jueves, 11 de mayo de 2017

Efecto Tren en Villa Elisa

Villa Elisa: calles superpobladas de autos por el “efecto tren”

LA PLATA 11 May(El Dia).-Cabecera transitoria del ramal, la gente llega a diario para tomar el Roca. “Vale todo” para estacionar.
En la ochava.- Los vecinos cuentan que se ven toda clase de infracciones. Dejar el auto a 45 grados sobre las ochavas es cosa de todos los días en ese barrio - gonzalo mainoldi

Desde el 24 de abril pasado, la estación de Villa Elisa es la virtual cabecera ferroviaria de la Región, y a la vez centro de un enorme estacionamiento a cielo abierto. Aquel lunes, los trenes eléctricos de pasajeros llegaron a suelo platense, y si bien su recorrido se extiende hasta City Bell son los andenes de Arana y calle 2 los que reciben mayor cantidad de servicios; los vecinos aseguran que en las últimas semanas, la demanda de espacios para dejar los coches copó sectores verdes, ramblas, veredas e incluso playas internas de inmuebles.“Los coches empiezan a llegar a las siete de la mañana o incluso antes, y para las nueve ya no hay donde estacionar” detalla Roberto Bottino, quien vive en las inmediaciones de los emblemáticos edificios situados frente a la parada ferroviaria: “incluso copan las playas de estacionamiento de los monoblocks, que son privadas, y se quedan ahí toda la tarde”.Ayer, los más de 300 metros del espacio verde que flanquea la estación, con eje en la calle 2 entre Arana (419) y 415 bis, tenían encima dos filas de vehículos a 45 grados. Las ochavas de la avenida Arana también eran utilizadas con la misma modalidad. Y en el resto del centro villaelisense era imposible encontrar un espacio libre.“Es algo que nunca ocurrió, incluso cuando corría el antiguo tren diesel con más frecuencias de las actuales” advierten los vecinos: “sería bueno que mientras dure esta situación y el ramal eléctrico no llegue a La Plata haya presencia de Control Urbano para poner algo de orden”.“A la tardecita, cuando muchos que vuelven de la capital pasan a buscar sus autos, la zona de la estación es una boca de lobo” señaló la propietaria de un kiosco cercano: “a nosotros este movimiento nos beneficia, pero entendemos que el descontrol de autos estacionados más los embotellamientos de la barrera son un problema”.
    Colas “interminables”

La comerciante calificó las colas que se forman en el cruce de las vías con la calle 415, que es acceso a la Autopista, como “interminables”. En horas pico, de ambos lados de las barreras, pueden superar los doscientos metros.Actualmente, Villa Elisa opera dos trenes por hora -de los que sólo uno llega hasta City Bell- a partir de las 4.57 y hasta las 21.48; allí se realiza la conexión, por intermedio de colectivos, con 1 y 44. De acuerdo con la operadora ferroviaria y el ministerio de Transporte, la inauguración del último tramo electrificado del ramal Roca-Vía Quilmes, hasta La Plata, se dará en julio próximo.

No hay comentarios.: