martes, 28 de febrero de 2017

San Francisco y su vieja estacion

Los guardianes del Carnaval en San Francisco

SAN FRANCISCO Cordoba 28 Feb(La Voz).-Los murgueros. Parte de la murga La Estación ensayando en su “casa”: la vieja estación ferroviaria local.Este año, la novedad es que la murga La Estación abrirá un museo que cuenta la historia de los corsos en la ciudad. Quedará habilitado esta semana, en un sector de la misma vieja estación ferroviaria. San Francisco. Alberto “Flaco” Orellano es un símbolo viviente de las murgas y la defensa del carnaval en esta ciudad del este cordobés. Bajo el ala de la ONG Vínculos inició hace 18 años la murga La Estación, brindando a niños y jóvenes de los barrios más vulnerables la posibilidad de expresarse a través de esta forma de arte casi desconocida y poco practicada por estos pagos.A su lado se encuentra Mario Sánchez, que hace dos años formó la murga Innombrables del Parque, la más joven de la ciudad, nacida con el apoyo de los vecinos del postergado barrio Parque.Mario mira y escucha al “Flaco” como a un maestro. Empezó siendo niño en la murga que conduce Orellano y –como muchos de los formados en los talleres de La Estación– se convirtió en transmisor y defensor del arte murguero. El año pasado fue el representante de Argentina que viajó a Chile para capacitarse en un encuentro a nivel latinoamericano.Ambos son guardianes de la esencia y el espíritu del Carnaval, para que no se pierda y para que cada febrero las calles sanfrancisqueñas se llenen de ritmos, color, murgueros y cabezudos. Para estos días organizaron caravanas de disfrazados, los corsos y hasta la inauguración de un inédito “museo del Carnaval”.Orellano recordó que en 1999 comenzaron con talleres de oficios de la ONG Vínculos y entre las propuestas apareció la de formadores de murga, como una alternativa creativa para los chicos que concurrían a la institución.“En esa época, uno de nuestros objetivos era recuperar la celebración del Carnaval que se había perdido entre la gente. Hicimos hincapié en la murga teniendo en cuenta la posibilidad de expresión colectiva que genera, brindando a los chicos la oportunidad de manifestarse a través del baile, la música y el maquillaje”, apuntó.La propuesta fue novedosa en esos tiempos. “Además, tenía el condimento de que se daba fuera del ámbito oficial y que surgía del trabajo social de los barrios hacia toda la comunidad”, afirmó.De aquellos talleres nacieron otras murgas en localidades de la región como Freyre, La Francia, Arroyito y hasta Rafaela.
La casa y el museo

Orellano reconoce como fundamental haber tenido una casa donde funcionar y generar un sentido de pertenencia entre los integrantes. Tras años de abandono y usurpaciones, la murga se ubicó en la vieja estación de trenes del desaparecido Ferrocarril Mitre. Ese edificio data de 1891 y es patrimonio arquitectónico de la ciudad. Pero antes de ser ocupado por esta agrupación artística junto con un grupo de teatro, había sido desmantelado en varios sectores y hasta saqueado. “Trabajamos junto con la gente del Archivo Gráfico y Museo de San Francisco para mantenerlo y preservarlo”, explicó Orellano.Este año, la novedad es que la murga La Estación abrirá un museo que cuenta la historia de los corsos en la ciudad. Quedará habilitado esta semana, en un sector de la misma vieja estación ferroviaria.Para su montaje, se contó con el apoyo técnico del Archivo Gráfico y Museo de San Francisco. “Hay mucho material para exhibir: fotos, trajes, galeras, muñecos y documentos, de diferentes épocas”, contó Orellano.

No hay comentarios.: