lunes, 24 de julio de 2017

Respuesta de Trenes Argentinos

La respuesta de Trenes Argentinos tras el accidente: "El guardabarrera respondió a todas las alertas"

BUENOS AIRES 24 Jul(Infobae).-El presidente de la entidad, Marcelo Orfila, aseguró que el responsable de la barrera dio conocimiento sobre las advertencias de la llegada del tren al paso a nivel. Desde el gremio de delegados del Tren Sarmiento denunciaron las pobres condiciones de trabajo en la línea
Las causas del accidente entre un tren y un colectivo ocurrido esta madrugada en un paso a nivel de Mariano Acosta todavía representan un misterio. Mientras la mayoría de los testigos apuntaron contra el guardabarrera, al que acusaron de haberse quedado dormido, desde Trenes Argentinos se indicó que el responsable de manejar la barrera respondió con éxito a las tres alarmas recibidas antes del accidente.

El presidente de Trenes Argentinos, Marcelo Orfila, indicó que al momento del accidente todos los sistemas del ramal Merlo-Lobos funcionaban correctamente y que el responsable de la barrera de la calle Gavilán y Ruta 40 dio respuesta ante los avisos de la aproximación del tren.
"El hombre sabía el itinerario. Cuando le pasaron la señal del magneto, él contestó; cuando se lo llamó por Nextel, contestó. Estamos averiguando qué es lo que pasó. Tenía tres alertas y respondió a todas", afirmó el directivo en declaraciones al canal TN.

El accidente se produjo poco después de las tres y media de la mañana y dejó un saldo de dos personas muertas y 14 heridos. Los fallecidos fueron el chofer, Juan Carlos Saavedra (32 años) y una pasajera, Andrea Heredia (34).


De acuerdo al testimonio de los vecinos, el colectivo cruzó el paso a nivel con la barrera en alto pero se quedó en medio de las vías, frenado por el rojo de un semáforo siguiente al cruce. Fue entonces cuando la formación, que se dirigía hacia Lobos, lo embistió.

"Estamos evaluando todos los detalles. El conductor del tren conocía cada uno de los pasos a seguir, el guardabarreras conocía el itinerario. Es un hombre de 64 años que está a punto de jubilarse", añadió Orfila, quien además especificó que en las próximas horas se intentará acceder al material registrado por la cámara de video del frente de la formación ferroviaria.

Desde Trenes Argentinos se informó que existe un sistema de supervisión de guardabarreras nocturno con el que se intenta reducir al mínimo las falencias del sistema.

Así y todo, tanto la directiva de la empresa como los empleados de Trenes Argentinos, reconocen la precariedad del funcionamiento ferroviario en muchísimas partes del país. "El sistema de comunicación es malísimo. Nos comunicamos a través de Nextel, lo cual genera deterioros en los equipos y hay que cambiarlos cada tres meses", afirmó David Gómez, delegado del Tren Sarmiento, a Radio Con Vos.

Y añadió: "El sistema manual de barreras existe en este cruce y en la mayoría de los del ramal. Es malísimo, es obsoleto. Así queda expuesto el personal y el guardabarrera".

El delegado alertó sobre un sinfín de irregularidades en el sistema ferroviario del Sarmiento y hasta advirtió de un accidente similar, ocurrido en el paso a nivel siguiente al de Gavilán y ruta 40, durante la semana pasada.

"La semana pasada, un tren atropelló a una camioneta en el paso a nivel siguiente. Lo que pasó esa vez es que había un faltante de personal. No había nadie en la garita y dejaron la barrera baja. Entonces, vino alguien, la volvió a subir y pasó lo que pasó", denunció Gómez.

La investigación quedó en un principio a cargo de la Fiscalía Nº 5 de Morón, aunque será trasladada en los próximos días a un juzgado federal.

"Estamos recogiendo todos los testimonios posibles. Trataremos de determinar la función que no se cumplió o que se cumplió de manera negligente por parte del guardabarrera", afirmó la titular de la fiscalía, Cecilia Corfield.

En principio, la mayoría de los heridos todavía permanecen internados en los hospitales Eva Perón y Héroes de Malvinas aunque ya ninguno corre riesgo de muerte.

1 comentario:

praxxo dijo...

Siempre es culpa del vehículo que cruza la vía, no del tren. Basta con leer las normas de tránsito.