lunes, 26 de junio de 2017

Servicio Constitucion - Mar del Plata

Incertidumbre entre trabajadores por reactivación del servicio Constitución-Mar del Plata

BUENOS AIRES 25 Jun(La Izquierda Diario).-El tren que circula entre la Ciudad de Buenos Aires y Mar del Plata -servicio suspendido desde agosto de 2015- vuelve a correr con pasajeros el próximo lunes 3 de julio, después de haber circulado durante medio año a modo de "prueba”. Incertidumbre acerca de puestos de trabajo.

El tren que circula entre la Ciudad de Buenos Aires y Mar del Plata, servicio que se encuentra suspendido desde agosto de 2015, vuelve a correr con pasajeros el próximo lunes 3 de julio, después de haber circulado durante medio año a modo de "prueba”.

Lo que debería ser una buena noticia no solo es parte de la demagogia electoral del gobierno de Macri, sino que tiene un dejo de sabor amargo para los trabajadores de Ferrobaires: aún no se definió qué va a suceder con sus puestos de trabajo. A pocos días de la reinauguración del ramal Plaza Constitución - Mar del Plata, no hay un comunicado oficial que anuncie el traspaso de todo el personal de provincia a nación.

Hace pocos días hubo en cambio en la administración de Ferrobaires: renunció el Coronel Fernando Dotti y asumió en su lugar Lucas Fernández Aparicio, exmilitante y funcionario del gobierno kirchnerista actualmente ligado al PRO. Ni la gestión anterior ni la nueva dieron una respuesta a los trabajadores de la empresa ferroviaria; lo más cercano a conocer el destino de sus fuentes laborales son rumores entre compañeros y la existencia de una lista que contiene los nombres de menos de la mitad del personal, que se supone serían quienes que formarían parte de Trenes Argentinos.

No es de sorprender que la salida del gobierno de Macri para los trabajadores sea un listado, ya se vio esta modalidad en la puerta de distintos ministerios y de otros organismos del Estado para anunciar despidos. Bajo el discurso de los “ñoquis” y de la meritocracia se esconde el brutal ajuste estatal, del cual el macrismo está orgulloso. 1040 es el número de personas que, con el aval de las burocracias de los gremios ferroviarios, mantendrían su trabajo en el ferrocarril; el resto formaría parte de un residual.

Hasta el momento ninguno de los gremios ferroviarios se ha pronunciado sobre los rumores de despidos. Integrantes de la Lista Naranja, opositora en la Unión Ferroviaria y en la ASFA (Señaleros) se pronunciaron exigiendo "que los gremios ferroviarios convoquen ya a asambleas y encabecen la lucha por la incorporación de todos los trabajadores de Ferrobaires a planta permanente de Trenes Argentinos y la reactivación inmediata de todos los ramales cerrados entre los gobiernos kirchneristas y de Cambiemos".
 

No hay comentarios.: