jueves, 23 de febrero de 2017

Puente Historico

El regreso de un ícono turístico de La Boca

CAPITAL FEDERAL 23 Feb (Diaro Popular).-Después de casi sesenta años, el coloso de hierro volverá a unir al barrio con la Isla Maciel durante 2017 tras una inversión de 160 millones de pesos.El transbordador Nicolás Avellaneda, esa gigantesca estructura de hierro que desde hace casi seis décadas permanece inmóvil frente en la desembocadura del Riachuelo como un gigante dormido, volverá a recuperar su esplendor en los próximos meses, luego de que Vialidad Nacional complete su puesta a punto y restauración.El Ministerio de Transporte informó recientemente que la obra iniciada en los primeros meses de 2013 con un presupuesto que ascendió a 160 millones de pesos- se encuentra finalizada casi en un 90 por ciento y podría ser inaugurada durante el próximo trimestre.En su época de esplendor, el transbordador utilizaba una plataforma de 8 metros por 12 que colgaba del armazón rígido se movía articulada por un carro superior y transportaba de una orilla a otra del Riachuelo a personas, vehículos, animales de carga e incluso al tranvía sin que por ello se interrumpiera el paso de los barcos.
El proyecto para la construcción del transbordador nació en 1905 cuando el presidente Manuel Quintana autorizó a la concesionaria del Ferrocarril del Sud a construir una estación de cargas en terrenos de “Casa Amarilla” a cambio que la empresa británica instalara el puente carretero a báscula y lo entregara a la Nación como parte integral del puerto de Buenos Aires.Después de varias idas y vueltas la estructura, que fue construida en Inglaterra, trasladada y ensamblada en la Argentina con un costo de 100 mil libras esterlinas, fue inaugurada el 30 de mayo de 1914.Sin embargo, tras la apertura en 1944 del nuevo puente Nicolás Avellaneda, el transbordador fue desactivado, permaneciendo como desde entonces como un atractivo turístico.Entre los siglos XIX y XX se construyeron 20 transbordadores similares en todo el mundo aunque en la actualidad sólo quedan ocho. Siete de ellos operan en países de Europa como el Reino Unido (en las ciudades de Newport, Middlesbrough y Warrington), Alemania (Osten y Rendsburg), Francia (Rochefort), y España (Vizcaya). A su vez, el Puente Transbordador Nicolás Avellaneda es el único que existe en el continente americano.Durante estos cincuenta y siete años, hubo todo tipo de proyectos en boga, incluso un decreto firmado en 1993 por el presidente Carlos Menem a instancias de la entonces secretaria de Medio Ambiente María Julia Alsogaray, que instruía su desguace y la venta de sus restos como chatarra.Los vecinos de La Boca se movilizaron y lograron que el Concejo Deliberante declarara al transbordador Sitio de Interés Cultural en 1995, investidura que lo protegió de la destrucción. En 1999, el propio Menem declaró a la estructura, mediante decreto, Monumento Histórico Nacional.

No hay comentarios.: