lunes, 6 de febrero de 2017

Desde Junin

Los trenes en el interior solo paran en unas treinta ciudades bonaerenses

JUNIN 6 Feb(Agencia Dib).-Los trenes ya no forman parte del paisaje cotidiano en el interior bonaerense. Los ramales que interconectan localidades y llegan hasta Buenos Aires se encuentran suspendidos casi en su totalidad, y sólo cubren una treintena de localidades, mientras que dos décadas atrás paraban en unas 140 ciudades y parajes. La situación se agravó el año pasado cuando el Gobierno provincial decidió cerrar por tiempo indeterminado los servicios de pasajeros de la empresa estatal Ferrobaires e iniciar un proceso de traspaso gerencial a Nación. Actualmente, Trenes Argentinos Operaciones, que depende del Ministerio de Transporte nacional, cubre dos ramales de los siete de larga distancia que antes eran operados por Ferrobaires: Retiro-Junín y Constitución-Bahía Blanca, aunque con menos paradas y con una frecuencia semanal.Fuentes del Ministerio de Transporte nacional dijeron a DIB que “el restablecimiento de los servicios se realizará en forma paulatina”, aunque no pudieron precisar ninguna fecha concreta. “Se está haciendo un exhaustivo análisis de las condiciones de infraestructura ramal por ramal”, indicaron, al tiempo que añadieron que “se dará prioridad a los servicios más masivos”.Cabe señalar que por la reducción de trayectos y frecuencias, y en algunos casos por el estado de los servicios, el número de pasajeros transportados por los trenes bonaerenses decreció en los últimos años. De acuerdo a un informe de Ferrobaires, en 2014 –el último año completo antes de la interrupción- viajaron en las formaciones unas 370 mil personas, un 70 por ciento menos que en 2008. En tanto, desde el 30 de junio pasado, cuando la gobernadora María Eugenia Vidal dio la noticia de la suspensión, proliferaron las comisiones y asambleas de autoconvocados que reclaman, cada vez más enfáticamente, por la vuelta del tren. A fines de 2016, se conformó la Coordinadora Pueblos por el Tren que integran vecinos de distintas localidades, desde donde denuncian la “destrucción de la política ferroviaria” y que son más de un centenar los pueblos en riesgo de desaparecer por la nula actividad ferroviaria. Es que los trenes que hoy atraviesan el territorio paran en unas treinta estaciones, la mayoría ubicadas en las ciudades cabeceras más populosas y no en los pequeños pueblos.Cabe aclarar que además de los trayectos Bahía Blanca-Constitución y Junín-Once, Trenes Argentinos cubre otros tres ramales que atraviesan localidades bonaerenses entre Chivilcoy-Buenos Aires; General Alvear-Buenos Aires y Rosario-Buenos Aires (esta última une San Nicolás, Ramallo, Zárate y Campana).Polémica por los servicios. El Gobierno provincial decidió suspender los trenes luego que la formación que iba de Junín a Retino chocara con uno de cargas en la localidad de Rawson, Chacabuco. No obstante, más tarde se conoció que la medida estuvo motivada además por un informe elaborado por Auditoría General de la Nación y por la Comisión Nacional de Regulación del Transporte, en el que se destacaban “las serias falencias” y la falta de eficiencia y seguridad del servicio. Y si bien desde la Coordinadora Pueblos por el Tren admitieron dificultades, sostuvieron que ese no es el motivo por el cual fueron suspendidos los servicios. “Nos preocupa que se trate de una destrucción de la política ferroviaria y que el tren no vuelva más”, dijo a DIB Víctor Amarilla, representante de la organización.El estado de las vías es uno de los puntos más polémicos ya que mientras de acuerdo al informe las condiciones generalizadas eran de “deficiencia”, a los autoconvocados les llama la atención que continúen pasando hasta cuatro trenes cargueros por día. Aunque a una velocidad mínima, “los trenes de carga de Ferrosur siguen pasando”, dijeron a DIB desde la estación de trenes de Tandil.No obstante, los inconvenientes en la compleja red ferroviaria bonaerense no son nuevos. En Bolívar, por ejemplo, el tren no pasa desde abril de 2012. En Mar del Plata, el servicio dependiente de Trenes Argentinos fue suspendido en agosto de 2015 por problemas en vías y durmientes. Y si bien el actual Gobierno había prometido que estaría en marcha para esta temporada, aún sigue sin funcionar. En tanto, la suspensión de los trenes a Chascomús (tanto los directos desde Constitución como los locales desde Alejandro Korn) data de julio de 2016. Mientras que los servicios La Plata-Constitución también se encuentran con inconvenientes porque aún falta la electrificación del tramo Buenos Aires-City Bell.

No hay comentarios.: