lunes, 6 de noviembre de 2017

Bodas y La Noche de los Museos

Bodas y la vuelta de los vagones de madera del subte, las novedades de La Noche de los Museos

CAPITAL FEDERAL 6 Nov(Clarin).-Por primera vez el Registro Civil funcionó un sábado para que se casaran tres parejas. Y volvieron a correr los coches La Brugeoise de la línea A.
Si, quiero. Gisela Rodríguez y Fernando Estevez se casaron en el Registro Civil de la calle Uruguay dentro de las actividades de la Noche de los Museos

La Noche de los Museos nació hace 14 años con 35 instituciones. Este año, con más de 260 sedes, la gran fiesta del arte superó a las anteriores en oferta y volvió a reafirmarse como clásico porteño. Veinticinco espacios nuevos, entre galerías, centros culturales y edificios públicos, ampliaron las propuestas que mostraron la mejor cara de la Ciudad: siete horas de gente en las calles, compartiendo y consumiendo cultura.

La edición 2017 también tuvo su costado romántico: tres parejas dieron el “Sí, quiero” en el Registro Civil de la calle Uruguay, que abrió en un día y horario inusual para sumarse al evento. Los recién casados habían salido sorteados entre más de 1.500 parejas que se inscribieron en el sitio web del Gobierno porteño.
Si, quiero. Tres parejas se casaron en el Registro Civil de la calle Uruguay dentro de las actividades de la Noche de los Museos.

"Me avisaron que habíamos quedado seleccionados y no lo pude creer. Le mandé un whatsapp a mi novio y le dije: 'te tengo que proponer algo: ¿Te querés casar conmigo?'. Respondió que sí y me preguntó si hacerlo el año que viene. Le dije: 'No, no. En dos semanas, el 4 de noviembre en la Noche de los Museos", contó ayer Gisela Rodríguez en la puerta del Registro Civil más grande de la Ciudad. A su pareja, Fernando Estevez, no lo preocupó adelantar los planes y lo interpretó como una oportunidad única: "Abren el Registro Civil para nosotros, en una noche distinta, es un momento para aprovechar". Sus familias además pudieron recorrer el edificio de Uruguay en el único sábado, en 132 años, en que estuvo abierto. Entre los invitados estaba la tía abuela de Fernando de 92 años y la tía de Gisela de 74, las dos se habían casado en el mismo Registro Civil. "Seguimos la historia familiar", agregó Fernando.
La Noche de los Museos incluyó un viaje en el tiempo: el de los antiguos coches de madera de la línea A, conocidos como La Brugeoise.

El evento nocturno incluyó también un viaje en el tiempo: el de los antiguos coches de madera La Brugeoise que circularon por la línea A del subte hasta 2013. Durante cinco trayectos ida y vuelta entre Perú y Primera Junta, los porteños volvieron a usar las primeras formaciones del subte porteño. Y algunos aprovecharon para visitar uno de los vagones restaurados en el taller Polvorín. “Vivo acá en Caballito, pero nunca había entrado a este taller -comentó Sofía Hernández-. Hoy me siento turista en mi propia Ciudad. Es increíble la buena energía que hay en la calle durante la Noche de los Museos”. 

No hay comentarios.: