jueves, 20 de octubre de 2016

Miercoles Negro

El grito, desde el subte hasta las universidades

CAPITAL FEDERAL 20 Oct(Clarin).-La Ciudad contra la violencia.“Señores pasajeros, cuiden sus pertenencias y también cuídennos a nosotras, que no somos sus pertenencias”, dijo una voz femenina por los altoparlantes de la línea B del subte. Algunos sonrieron, tres chicas –las tres vestidas de negro– aplaudieron y varios permanecieron indiferentes. Fue una de las tantas manifestaciones espontáneas que apoyaron ayer el #MiércolesNegro.En la esquina de Corrientes y Scalabrini Ortiz, cerca del mediodía, unas diez mujeres aprovecharon que el semáforo detenía a los autos para cantar “Ni una menos / Vivas nos queremos” sobre la senda peatonal. Desde un colectivo de la línea 65, una chica las aplaudió y les gritó: “Todo el bondi va de negro”.Es que la consigna de vestirse de negro en señal de luto tomó las calles y el transporte público: era la manera de participar desde donde cada uno estuviera. Y la vía por la que se manifestaron muchos varones.Los “aplausazos” también fueron un recurso para manifestarse contra la violencia de género. En la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Lomas de Zamora, casi medio centenar de mujeres se hicieron escuchar. Hubo aplausos también en las facultades de Ingeniería y de Filosofía y Letras de la UBA, y los alumnos de la escuela Carlos Pellegrini se manifestaron en la calle, con bombos y platillos.También aplaudieron las trabajadoras de los tribunales de Comodoro Py. Una protagonista del ámbito judicial, la jueza de la Corte Suprema Elena Highton de Nolasco, difundió ayer un video en el que sostuvo: “Quiero exhortar a los jueces a que piensen con perspectiva de género (...) los casos de femicidio no pueden aceptarse”. Según la magistrada, el 80 por ciento de los requirentes de la Oficina de Violencia Doméstica son mujeres. “Está claro que la violencia es de género”, enfatizó.En la calle, en el subte, en los colegios y las universidades, la adhesión a esa certeza se hizo ver. Aunque algunos eligieran la indiferencia.

No hay comentarios.: