viernes, 10 de marzo de 2017

Construcciones ilegales

Construcciones ilegales en terrenos ferroviarios

Comercio no permitido. Hasta el martes, un lavadero de autos funcionó en bulevar Los Andes, junto a las vías del ferrocarril. (Jairo Stepanoff)

CORDOBA 10 Mar(La Voz).-Un lavadero, una gomería, un local nocturno y otro viejo inmueble ocupan predios nacionales entre calles Los Andes, Tillard y Liniers. Es habitual la apropiación indebida de estos predios. Según el municipio, debe intervenir la Nación, pero, si detecta actividad, clausurará negocios.La apropiación indebida y la construcción en espacios públicos está prohibida, pero en algunos lugares de la ciudad de Córdoba sigue produciéndose, sin tapujos.Desde hace tiempo, se observan construcciones en terrenos ferroviarios (junto a vías en desu­so) ubicados sobre bulevar Los Andes, entre bajada Alvear, avenida Carlos Tillard y Liniers, en barrio Independencia, cerca del río Suquía. Algunas son nuevas y funcionan con actividad comercial, por ejemplo, un lavadero de vehículos. Otros muros fueron levantados hace tiempo en el sector: una gomería, un local nocturno y una colorida construcción.Personas que pidieron resguardo de identidad advirtieron por el funcionamiento del Lavaautos Alvear (razón comercial que refiere un cartel), que ocupa una porción de terreno entre calles Liniers, Tillard y Los Andes. No circulan trenes por estos andenes.
Al lado del lavadero de autos hay una gomería, con varios neumáticos apilados sobre la vereda.Carteles ubicados en postes de bajada Alvear y Los Andes promocionan el lavadero y la gomería.El lavadero tiene rampas de acce­so y egreso de vehículos. Su interior puede verse desde la vía pública. Los rodados que compran el servicio son estacionados, luego, sobre bulevar Los Andes.La Voz estuvo el martes en el lugar y comprobó que el lavadero estaba en funcionamiento, atendido por jóvenes. “Abrimos de 9 a 21, de lunes a sábados; el auto particular cuesta 80 pesos”, informaron.Sin embargo, ayer personal de Fiscalización y Control de la Municipalidad de Córdoba concurrió y constató que el negocio estaba cerrado. “Se volverá a inspeccionar y, si se observa que realiza actividad comercial, será clausurado”, anticiparon fuentes del área.Hacia el oeste del lavadero, apenas cruzando Tillard, hay otra construcción sobre terrenos ferroviarios que dividen Los Andes de calle Liniers. En un cartel colocado en el techo del inmueble se lee “Vaako”. Por sus características, es o fue un local nocturno. Al lado hay un espacio verde donde estacionan vehículos.Otra vieja construcción se encuentra en terrenos del ferrocarril, en Los Andes y bajada Alvear. Al frente, junto al predio donde yace la paralizada obra del Concejo Deliberante, está el puesto rodante de Choripán Luisito.
Según Jorge Calle Machado, titular de Obras Privadas municipal, es la Nación “la que tiene injerencia” en el tema, porque los negocios que hay en el lugar están en terrenos del ferrocarril.Más allá del aspecto jurisdiccional, respecto del lavadero trascendió que no hay informes técnicos ni planos aprobados. “Está en un lugar no apto, por lo cual no puede tener habilitación”, comentó.Otras fuentes admiten que hay varias construcciones clandestinas en terrenos ferroviarios de la Nación, cerca de bulevar Los Andes. “Son usurpaciones”, dijeron.La Voz se comunicó ayer con Administración de Infraestructuras Ferroviarias Sociedad del Estado (Adifse), en Buenos Aires, para consultar si estas construcciones que invaden terrenos ferroviarios en Córdoba están o no autorizadas.Desde el área de comunicación de Adifse se indicó que la respuesta se brindaría en los próximos días, porque era necesario indagar a qué organismo le competía el asunto: si a la propia Adifse, si a la Agencia de Administración de Bienes del Estado (Aabe) o si a Trenes Argentinos Operaciones.

Espacio degradado

Todo el espacio verde del ferrocarril que se extiende desde bajada Alvear hasta Roque Sáenz Peña, y entre Los Andes y Liniers, se encuentra degradado ambientalmente. Se trata de un cañadón con desniveles de terreno, al medio del cual hay un trazado de vías férreas (con durmientes de madera) sin utilizar actualmente.Este espacio verde de barrio Independencia tiene 500 metros de largo. Está repleto de basura, yuyos crecidos, trastos viejos, electrodomésticos destartalados, podas, maderas, bolsas, neumáticos y restos de alimentos. Si se lo recorre por la paralela Liniers, se llega a un punto en que esta calle no tiene salida. Igual, hay escaleras que permiten a peatones llegar a la bajada Roque Sáenz Peña.Yuyos y abandono en la futura sede del Concejo. A metros de los terrenos ferroviarios nacionales donde hay construcciones ilegales, se encuentra el predio donde la Municipalidad de Córdoba quiere construir la futura sede del Concejo Deliberante. Todo el perímetro de este amplio predio permanece vallado y el lugar muestra signos de abandono absoluto. Dentro y fuera, proliferan yuyos de gran altura, basura y vegetación diversa. También puede verse la construcción material inconclusa –para albergar a los ediles– que había empezado a ejecutarse, se frenó hace años y nunca más avanzó.

No hay comentarios.: