jueves, 16 de marzo de 2017

Linea Belgrano Sur desbordada

Peligrosa forma de viajar en la Línea Belgrano Sur

BUENOS AIRES 15 Mar(Diario Popular).-Ante la cancelación de un tren y la imposibilidad de acceder al interior de los coches, los usuarios se arriesgan a recibir una pedrada o a resbalar y caerse de la formación.Usuarios de la Línea Belgrano Sur se quejaron por las cancelaciones de trenes, especialmente en el ramal Buenos Aires-González Catán, que los obliga a prolongadas esperas y a viajar de manera incómoda y muy peligrosa.Los problemas se registran en varias de las formaciones nuevas (fabricadas en China e incorporadas en 2015) por fallas en los equipos de aire acondicionado y los motores, según coincidieron en señalar usuarios y trabajadores ferroviarios. Agregaron que “se recalientan los motores, se bloquean los frenos y no pueden seguir circulando”.Los trenes nuevos (coches motores) circulan sólo en el ramal Buenos Aires-González Catán, donde también lo hacen formaciones con máquinas y coches (como ocurre en los ramales Buenos Aires-Marinos del Crucero General Belgrano y Puente Alsina-Aldo Bonzi).
Formación desbordada

Cuando se cancela un servicio -en el ramal Catán hay una formación cada 20 minutos- el siguiente resulta desbordado, por lo que pocos pasajeros pueden acceder al interior de los coches. Para evitar que la espera se prolongue, hay quienes optan por subirse a los pasillos externos de la locomotora, viajando así a la intemperie, en una riesgosa situación que se viene difundiendo a través de fotos subidas a las redes sociales. “Es muy peligroso viajar de esa manera, cualquiera puede recibir una pedrada, o resbalarse y caer”, opinó un pasajero.Sobre la situación que se plantea en el Belgrano Sur, el secretario general de la Seccional Tapiales de la Unión Ferroviaria y presidente de la Comisión de Tránsito y Transporte del Concejo Deliberante, Darío Buttera, reconoció que “la cancelación de un tren genera un gran problema, ya que los pasajeros llegan tarde al trabajo, a una consulta médica, a algún compromiso”, pero consideró que las complicaciones “ahora son menores que las que se registraban hace unos meses”.Buttera indicó luego que “se está trabajando en la remodelación de las estaciones, no al ritmo que queremos, lo que permite la habilitación de plataformas elevadas definitivas -que reemplazan a los andenes provisorios de madera, que se instalaron para que pudieran funcionar los nuevos trenes- y favorece el funcionamiento del servicio”.Precisó que también está avanzando la construcción de un nuevo depósito para revisión y reparaciones de los trenes, con las condiciones de seguridad necesarias, “lo que permitirá que los arreglos sean más rápidos”.Sobre la proyectada extensión del servicio de González Catán a Marcos Paz, dijo que “no estaría en la agenda de obras del nuevo gobierno; estaba incluida en el Plan Quinquenal de la anterior gestión”, y sostuvo que “como ferroviarios apoyamos la iniciativa, y como concejal presenté un proyecto para que el Municipio la acompañe”.

No hay comentarios.: