martes, 12 de junio de 2018

Sistema Publico y Privado en Bahia

Tras un buen debut, el sistema Público-Privado podrá sumar obras vitales para Bahía

BAHIA BLANCA 12 Jun(LNP).-Paolini hermanos fue asociada con Vial Agro y la italiana INC Spa se quedaron con el corredor A que incluye la realización de una ruta segura en la 3, entre Azul y Coronel Dorrego.
   Tras un buen debut, el sistema Público-Privado podrá sumar obras vitales para Bahía

Aunque en medio de un panorama de achique en materia de obras públicas, con trabajos que se ralentizan por la falta de recursos, el sistema de Participación Público Privado (PPP).

Esta modalidad es la única carta que posee el gobierno nacional para la concreción de grandes proyectos y atraer inversiones sin incrementar el gasto público.

En ese contexto Bahía Blanca tiene chances concretas de sumar un par de megaobras pendientes desde hace décadas: la unión de las rutas 3 Norte y 3 Sur, con los accesos portuarios, y la autopista a Coronel Dorrego.

Extraoficialmente pudo saberse que luego de un primer paso positivo en las licitaciones por el sistema PPP, al menos la autopista a Dorrego, incluida en la segunda etapa, será licitada en septiembre próximo.

Esta semana se conocieron los ganadores de la licitación para construir y mejorar seis corredores viales en la zona núcleo bajo la modalidad PPP, entre ellos la ruta segura entre Azul y Dorrego.

La comisión evaluadora de Vialidad Nacional dictaminó que los consorcios encabezados por Cartellone, Rovella Carranza, Helport (Corporación América), Paolini y los chinos de CCA Civil Panamá tendrán a cargo las primeras obras de infraestructura con este tipo de contratos. 

Entre las empresas participantes, también figuran la italiana INC Spa, la portuguesa Mota Engil Latin America B.V., y la española Copasa.

Hasta ahora quedaron fuera de carrera importantes nombres como Sacde de Marcelo Mindlin (ex Iecsa del grupo Macri), Roggio y Techint.

Consultas realizadas por el diario BAE Negocios en Vialidad Nacional dieron como resultado que no habrá mayores cambios entre los ganadores.

En el esquema PPP resulta clave la posibilidad de financiar las obras en varios años mediante la emisión de Títulos de Pago por Inversión (TPI).

Estos funcionan de manera similar a un pagaré para los adjudicatarios.
Mediante los TPI las obras se pagan en cuotas y los corredores deberán ejecutarse en 5 años, mientras que luego los adjudicatarios podrán explotar los peajes durante otros 10 años y con esos ingresos cubrir el mantenimiento de las rutas.

El único consorcio ganador con el máximo de dos obras fue el conformado por Helport, Panedile, la española Copasa y Eleprint, con los corredores E y F. 

A su vez, Paolini hermanos fue asociada con Vial Agro y la italiana INC Spa y la comisión evaluadora determinó que se quedarán con el corredor A, el cual incluye el tramo Azul - Coronel Dorrego.

El B fue para la china CCA Civil Panamá, que se presentó junto con Green SA.

Por su parte, el C será construido por José Cartellone Construcciones Civiles SA., y el Sur por Rovella Carranza, en conjunto con JCR SA, y la portuguesa Mota Engil Latin America B.V.

También los ferrocarriles

Pero el gobierno nacional no sólo prevé realizar varios corredores viales mediante el sistema PPP, sino también obras ferroviarias.

 A fines de mayo pasado, cuando anunció la desregulación ferroviaria mediante el sistema Open Access (cualquier operador podrá poner una formación a circular en determinadas vías sin importar quien tenga la concesión), el ministro de Transporte Guillermo Dietrich también dijo que la renovación ferroviaria  demanda 9.000 millones de dólares de inversión y que los costeará mediante el sistema PPP.

Mediante esta operatoria se  piensan renovar renovarán 10 mil kilómetros de vías.

"Hemos decidido utilizar la estructura de armado financiero y económico para que pase lo que pasó con las rutas", aventuró Dietrich en relación a la apertura de sobre para la licitación de los primeros seis corredores viales.

El primer gran proyecto de la Nación en materia ferroviaria que saldrá por PPP es el ferrocarril Norpatagónico o Tren Bahía Blanca - Vaca Muerta.

Si bien ya debería haber salido la licitación correspondiente, La Nueva.com pudo saber que problemas técnicos vinculados con el proyecto están demorando su lanzamiento.

A la cabeza del pelotón de empresas interesadas en quedarse con el ramal figura Ferrosur Roca y el Grupo Techint.

En enero pasado se iniciaron las conversaciones con Nación. Para Techint el tren permitirá eficientizar los costos del proyecto Vaca Muerta al abaratar los costos de transporte de los tubos de Tenaris y de las arenas que necesita su brazo petrolero Tecpetrol.

El plan contempla una traza total de 675 kilómetros de vías desde el puerto de Bahía Blanca hasta Añelo, la localidad neuquina cabecera de Vaca Muerta.
Para esto se prevé la remodelación de los primeros 20 kilómetros del puerto y el mantenimiento de los 540 kilómetros de vías existentes del Ferrocarril Roca hasta la estación Cipolletti.

Allí comenzará un tramo de 30 kilómetros a renovar íntegramente hasta Contralmirante Cordero. La última etapa será la construcción de una nueva traza de 85 kilómetros que cruzará el río Neuquén, ingresará a la provincia y llegará a Añelo.

Salvo esta obra, Bahía Blanca  y el sur bonaerense quedaron al margen de los ambiciosos programas de rehabilitación ferroviaria dispuestos por el gobierno nacional para el área metropolitana y el Gran Rosario.

Si bien la mejora en la red de cargas podría ser incluida en el sistema PPP, las mejoras dispuestas para Bahía recién iban a comenzar a ejecutarse para mediados de la década que viene.

El plan consiste en desviar el tráfico de cargas desde las vías que corren paralelas al eje Chile-Sixto Laspiur a las más alejadas del centro: vía a Neuquén, junto con otras propuestas que  evitarían el paso de largas formaciones por zonas densamente urbanizadas.

Incluso hasta se piensa en una futura desafectación del ramal que ingresa a la ciudad por la Estación Sud.

No hay comentarios.: