hay cosas que realmente me quitan el sueño, yo tengo la responsabilidad en la espalda de llevar una empresa que dependen las ciudades de la Cuenca Carbonífera. La verdad que me está costando muchísimo”.Más adelante, indicó: “Estamos estudiando absolutamente todo, está claro que en este complejo hay mucha mentira y hay mucha irresponsabilidad, porque esta intervención no fue la que decidió hacer la central en boca de mina; no fue la que puso una cinta única que se conecta con otras cintas, que lleva el carbón a la central, que no se traslada más por tren que se trasladaba a Loyola el carbón, la central la pusieron acá, “si la hubiesen puesto en Loyola, ya podríamos haber transportado el carbón, en el ferro, pero no, la hicieron acá”.También señaló: “No solamente hicieron eso, sino también que el carbón es bruto, que no se depura, entonces ahora quieren que invierta rápidamente, que compre 7 locomotoras que no necesitamos 7 locomotoras, necesitamos más inversión en mina, más inversión en los servicios mineros para que la gente pueda sacar carbón, no la necesitamos ya urgente en Loyola, y en Loyola queremos que invierta la empresa CGC, que es nuestro socio privado, que inviertan ellos. Nosotros no estamos en condiciones de invertir en Loyola”.Ya refiriéndose a la situación de los trabajadores, manifestó: “Lo que decimos es: muchachos, tenemos que diversificar el tema y tenemos que adaptarnos a la empresa que viene, porque la empresa que viene no va a exportar carbón, no va a importar carbón y la caliza que se necesita no podemos esa millonada de inversiones que nos están pidiendo para traer en este año por ejemplo 50 mil toneladas de caliza, que es cal, que necesita la central termoeléctrica para funcionar y critican y critican, y critican y se ponen en una situación cómoda”.“Tenemos que poner el ojo en la mina y que nos ayuden, porque nosotros no vamos a necesitar 40 maquinistas, vamos a necesitar 12 aproximadamente”, al menos este proceso, entonces estamos pidiendo, que se reestructuren, que se repartan, que se vengan a vivir a Río Turbio, como lo están haciendo muchos de Buenos Aires. Que vengan a vivir a Río Turbio que acá está el corazón de la mina, acá debajo de estos cerros está el corazón de este yacimiento, no está en Buenos Aires y en Gallegos. Nos tenemos que adaptar a los cambios que se vienen, no entrar en la discusión por la discusión misma”, resumió.Achique y flexibilización- Los dichos de Zeidán llegaron rápido a Río Gallegos y la respuesta no se hizo esperar. Desde el gremio de La Fraternidad se salió al cruce del funcionario al sostener que “demostró el desprecio e insensibilidad hacia los trabajadores del complejo ferroportuario”. En este sentido, compararon al responsable de la conducción con el ex concesionario Sergio Taselli.Para el sindicato, este discurso de “achique y flexibilización laboral nos retrotrae a la memoria al tristemente célebre concesionario Sergio Taselli, que realizaba y llevaba a cabo estas mismas prácticas, generando terrorismo psicológico hacia los trabajadores”.Siguiendo con su descargo, desde la organización sindical afirmaron que el Interventor desmintió al diputado nacional Eduardo Costa (Cambiemos), quien manifestó públicamente que las millonarias inversiones para la mina y la Central Termoeléctrica estaban concluidas y que ahora era el turno de inversiones para el puerto y el ferrocarril, manteniendo la fuente laboral de más de 230 familias que dependen del complejo ferroportuario.“Cabe señalar para información del Interventor que este ferrocarril fue habilitado en el año 1951 y es utilizado para transportar los insumos necesarios para el funcionamiento de la mina de Río Turbio y el transporte de carbón al puerto de Punta Loyola. En la actualidad, la prioridad sería la logística de piedra caliza y evacuación de ceniza, a la cual se le debe dar valor agregado. El señor Zeidán debería decir la verdad y aclarar que el puerto está operable, teniendo que reacondicionar las seis locomotoras de línea existente y no decir que el sector pide locomotoras 0KM”, enfatizaron.Las declaraciones del responsable “están en sintonía con lo manifestado por el contador público Orlando Rondinella y el abogado Luis Cucuzza, quienes dijeron que el puerto y el ferrocarril eran inviables; que la piedra caliza será transportada por vía terrestre en camiones; que a todo el personal se le ofrecería trasladarse a Río Turbio y acogerse al retiro voluntario, caso contrario, permanecerían seis meses en su domicilio, quedando legalmente despedidos”.“Esta seccional históricamente ha realizado reclamos y denuncias a las distintas intervenciones, al Ministerio de Planificación Federal y a los distintos gobiernos de turno, tal como hicimos con documentación entregada al señor Omar Zeidán en mano el 29 de diciembre de 2015 en Río Turbio. Esta es nuestra política, la defensa del ferrocarril y de nuestra fuente laboral”, concluyeron desde La Fraternidad.

No hay comentarios.: