lunes, 16 de abril de 2018

Los Rusos y nuestro ferrocarril

El otro mundial que juegan los rusos

CAPITAL FEDERAL 15 Abr(Clarin).-TMH, la mayor empresa de ferrocarriles rusos se instala en la Argentina. Ya ganó una licitación clave a un precio varias veces menor al de la competencia.

Quienes lo conocen bien, que son pocos, cuentan que Andrei Bokarev, 51 años, licenciado en arte y administración de Empresas en Moscú y que con una fortuna de US$ 1.500 millones ocupa el puesto número 48 entre los billonarios rusos y el 1.215 en el ranking global de Forbes, es un empresario con un alto concepto de sí mismo. Hasta acá nada que desentone. También destacan que es la punta de lanza a través de su holding TMH para la salida de las empresas rusas al mundo. TMH son las iniciales de Transmashholding, la principal compañía ferroviaria privada rusa y una de las más grandes del planeta. Nació en 2002 y su sede central se encuentra en San Petersburgo.

Moscú ha quedado atrasado si se compara su presencia internacional con las multinacionales chinas. Beijing, además, promete una agresividad mayor ya que en plena pelea con Donald Trump está cambiando el destino de sus ahorros y en vez de los bonos del Tesoro de EE.UU. compra más empresas para incrementar su poder global. Argentina lo sabe bien. La principal exportadora del país es Nidera, ahora de capitales chinos, que desplazó de la cima a la estadounidense Cargill.

A Bokarev se le ocurrió una alianza con la francesa Alstom. Creó una holding internacional en la que Alstom posee 30%. La sede es Suiza. Además y a diferencia de otras compañías, decidió instalarse con fabricación local en cada país en el que opera. Esa estrategia desempeña un papel fundamental y es la explicación de su participación en el negocio ferroviario en la Argentina. Su CEO, Kirill Lipa, anunció inversiones en el país por 170 millones de euros y designó como número uno de la operación en el país al ex Aeropuertos, Franco Comparato.

Por lo pronto, ganó la licitación pública para la reparación de material rodante de origen chino adquirido en su momento por el Estado y que se destinó a la línea San Martín. La oferta de TMH fue por 29,7 millones dólares, la más baja de la competencia. En 24 meses, TMH debe reparar 24 locomotoras diesel y 160 coches. Como paso previo, TMH, tras un acuerdo con Ferrocarriles invirtió US$ 3 millones en los Talleres Ferroviarios Mechita, en Bragado, provincia de Buenos Aires. Los repararon, modernizaron y reabrieron.

Ese taller fue construido en 1904 y es símbolo de lo que fue la Argentina ferroviaria. Hasta 1950 en Mechita vivían 5 mil personas, incluyendo mil trabajadores ferroviarios. En 2011, en tiempos de Cristina Kirchner, los talleres fueron cerrados y destinados al estacionamiento de material rodante fuera de uso. Cuentan que los técnicos que llegaron especialmente desde Moscú se sorprendieron por el cuidado del lugar por parte de los trabajadores que habían sido despedidos que pelearon contra el abandono y preservaron hasta las lapiceras antiguas que coleccionaba el gerente inglés del taller.

En Mechita tienen todo listo para una ampliación y poder arreglar en esos talleres el material ferroviario. TMH ha hecho saber que es uno de los mayores productores de ese tipo de material. Fabrican en Rusia y en Ucrania locomotoras eléctricas, principales y de maniobras; locomotoras diesel, motores diesel, vagones de carga, coches de pasajeros y ferrobuses, entre tantos otros. Es experta en mantenimiento y modernización del material rodante. Y es la responsable de 15.000 locomotoras en Rusia. Factura 3.000 millones de euros.

No hay comentarios.: