sábado, 13 de enero de 2018

Tren a Vaca Muerta

Tren a Vaca Muerta: así es el primer proyecto público-privado para ferrocarriles

ARGENTINA 12 Ene(En El Subte).-Trenes Argentinos Infraestructura trabaja en un proyecto para construir un nuevo acceso ferroviario al yacimiento petrolífero de Vaca Muerta, que se desprendería de la vía principal del Roca. Hay dos alternativas en estudio. Aspiran a bajar los costos de la logística para hacer más competitiva la producción. Las petroleras financiarían una parte, pero el Gobierno busca un socio internacional.

Trenes Argentinos Infraestructura se encuentra trabajando en un proyecto para crear un acceso ferroviario a la cuenca petrolera de Vaca Muerta, en la provincia de Neuquén.

La iniciativa, que aún no tiene plazos definidos de ejecución, será la primera financiada a través de asociación público privada (PPP) en materia de ferrocarriles en el país. Las empresas petroleras, principales interesadas en la concreción del proyecto, mostraron su disposición a financiarlo parcialmente. La apuesta del Gobierno es conseguir un tercer socio internacional, lo que de momento no se ha conseguido.

Si bien la licitación había sido anunciada a mediados de 2017, diversos factores contribuyeron a mejorarla. Aseguran ahora que está “en carpeta para los próximos meses”. El proyecto tiene un costo total estimado de 1200 millones de dólares, aunque podría encarecerse dependiendo de la variante que se seleccione.
La pieza central del proyecto es la construcción de nueva infraestructura de vías a Añelo. El acceso ferroviario es central para reducir los costos de la explotación petrolera. La tonelada de arena, un insumo central para el fracking, “cuesta localmente cerca de 210 dólares, de los cuales unos U$S 70 corresponden a la logística […] en los Estados Unidos, se pagan 80 o 100 dólares la tonelada de arena. Cuanto antes bajemos [el costo logístico], más competitividad vamos a tener”, afirmó días atrás el vicepresidente de Administración y Finanzas de YPF, Daniel González.

Hay cierta indefinición acerca de dónde partiría ese ramal, que se desprendería de la vía principal del Ferrocarril Roca (ramal Bahía Blanca – Neuquén – Zapala). Las versiones iniciales del proyecto hablaban de un ramal que partiera de Contraalmirante Cordero, mientras que en versiones más recientes el ramal partiría de Chichinales. La diferencia no es menor: de Contraalmirante Cordero a Añelo habría que construir 85 kilómetros de vías, mientras que desde Chichinales serían unos 250 km. Las últimas versiones indican que lo más probable es que se termine construyendo la variante por Clte. Cordero.

El proyecto se completa con otras dos obras de importancia: renovación de vías entre Bahía Blanca y Contraalmirante Cordero (615 km) o Chichinales (450 km), según corresponda, y mejoramiento de vías entre Buenos Aires y Bahía Blanca en la Vía Lamadrid.

La conexión de Vaca Muerta con Bahía Blanca es de capital importancia, no sólo para el transporte de arena desde el puerto, sino también por la posibilidad de exportar productos petroleros desde Ingeniero White. Cabe recordar que tiene lugar allí uno de los mayores polos petroquímicos del país.

Según la agencia estatal Télam, el proyecto “contempla exclusivamente un trazado para operaciones de cargas y no de pasajeros”, lo que explicaría al menos en parte la reticencia del Gobierno a extender el recorrido del Tren del Valle, que discurre sobre ese ramal, y la negativa al restablecimiento del servicio Estrella del Valle.

Otra cuestión a contemplar en el proyecto es que la infraestructura de vías se encuentra actualmente concesionada a los operadores privados de cargas Ferroexpreso Pampeano (FEPSA) y Ferrosur Roca (FR), quienes mantienen al momento concesiones integrales y que vencen, respectivamente, en octubre de 2021 y en marzo de 2023. La ley 27.132 de Ferrocarriles Argentinos obliga a “rescatar, reconvenir o en su caso renegociar” esos contratos de concesión, algo que aún no ha sido resuelto.

No hay comentarios.: