sábado, 4 de marzo de 2017

Asociacion amigos del Tranvia informa

Un nuevo desafio para la AAT:  EL QUILMEÑO
 

CAPITAL FEDERAL 4 Mar(Prensa AAT).-La Asociación Amigos del Tranvía consiguió recuperar la carrocería de un tranvía de los años ’20, para encarar un nuevo desafío preservacionista de la institución. El mismo fue donado a la AAT por la empresa SEMTUR de Rosario y ya se encuentra desde el 14 de febrero pasado al resguardo en los talleres Polvorín de Caballito. Próximamente comenzará el arduo trabajo de remotorizarlo y restaurarlo, para sumarlo a la flota-colección del Tranvía Histórico de Buenos Aires.
 
El pasado 7 de febrero aconteció un hito muy importante en la labor de preservación del patrimonio histórico que lleva adelante la Asociación Amigos del Tranvía. En la Ciudad de Rosario, fue firmado un convenio entre la empresa SEMTUR  (Operadora Municipal del Transporte Público, en especial de los Troles Rosarinos) y la AAT, por el cual fueron cedidos los restos de lo que fuera el Tranvía 291.Dicho vehículo, de origen inglés (U.E.C.), formaba parte originalmente de la flota de la “Cía. de Tranvías de Quilmes”, de la familia Fiorito, empresa cuyas líneas enlazaban el Centro de la ciudad de Quilmes con su Balneario.A fines de los 40/principio de los 50, la compañía cesó sus actividades y sus coches fueron transferidos a la ciudad de Rosario para reforzar el parque rodante de su red. Allí recibió el Nro. 291 y algunas reformas para asemejarlo a la fisonomía típica de los tranvías de aquella ciudad.Tras la supresión de los servicios tranviarios rosarinos en 1963, toda la flota de tranvías fue desmantelada y desguazada, pero el 291 no corrió la misma suerte, y a pesar de quitársele el tren rodante y el equipamiento eléctrico, su carrocería sobrevivió al paso de los años.Montado sobre unos ejes con neumáticos, fue utilizado para participar de eventos, filmaciones, desfiles y otros usos, aunque ya para los años 80 quedó abandonado a la intemperie en la Estación de Troles “Nicaragua”. La administración de la SEMTUR, tuvo al menos la iniciativa de resguardado bajo techo, si bien su nivel de deterioro y faltantes era ya más que delicado.A pesar de su estado, La AAT inició hace un tiempo conversaciones con la Empresa, a fin de conseguirlo para que pueda ser restituido a la región del AMBA, habida cuenta de que la institución hermana de aquella ciudad, la ARAR (Asociación Rosarina Amigos del Riel) no presentaba interés en preservarlo, dado que no era un modelo genuinamente rosarino, y que por otra parte, se hallaban abocados a la restauración de uno de sus ejemplares más representativos, el coche 277. Fueron nuestros amigos de la ARAR quienes también colaboraron activamente para que la SEMTUR accediera al requerimiento de la AAT.Coincidió también que la empresa SEMTUR, operadora de la red de trolebuses rosarinos, se halla próxima a recibir 12 flamantes unidades soviéticas, para poner en funcionamiento en la nueva línea de troles "Q", a inaugurarse en un tiempo más. Por ello están con serios problemas de espacio, lo que también contribuyó a que accedieran a nuestro pedido de obtención de lo que queda del Coche 291.El 7 de febrero, se firmó el Convenio de traspaso de la carrocería del coche 291, que a partir de ese acto pasó a ser propiedad de nuestra Institución, y una semana más tarde, el 14, se realizó el traslado desde Rosario a Buenos Aires.A las 16 horas de ese día, tras una faena que comenzó en Rosario muy temprano esa misma mañana, el 291 hacía su arribo a Polvorín, y con una hábil maniobra de descenso, fue llevado al fondo de la “vía 1” de la Estación, en el sector adjudicado a la AAT, donde son llevadas a cabo las tareas de reconstrucción y mantenimiento de la Flota por parte de los Voluntarios que constituyen la Entidad. Sigue entonces un largo camino para, algún día, lograr su incorporación al Servicio Histórico Turístico, que implica reponer desde el vamos todo el tren rodante y otras vitales partes faltantes. Las labores de restauración que deben encararse sobre él serán ciertamente de grandes proporciones... pero los “tranviófilos” ya han dado cuenta de lo que son capaces de hacer. Y lo más importante… 
¡Ya está a resguardo!.


La Asociación Amigos del Tranvía quiere aprovechar para agradecer a las autoridades de SEMTUR por la predisposición y buena voluntad en todo este proceso, y también a nuestra entidad hermana, la Asociación Rosarina Amigos del Riel (ARAR), y muy especialmente a su asociado y amigo Mariano C. Antenore, por todas las gestiones que ayudaron sobremanera en la concreción de esta restitución.


Asociación Amigos del Tranvía
y Biblioteca Popular Federico Lacroze
Depto de Relaciones Públicas

No hay comentarios.: