miércoles, 11 de julio de 2018

El tren de los cinco millones de toneladas

Obra clave: el tren de los cinco millones de toneladas

NEUQUEN 11 Jul(LMN).-El Tren Norpatagónico. A fin de año se licita el tendido vital para la cuenca. Hoy el transporte demanda miles de camionadas de arena y caños que llegan a la provincia.
Un yacimiento también puede explicarse en función de las miles de toneladas de arena, caños y máquinas que finalmente, si todo sale bien, dan lugar a ese momento en el que comienza a brotar petróleo y gas de las entrañas de la tierra. Los pasos previos a este desenlace ideal se relacionan con el transporte y, por ende, con los millones de dólares de gasto en logística que insumen ir a buscar gas o petróleo no convencional en Vaca Muerta. Ese costo operativo, parte de lo que les quita el sueño a las petroleras, acaba de recibir una buena señal: si todo marcha bien, a fin de año el gobierno nacional licitará el Tren de la Norpatagonia, un eslabón indispensable para incrementar los niveles de producción en la cuenca neuquina y seguir atrayendo inversiones.

Ese tren reemplazará los miles de camiones que todos los días cruzan varias provincias del país para llegar con insumos a la zona de Añelo, centro neurálgico de la cuenca neuquina por estos días.

Este diario pudo acceder a un informe del Ministerio de Energía de la Nación, con una proyección de las miles de toneladas que canalizará esta vía entre el puerto de Ingeniero White (Bahía Blanca) y Añelo.

Son una muestra del nivel de actividad que se espera y dan cuenta del impacto que podría evitarse en las rutas de la región, de no mediar un cimbronazo que nadie espera en el mercado energético mundial.

Mientras que para el 2018 la demanda estimada de transporte de arena, tubos, cemento, baritina y otros materiales es de 900.000 toneladas, se espera que al cabo de seis años, en el 2024, el total será de casi tres veces ese volumen, algo así como 3,02 millones de toneladas, para saltar a 5 millones en el 2030. Para tener un parámetro de cómo fue en todo el 2017, la cifra total, suficiente como para ocasionar un impacto notable, alcanzó las 620.000 (0,62 millones).
Una parte sustancial de estos millones de kilos que (hoy) van arriba de un camión se explica por la arena utilizada en las hidrofracturas. Este insumo se trae principalmente del Litoral y Chubut, y se lleva una cuota de las más alta en la cantidad de viajes que arriban a la cuenca neuquina.

Por caso, tan sólo uno de los desarrollos más grandes de Vaca Muerta requerirá en los próximos 12 meses unas 360.000 toneladas de arena, en su mayoría transportadas desde Chubut y Entre Ríos, y ocasionalmente desde Brasil.

Así, esta empresa recibirá en promedio 38 camiones diarios con este insumo en los 365 días del próximo año, a un costo de entre 70 y 90 dólares la tonelada. La misma empresa calcula que su operación ya demandó 9000 viajes de camión entrando y saliendo por rutas de la provincia, parte del tránsito que puede llegar a colapsar las vías de circulación en horarios pico.

A la hora de evaluar el impacto para los próximos cinco años, la operadora estima que deberá traer la friolera un millón de toneladas de arena, 60.000 de tubos y otras 80.000 de baritina y cemento.

El tren, que podría estar operativo cuatro años después de iniciada la obra, implicaría una rebaja en el costo de transporte del orden del 50 por ciento.

Las petroleras aceleraron la curva de aprendizaje sobre terreno. Así, consiguieron ser competitivas, aún en medio de los vaivenes de los precios del gas y el crudo. Perforan a un menor costo que hace cinco años.

Hay pasos que pueden seguir dando a la hora de ahorrar recursos para hacer más competitiva sus operaciones. El transporte es una variable clave, y por eso el tren es tan importante para profundizar el actual proceso de inversiones, y la generación de empleo que dejó a Neuquén como una especie de isla comparada con otras provincias. Es un proyecto vital para el petróleo y el gas, que de acuerdo con el gobierno nacional también podrán utilizar otros sectores productivos, como el frutícola afincado a la vera de la vía en el Alto Valle.

90 kilómetros de vía nueva habrá que construir entre Contralmirante Cordero y Añelo. Será parte de un tendido de casi 700 km, que incluye reacondicionamiento y nuevas vías.

Las empresas hacen los deberes

Las operadoras siguen tratando de bajar sus costos en logística de transporte. Parte del ahorro, en las actuales condiciones, pasa por optimizar tiempos de carga y descarga. Es lo que se denomina “logística de última milla”, donde se buscan centros de acopio e instalaciones lo más cercanas posibles a las áreas en desarrollo. En cuanto a la logística larga, se busca abaratar costos reutilizando camiones, tratando de que regresen con mercaderías a sus puntos de origen. Son algunos de los pasos que las empresas dan a la espera de la llegada del tren de Vaca Muerta.

No hay comentarios.: