lunes, 5 de junio de 2017

Notable mejora de viajar a Junin

Nueva crónica de un viaje en tren de Retiro a Junín: notable mejora en el servicio

JUNIN 5 Jun(democracia).-Cómo cambió viajar en cinco años: mucho más comodidad, limpieza y puntualidad. Detalles sobre la compra de pasajes. La falta de frecuencias, una mejora pendiente.Hace cinco años, en estas páginas, escribí una nota que titulé: “Crónica de un servicio ineficiente: un viaje en tren de Junín a Buenos Aires”. En ella relaté la odisea que significaba viajar en tren de Junín a Buenos Aires con el servicio que ofrecía Ferrobaires y que se caracterizaba por su falta de iluminación, baños inadecuados y una pobre limpieza y ventilación. Como dije en aquella oportunidad, el servicio de Ferrobaires, si bien era barato, era absurdamente ineficiente. A comienzos del año 2015, el gobierno anunció la llegada de los nuevos trenes chinos que realizan el recorrido de Retiro a Junín ida y vuelta. Para comparar las experiencias de viajes y evaluar los servicios ofrecidos, el viernes pasado decidí probar el nuevo servicio ofrecido por Trenes Argentinos y por ello, emprendí un viaje en tren desde Retiro – Buenos Aires a la ciudad de Junín. Antes de ir a la Estación de Tren, busqué en internet y al ratito encontré la página adecuada: www.sofse.gob.ar. En la sección “Comprá tu pasaje de larga distancia” comprobé que el ramal Retiro - Junín tiene una frecuencia semanal de ida y otra de vuelta. Sale de Retiro los viernes a las 18 y llega a Junín a las 22:37 y los lunes sale a las 3.50 y llega a las 8.31. Asimismo, se indica en la página web que hay dos clases: una clase pulman con un costo de 210 pesos y una clase primera (la anterior turista) con un costo de 175 pesos. En la página web, te permiten elegir el asiento disponible y pagar el pasaje con tarjeta de crédito. Actualmente, el servicio ofrece tres coches de clase primera con plazas para 206 personas, y dos coches clase pulman (uno de ellos apto para personas con capacidades diferentes) con lugares para 75 personas. Como en internet se indicaba que había muchos lugares disponibles, decidí sacar el pasaje directamente en la terminal de trenes. Así, me dirigí a la Estación de Trenes Línea San Martín y unos minutos antes de las 18, compré el boleto. Antes de entrar en el coche me pidieron el pasaje y mi DNI. Cuando subí al tren tuve que refregar mis ojos porque no podía creer lo que estaba viendo: los coches estaban limpios, eran espaciosos y tenían una excelente iluminación. El personal a bordo fue muy gentil desde el comienzo hasta la finalización del viaje. Me indicaron cuál era el coche y, como los asientos están perfectamente numerados y señalizados, fue muy sencillo ubicar el mío y comenzar a disfrutar el viaje. Aquí, en este espacio, les comparto mis impresiones y les detallo las ventajas del servicio que ofrece actualmente Trenes Argentinos.

Comodidad

En la clase pulman, hay filas con asientos para tres personas y una fila individual. En el medio hay un pasillo ancho que permite caminar cómodamente en el tren. Los asientos son amplios, reclinables y cuentan con bandejas individuales que se repliegan. Además, en la entrada de cada coche hay un lugar para guardar las valijas y un dispenser de agua fría y caliente. De este modo, cuando uno recorría los pasillos, veía parejas, familias y grupos de amigos compartiendo un mate y conversando plácidamente.

Limpieza

Lo primero que hice después de ubicar mi asiento fue dejar mis cosas e ir a inspeccionar el baño. Los que viajamos en los viejos coches de Ferrobaires sabemos que ir al baño en el tren no fue nunca una buena opción. Bueno, en los nuevos trenes, los nuevos baños se asimilan a los baños de un avión: son pequeños pero muy limpios y funcionales.

Calefacción

En cada vagón hay carteles luminosos que indican la temperatura exterior e interior del tren. Ayer mientras que afuera la temperatura era de 10º C, en el interior del tren la temperatura promedio era de 19º C: una temperatura adecuada para viajar cómodamente.

Servicio de comedor

A la hora aproximadamente de haber comenzado el viaje, uno de los empleados de Trenes Argentinos pasó por los vagones anunciando que el comedor estaba abierto. Fui a verlo y tuve que refregar mis ojos por segunda vez: en el coche comedor hay diez mesas con cómodos sillones para cuatro personas y una cafetería que ofrece bebidas, cafeterías, sándwiches, golosinas, galletitas y snacks a un precio razonable. A modo de ejemplo, un café chico cuesta 15 pesos y un árabe de jamón y queso, $35. Entonces, una parte de mi viaje se desarrolló leyendo plácidamente un libro y tomando una gaseosa sentada en una de las mesas del comedor.

Horarios previsibles

El tren partió unos minutos más tarde de lo programado. Cuando la locomotora se comenzó a mover mi reloj marcaba las 18.07. El viaje se desarrolló sin mayores sobresaltos, el tren hizo solo una parada en Chacabuco y llegó a Junín a la hora estipulada, a las 22:37.
Con los nuevos coches, el tiempo estimado de duración es de 4.30 horas. Veamos cómo fue empeorando o mejorando el servicio de trenes a Retiro a través del tiempo:Esta es la progresión: Año 1937: 2.40 horas aproximadas de viaje; año 1990: 4 horas aproximadas de viaje; año 2012: 6 horas aproximadas de viaje; año 2017: 4.30 horas aproximadas de viaje. Si bien los nuevos coches representan una mejora con respecto al servicio que prestaba Ferrobaires en el año 2012, el tiempo estimado de duración es de casi 2 horas más que hace 80 años. 

Insólito. 

Ahora bien, si lo comparamos con el tiempo promedio de duración de un viaje en auto o en ómnibus a Capital, la duración del viaje en tren es similar.

La escasa frecuencia: el gran problema

Como indiqué al comienzo de esta nota, Trenes Argentinos ofrece sólo una frecuencia semanal de ida y otra de vuelta. A comienzos de este año, se informó que se iba a aumentar la frecuencia a tres veces semanales pero la propuesta quedó en la nada. Esa puede ser una de las razones del poco uso que se le da hoy al servicio. El viernes pasado el tren hizo su recorrido con menos del 50% por ciento de su ocupación. Eso me dijeron es lo habitual, con la excepción de los fines de semana largo. Una pena.

Conclusión: recomendable

Para aquellos que tengan que hacer el recorrido Retiro-Junín, el servicio de Trenes Argentinos es muy bueno: es cómodo, amplio, tiene horarios previsibles y un tiempo de duración razonable. Esperemos que prontamente se aumente la frecuencia del servicio para que viajar en tren se convierta en una alternativa real para los juninenses que precisen viajar a Buenos Aires.

No hay comentarios.: