miércoles, 1 de marzo de 2017

125 Años de la Llegada del Tren

Celebraron los 125 años de la llegada del primer tren a Balcarce

BALCARCE Bs.As. 1 Mar (La Capital).-Los “Amigos del Riel” y la Escuela 10 que funciona en la estación tuvieron la iniciativa. Mantienen el deseo que vuelva a circular el ferrocarril.Una gran cantidad de vecinos se concentró frente a la estación.El 24 de febrero de 1892 se inauguró la estación del ferrocarril local junto con un tramo de 88 kilómetros de vías uniendo esta ciudad con Ayacucho. Días pasados, autoridades de la Asociación Civil “Amigos del Riel” y sus pares de la Escuela de Educación Secundaria Nº 10 decidieron realizar un acto evocatorio que sirviera para homenajear a aquellos que trabajaron en esa gesta y además para dejar el mensaje de la recuperación de las hasta ahora vías muertas.Emotivos momentos se vivieron entre ex ferroviarios y familiares, representantes de instituciones del barrio y autoridades municipales.Hablaron Nora Sangiorgi y Alicia Schisano, integrantes de “Amigos del Riel”, quienes se mostraron emocionadas al anunciar una serie de acciones que se desenvolverán en los próximos meses con motivo del aniversario.Son estas mujeres quienes con su esfuerzo y su tenacidad lograron que hace más de dos años se lograra la recuperación del viejo edificio de estilo inglés y además su refuncionalización. Hoy, en el ala que da al frente de la avenida Caseros, se encuentra funcionando la Comisaría de la Mujer y la Escuela Secundaria Nº 10.Durante el acto fue reconocido el ex intendente José Enrique Echeverría, quien fue el que gestionó fondos ante el Gobierno nacional para que se lograra la reapertura de las instalaciones que se encontraban derruidas.En el encuentro se procedió a plantar un roble en cercanías del establecimiento de enseñanza, como sinónimo de fuerza y nobleza, acción en la que fue invitado a participar el titular de Gobierno, Ricardo Stoppani.“Sentí que la Estación palpitaba, sentí presencias que hubiera querido ver, me faltaron miradas, pero me sobró ternura y alegría que brotaban de ese espacio. Hubo un momento en que sentí que la Estación se enaltecía ante un hecho que vivía, de verdad lo sentí… no fue lo más costoso que nos demandó el festejo, no fue lo más complicado para organizar, pero fue, desde mi sentir y mi convicción, lo que hizo vibrar a nuestra querida Estación”, expresó Sangiorgi entre lágrimas.También reconoció la actitud de un nieto que llegó al acto portando un silbato y una gorra de guarda ferroviario que habían pertenecido a su abuelo.

No hay comentarios.: