martes, 2 de mayo de 2017

Sefecha no se disuelve

Sefecha no se disuelve: asamblea, honorarios para directores y posibilidades de restitución del servicio
 
RESISTENCIA Chaco 2 May(Diario Norte).- El servicio ferroviario de pasajeros que en el Chaco vincula a zonas de difícil acceso y alejadas de los centros urbanos, padeció en el último tiempo serias deficiencias derivadas de problemas técnicos y, también, de una desatención de parte de la Nación, que tiene bajo su administración la operación de los trenes. Ante ese panorama, surgió con fuerza la posibilidad de restitución de la administración del servicio a Sefecha S.A., la empresa del Estado provincial creada hace dos décadas, durante el gobierno de Ángel Rozas.Como contraste, no hace mucho tiempo, ante la inoperatividad de la compañía chaqueña, llegó a analizarse la posibilidad de disolverla. Sin embargo, esta semana fue publicada una convocatoria a asamblea ordinaria. En el texto, el Directorio cita a los socios para el miércoles 17 de mayo, a las 9, en el segundo piso de Casa de Gobierno, donde funciona el Ministerio de Infraestructura. Allí, se considerarán la Memoria y los Estados Contables del Ejercicio 2016, y los honorarios del Directorio y de la Sindicatura correspondientes al mismo período. sefecha.jpgSefecha S.A. tendrá el mes próximo su asamblea anual para considerar estados contables y honorarios de su Directorio. Lejos de disolverse, la empresa se prepara ante una eventual restitución del servicio ferroviario de pasajeros a la provincia, aunque advierten que la actual estructura no podrá ser contenida con recursos provinciales.Esa convocatoria publicada en medios gráficos de la provincia lleva la firma de Fabián Morán, presidente de Sefecha S.A. “En 2010 planteamos que podía hacerse una liquidación”, reconoció ayer en diálogo con NORTE, mientras aseguró que “Sefecha hoy no tiene deudas”, pero sí afronta “algunos juicios”. “No se debería dar de baja a la empresa, sino mantenerla para eventualmente seguir operando el servicio de conexión de localidades alejadas. En el Departamento San Fernando, por ejemplo, es imprescindible para transportar a los usuarios del área metropolitana”, resaltó.“Cuando asumimos, Sefecha tenía un presupuesto de 80.000 pesos para mecánica y 120 mil pesos para funcionamiento y administración (incluyendo aquí los salarios del personal). Cuando regularizamos el personal, entre 2008 y 2010, tenían todos convenios colectivos, lo que demandó más presupuesto, y llegamos a los 800 mil pesos por mes, lo que en un año significaba cerca de 10 millones de pesos”, expuso.En una cronología de lo que ocurrió, el funcionario recordó que cuando el servicio fue transferido a la Nación y comenzó a ser operado por la SOFSE (en 2010), los convenios colectivos de los trabajadores “se nacionalizaron”. Por eso, el requerimiento de recursos creció: se necesitaban al menos 200 millones de pesos al año para atender el servicio (operatividad y sueldos) en esta Regional.“Sin apoyo nacional y con esos números, la transferencia hoy sería imposible. La provincia no tiene esos recursos y más en la realidad que tenemos hoy, con un presupuesto recién aprobado y los créditos pedidos para cubrir los déficit”, analizó.Dijo además que la empresa maneja hoy “un presupuesto mínimo, que se usa para atender los juicios”. “Son 3 o 4 millones de pesos al año. Hoy sería más costoso disolver la empresa, porque si Nación se deshace de los servicios no tendíamos cómo hacernos cargo de algo tan esencial”, resaltó.

De Menem a Kirchner y Macri

En un repaso por la historia de Sefecha, Morán recordó que en 1997 la empresa fue creada por ley, en una “decisión política trascendente” del entonces gobernador Ángel Rozas, ante el desmantelamiento del Estado a partir de la reforma impulsada en los ’90 por el gobierno de Carlos Menem, con la privatización y entrega de todas las empresas estatales a capitales privados, que implicó a la vez el cierre de varios ramales ferroviarios.En ese escenario, Sefecha fue creada como una sociedad anónima con participación estatal mayoritaria, para hacerse cargo del servicio ferroviario en la provincia, mientras en el país ganaba terreno la destrucción del sistema, de la infraestructura y había miles de despidos.Ya en este siglo, en el año 2010 el gobernador Jorge Capitanich decidió restituir el servicio de trenes de pasajeros a la Nación. “Fue en el marco de un proceso contracíclico, por un pedido que recibió de la Secretaría de Transporte de la Nación, porque había un contexto político que garantizaba inversiones para la recuperación integral de la infraestructura ferroviaria”, marcó Morán.Desde entonces, la SOFSE (hoy Trenes Argentinos Operadora Ferroviaria), tomó bajo su administración la prestación del servicio de pasajeros para los tres servicios que presta en el Chaco, uniendo localidades en zonas inhóspitas y de difícil conexión con zonas urbanas (Sáenz Peña-Chorotis y Resistencia Los Amores, además del servicio metropolitano entre Puerto Vilelas y Puerto Tirol).“La SOFSE fue creada luego de muchos conflictos y demandas sociales de distintos sectores, donde se entendía que no tenía razón de ser la ley de reforma del Estado”, puntualizó Morán. Esa estructura fue dispuesta para operación de trenes de pasajeros, mientras que la Administración de Infraestructuras Ferroviarias (ADIFSE, hoy Trenes Argentinos Infraestructura) surgió para administrar las obras de renovación de vías y material rodante, en una política de Estado que buscó devolver el ferrocarril a la escena nacional, para unir las regiones más alejadas de centros productivos, comerciales y urbanos.“En el Chaco, tuvimos discusiones y negociaciones con el gobernador (Capitanich), hasta que logramos entender que los compromisos asumidos por la Nación eran claros. Si no lo hacíamos, se retrasaría el desarrollo de la Provincia”, sostuvo. En ese punto, ponderó que el ministro de Transporte del anterior gobierno nacional, Florencio Randazzo cumplió con las promesas y “trajo trenes nuevos”, que fueron incorporados al servicio de pasajeros. Y también en la provincia avanzó la renovación de infraestructura, con la recuperación del ramal C12, aunque el anunciado ramal C3 que involucra al área metropolitana no logró concretarse, tras la decisión del actual gobierno nacional de reasignar esa obra a otro ramal que une al sur del Chaco con el puerto de Rosario.“Cambió el signo político del gobierno y terminamos en esta circunstancia en que querían devolver el servicio ferroviario a la provincia. Por eso, el gobierno del Chaco nunca dio de baja a Sefecha”, fundamentó el funcionario.

Actividad, personal y presupuesto

Acerca de la actividad de la empresa, es reducida y con un presupuesto que Morán asegura no supera los 4 millones de pesos anuales, recursos que sirven para enfrentar los juicios iniciados como consecuencia de los cambios de rumbo de la política para el sector. “Estamos controlando la cesión de equipos (que son utilizados para prestar los servicios), brindamos informes y trabajamos en logística; tenemos algunas actividades de asesoramiento y un mandato de custodia de lo cedido por Nación en infraestructura, equipos y herramientas”, expuso.“Sefecha se mantuvo a través de las gestiones de Peppo y de Capitanich”, insistió, y resaltó el “rol importante” de la empresa “para que los servicios sigan funcionando”. También rescató la visión de Ángel Rozas al crear una empresa capaz de hacerse cargo del servicio y no dejar sin conexión a localidades del interior profundo.Recordó que la compañía comenzó su actividad “con muy pocos trabajadores”, y que al traspasarse el servicio a la Nación, la planta se duplicó. Así, en 2007 había unos 60 operarios de planta y alrededor de 130 precarizados a través de distintas figuras contractuales. Por entonces “no había ordenamiento operativo ni administrativo”, lo que significaba, por caso, que los banderilleros no conocieran cuestiones elementales de la actividad y de la seguridad. Además, los salarios eran bajos.Llegado el tiempo del traspaso a la Nación, se duplicó el personal, pasando de los cerca de 200 trabajadores que tenía Sefecha a 400 que tiene en la actualidad. “Pero no mejoraron los servicios”, admitió, pese a reconocer antes que el empleo estatal resulta necesario para sostener las economías de las ciudades y pueblos.“Mejoramos la infraestructura, atendimos la capacitación con dignificación del trabajador y reforzamos el sistema de seguridad; profesionalizamos el servicio porque les dimos un protocolo de mantenimiento que permitió que Sefecha no tuviera más accidentes. Logramos que haya previsibilidad y servicio”, enunció como fortalezas de su gestión.

No hay comentarios.: