jueves, 1 de junio de 2017

Elecciones de Delegados del Subte

Elecciones de delegados en el subte: gran avance de la oposición en las líneas B y C

CAPITAL FEDERAL 1 Jun(La Izquierda Diario).-Durante esta semana se realizaron las elecciones de delegados de la Asociación Gremial de Trabajadores de Subte y Premetro. La oposición a la conducción kirchnerista avanzó y se consolidó en sus principales bastiones, donde son referentes los miembros del Secretariado Ejecutivo por la oposición.
Los días 29, 30 y 31 de mayo se realizaron las elecciones de delegados en la Asociación Gremial de los Trabajadores de Subte y Premetro.La elección se dio en un marco en el cual se viene profundizando la adaptación de la conducción mayoritaria del sindicato a los intereses de la empresa. Esto se expresó en el apoyo de su parte a los planes patronales de flexibilización laboral en el sector estaciones; de aumento de las vueltas trabajadas en los tráficos de las líneas largas (que solo se frenó de forma combativa en la Línea B); o en la ausencia de un plan de lucha por el protocolo de seguridad en los talleres tras las sexta muerte de un trabajador en cinco años.Mientras tanto, tampoco hay plan de lucha por la paritaria ni por la Personería Gremial que sigue en disputa contra la burocracia sindical de la UTA, debido a los años de subordinación al kirchnerismo. La conducción de AGTSyP comparte la orientación de la CTA kirchnerista de la cual es parte, que por ejemplo en Provincia de Buenos Aires le viene dando una larga tregua a Vidal a pesar de lo votado por los docentes.En este contexto, la oposición, cuyos principales referentes vienen enfrentando esta orientación del sindicato desde hace años y oponiéndose con métodos combativos y democracia de base a los planes de la empresa, se presentó a elecciones de delegados para dar la pelea contra este rumbo.La oposición obtuvo muy importantes resultados en sus principales bastiones de las líneas B y C, donde son referentes de esta orientación combativa los miembros del Secretariado Ejecutivo de AGTSyP por la minoría (Frente de Unidad Bordó-Violeta), Claudio Dellecarbonara, Ariel Mastandrea y Natalia Lallana. Junto a ellos dieron la pelea delegados de base y compañeros activistas de La Bordó (PTS e independientes), La Violeta (independientes), La Naranja (PO) y compañeros no agrupados de la oposición.En el sector tráfico de la Línea B, donde es referente Claudio Dellecarbonara, la lista impulsada por La Bordó, La Naranja y compañeros independientes obtuvo un contundente triunfo por 135 a 60, siendo ratificados los delegados del sector que junto a los miembros del Secretariado Ejecutivo de la oposición vienen enfrentando los planes de la empresa y lograron el rechazo a la quinta vuelta que quiso implementar Metrovías.En el sector estaciones de la Línea B, que enfrentó de forma combativa los planes de flexibilización para el sector, se presentaron compañeros de La Violeta, La Bordó e independientes, que le ganaron a la lista oficialista del sindicato por 111 a 50, ampliando enormemente la diferencia con respecto al resultado de dos años atrás. En el sector nocheros de la Línea B, los compañeros de la oposición que comparten la lucha por un sindicato democrático, independiente y combativo se impusieron en la elección, desplazando a los delegados oficialistas. En el Taller Rancagua un compañero de La Naranja fue elegido pero en minoría dentro de un cuerpo de delegados de 3, mientras que en instalaciones fijas hubo lista única alineada con la conducción del sindicato. Por otro lado, en la Línea C, el otro bastión de la oposición, se consolidó la posición en el sector estaciones, donde es referente el miembro del Secretariado Ejecutivo Ariel Mastandrea opositor al plan de flexibilización en el sector, y la novedad es que una lista de la oposición ganó en el sector tráfico, imponiéndose por 87 a 64 a la lista oficialista del sindicato. Un delegado de La Naranja también fue elegido con 13 votos en el Taller San José, mientras que el Taller Constitución sigue alineado con la conducción del sindicato.En otros sectores la oposición dio en minoría importantes peleas, como en el sector estaciones de la Línea D, donde la lista de La Bordó e independientes realizó una gran campaña militante y obtuvo 43 votos en una votación dividida entre tres listas, conservando un gran punto de apoyo para seguir desarrollando la oposición a los planes patronales que apoyan las otras dos listas alineadas con el oficialismo del sindicato.Sobre la base de la pasivización del sindicato, con métodos burocráticos y de desalentar las posibilidades de enfrentar los planes patronales, en otros sectores el oficialismo del sindicato logró conformar lista única o, en casos puntuales como estaciones de la E y de la H, recuperar cuerpos de delegados de sector.La política del oficialismo en el último tiempo fue restarle peso a los delegados y concentrar decisiones en un pequeño grupo del Secretariado Ejecutivo, más alejado de la base. La otra novedad que trajo aparejada la elección es que en algunos sectores los integrantes de la lista oficialista Roja y Negra fueron divididos entre aquellos referenciados en “Beto” Pianelli y los que se identifican con Néstor Segovia. Si bien comparten un mismo proyecto, se pelean por los cargos de cara a la elección de 2019.
El desafío para la oposición

Queda como conclusión que allí donde la oposición posee una fuerte organización para enfrentar con métodos de democracia de base y combativos los planes de la empresa, la gran mayoría de los trabajadores acompaña sus propuestas. La actual conducción del sindicato hace tiempo que abandonó los métodos históricos de los metrodelegados con los cuales se habían conquistado las seis horas, grandes aumentos en las paritarias o acabar con la tercerización laboral, para cambiarlos por negociaciones con la empresa y los sucesivos gobiernos, desfavorables para los trabajadores.Desde hace más de dos años, el Frente de Unidad Bordó-Violeta, que es minoría en el Secretariado Ejecutivo, viene mostrando otro rumbo como oposición en la conducción del sindicato, logrando la unidad entre compañeros provenientes de distintas tradiciones para luchar en común por retomar las mejores tradiciones de los trabajadores del subte, plantándose en la lucha y organización contra los planes de Metrovías y buscando también confluir con otros sectores en lucha por fuera del subte, bajo un programa de independencia política.Sobre la base de esta experiencia está planteado ampliar y extender la organización de la oposición en el sindicato, sumando a los nuevos delegados de la oposición, activistas y llamando a los compañeros de La Naranja a un frente de lucha común en el gremio. En lo inmediato, está planteado hacer una fuerte exigencia por un plan de lucha por las paritarias, para conquistar la Personería Gremial y frenar los planes de flexibilización laboral de la empresa.

No hay comentarios.: