viernes, 9 de junio de 2017

Vagones Chinos

Vagones chinos atropellan empleo

Operarios en riesgo tienen entre 40 y 50 años y 10 de antigüedad en el rubro, lo que acota la posibilidad de reinserción inmediata.

9 Jun(El Ciudadano).-La empresa ferroviaria Rioro de la vecina localidad de Pérez abrió esta semana los retiros voluntarios para 79 trabajadores, el total de la planta, y dijeron que se debe a que ya no reparan vagones del Belgrano Cargas, la San Martín y los subtes. El gobierno nacional decidió importar nuevos desde China. La planta, que se extiende por 30 hectáreas del predio, ya había achicado personal, unos 80 operarios, en abril del año pasado. Desde la Unión Obrero Metalúrgica  (UOM) rechazaron la propuesta y dijeron que son despidos encubiertos. El martes habrá una reunión entre el ministro de Trabajo, Julio Genesini, y el de Producción Luis Contigiani, el intendente de Pérez y representantes de la empresa y el gremio.

Figurita repetida

La firma Rioro del grupo Emepa, una sociedad anónima de servicios de transporte de capitales nacionales, compró los talleres ferroviarios de Pérez donde trabajaban 150 técnicos en formato de cooperativa. Durante dos años les fue muy bien porque tenían que reparar 10 vagones portacontenedores y 28 vagones de carga cubiertos para el Belgrano Cargas. A tal punto que empezaron a funcionar en María Juana y Laguna Paiva, ambas a tres horas de viaje de Rosario. Todo a partir de la estatización del ramal de carga y la recuperación de servicios de pasajeros.En abril del 2016 la empresa abrió los retiros voluntarios. El gobierno de Cambiemos no renovó el convenio para “el mantenimiento y alistamiento” del Belgrano Cargas. Unos 80 aceptaron el dinero. El resto siguió trabajando en la reparación de vagones de la línea San Martín y del subte de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Para contrarrestar la baja, empezaron a fabricar boyas para señalizar en el agua. No fue suficiente. El lunes pasado, a poco más de un año, la empresa presentó una segunda lista de retiros voluntarios.Nos preocupó que la empresa ofreció retiros «por si se quieren ir todos». Vemos que la intención es cerrar la empresa. En asamblea se rechazó la propuesta con la idea de sostener los trabajos. Son despidos encubiertos que no vamos a aceptar”, dijo a El Ciudadano, el secretario general de la Unión Obrero Metalúrgica, (UOM) Antonio Donello.La mayoría de los trabajadores son personas de entre 40 y 50 años con un promedio de 10 años de antigüedad y a quienes le será difícil reinsertarse en el mercado laboral de inmediato. Esta condición hizo que votaran en contra de la propuesta económica aun cuando supera la indemnización.“La empresa manifiesta que el gobierno no saca licitaciones para arreglar vagones del Belgrano Cargas y del subte. En otro sector de la empresa, que funciona en Buenos Aires y otras provincias, creció el trabajo. Vamos a hablar con los dueños para ver si se puede traer trabajo de otro lado”, aseguró Donello, y no descartó tener una reunión con representantes del gobierno nacional.

Identidad

El intendente de Pérez, Pablo Corsalini, confirmó la decisión de la empresa y lamentó el posible cierre de los talleres. “Es una pérdida muy grande. Además de los puestos que se pierden, se empieza a resentir la economía de la ciudad. Lo vivimos en la década del 90 y nos causó dolor cuando cerró el ferrocarril dejando 3.500 operarios en la calle. Es repetir la historia y nos entristece como ciudad”, comentó Corsalini a este diario.“Fue la primera oportunidad que tuvo Pérez para dejar de ser un pueblo y convertirse en una ciudad. Muchos operarios se mudaron acá y tuvieron familia. No sólo duele la pérdida de las fuentes del trabajo, sino de la identidad que dan los talleres”, expresó el intendente y resaltó el potencial de infraestructura de las 30 hectáreas del predio.“Los talleres ferroviarios aún tienen oportunidades de proyección y progreso. Debemos buscar alternativas e incorporar otro rubros productivos para sostener la empresa”, concluyó Corsalini.

Trenes amarillos

A fines de mayo el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, recibió 156 nuevos vagones de carga desde China para la línea San Martín y la línea Belgrano. Forma parte de una compra total de 3.500 vagones y 107 locomotoras para las líneas. Las últimas en llegar fueron en diciembre y febrero pasado sumando 2.963 vagones que llegaron al país. Surgió a partir de acuerdos entre el presidente Mauricio Macri y la empresa China Railway Construction Corporation Limited (CRCC) para reconstruir integralmente el ferrocarril San Martín con una inversión calculada de 2.400 millones de dólares.

No hay comentarios.: