sábado, 5 de agosto de 2017

Espacio Verde

Un espacio verde en lugar de torres

CAPITAL FEDERAL 5 aGOS(Pagina12).-Una ley prevé la construcción de viviendas en el playón del Ferrocarril Mitre. Pero los vecinos quieren un “parque cultural”.
El predio está limitado por las vías del ferrocarril, Lacroze, Moldes y Virrey Avilés. 

“Con el Parque Cultural, las posibilidades son infinitas. Con la construcción de torres, ninguna”. Aunque la frase le pertenece a Carlos Wilkinson, un vecino de Colegiales, la reflexión se extiende a la mayoría de los residentes de ese barrio, quienes pretenden levantar un espacio verde, abierto para todo público, en el playón del Ferrocarril Mitre. Pero, la principal oposición a ese deseo vecinal nace del propio Gobierno de la Ciudad: el 13 de julio, la Legislatura porteña aprobó –sólo con los votos del interbloque Vamos Juntos– un proyecto de rezonificación que prevé la construcción de un complejo de viviendas en una parte importante del predio. “Incluso, en el plan oficial no está especificado que sucederá con el resto del playón ferroviario que le debería corresponder a la comunidad. Es decir, podemos tener al lado de nuestra casa tanto una plaza como una playa de estacionamiento”, criticaron los propios vecinos.

A unas muy pocas cuadras del bar de la Estación Colegiales donde Wilkinson, Agueda Lacanette, Héctor Larsen, Adriana Fernández y Carolina Urresti charlan entre cafés, en 2005, estos cinco vecinos (y muchas más) se reunieron con el por entonces legislador del Pro Rodrigo Herrera Bravo. El planteo del dirigente era sencillo: en el predio ferroviario que bordea la vía de la Estación Colegiales, la Ciudad tenía la intención de lotear el terreno para la construcción de nuevos edificios. “Ese día, ni siquiera pudo completar su idea que los vecinos ya le dijimos que no”, relató Héctor a PáginaI12. Doce años después, el gobierno porteño volvió a la carga y esta vez, está cerca de cumplir su objetivo: en una elección que dividió el bloque Vamos Juntos por un lado y toda la oposición por el otro (32 votos positivos y 23 negativos), se sancionó la rezonificación del predio ferroviario, donde casi 2,4 hectáreas –35 por ciento del lugar– serán destinadas a la construcción de edificios y comercios. Como aquella tarde del 2005, los vecinos siguen firmes en su postura.

“El proyecto que fue aprobado está lleno de contradicciones: en primer lugar, dijeron que la zona del predio es insegura y hace poco inauguraron unas torres de iluminación led al costado de la estación. O sea, ni siquiera saben lo que están haciendo”, sostuvo Fernández, con más de 10 años en el barrio. Del texto aprobado en el Código de Planeamiento Urbano de la Legislatura se estableció que este terreno de nueve hectáreas –limitado por las vías del ferrocarril Mitre, la avenida Federico Lacroze y las calles Moldes y Virrey Avilés– se divida en un sector para una futura estación de la Red de Expresos Regionales (RER), sin fecha estipulada, y del restante, el 35 por ciento para la construcción de un complejo de viviendas y el 65 destinado al desarrollo urbano de la Ciudad. Pero en la porción destinada a la urbanización no se estipula cuáles serán las obras que se realizarán. Y por eso, mientras la Ciudad habla de construir “un corredor verde”, los vecinos, en la charla de café, temen que las obras sólo estén destinadas “revalorizar el precio de los nuevos edificios”.

Por su parte, el Parque Cultural Estación Colegiales, promovido por los vecinos, es la contrapartida al proyecto oficialista. “La idea surgió hace varios meses del programa Colegiales Participa y Decide. En los últimos meses, apurados para que no sancionaran algo sin al menos nuestra propuesta, una arquitecta diseñó los planos para la construcción. Pero no es algo terminado sino es el punto de inicio para discutir ideas”, contó Fernández. Diseñadora y estilista, Carolina Urresti trabaja desde hace años en su propia casa de Colegiales. En el café, ella también da cuenta la importancia del proyecto vecinal: “el Parque Cultural es nuestro sueño. Nos imaginamos árboles, huertas, corredores, centros culturales. Todo discutido entre nosotros”, expresó y agregó que “el proyecto contempla la colaboración de las Facultades de Agronomía y Arquitectura de la Universidad de Buenos Aires”.

Ante la pregunta sobre la principal diferencia con el proyecto aprobado en la Legislatura porteña, los vecinos no dudan. “Es una cuestión de porcentajes, acá soñamos con un espacio 100 por ciento verde y público”, indicaron durante la conversación. Es decir, en el Parque Cultural Estación Colegiales de cemento, torres y nuevas calles, no habrá ni un centímetro. La insistencia por el espacio verde, cuentan los cinco vecinos, no es un capricho sino que es a partir de una necesidad. Según los datos divulgados por la Dirección General de Estadística y Censos de la Ciudad, la Comuna 13 –que incluye al barrio de Colegiales– tiene 0,48 metros cuadrados de espacio verde por habitante. Es decir, debajo de la media en la Ciudad (0,6 metros cuadrados por habitante) y muy lejos de los estándares internacionales que recomiendan hasta 10 metros cuadras en las grandes urbes. 

Además de juntarse una vez por semana para diseñar actividades en apoyo al Parque Cultural (ver aparte) los vecinos también dan batalla por la vía judicial. Junto al Observatorio de la Ciudad, Carlos Wilkinson, vecino que vive pegado a la Estación Colegiales, presentó un recurso de amparo para que se frene cualquier intención de rezonificación. ¿La razón? “Lo que hicieron el 13 de julio (día de la votación) va contra la Constitución porteña. El artículo 63 asegura que la Legislatura o el Poder Ejecutivo debe convocar a una audiencia pública antes del tratamiento legislativo de proyectos de normas de edificación, planeamiento urbano, emplazamientos industriales o comerciales”, contó Wilkinson. Sus compañeros temen represalias. “No es fácil, como vecino, enfrentarte contra el gobierno”, agregaron en la mesa.

Un vocero del Ministerio de Desarrollo Urbano y Transporte porteño, dirigido Franco Moccia, le comentó a este diario que “después de la aprobación de la primera lectura, se convocará a una Audiencia Pública (sin fecha estimada) para luego una segunda votación en la Legislatura”. Por su parte, agregó que para el sector del predio destinado al espacio público se convocará a dos sociedades de arquitectos para que elija un plan urbanístico. Al mencionar esta información a los vecinos, ellos estallaron de bronca, tal como en 2005 y como el último 13 de julio. “¿Si ellos mismos confirman que todavía no hay un plan, nos pueden decir, entonces, qué votaron?”, preguntó uno de los cinco vecinos. La respuesta vino, inmediatamente, de los otros cuatro. “Que puedan construir torres, solo eso”, contestaron. 

No hay comentarios.: