martes, 7 de febrero de 2017

Metrotranvia

Usuarios denuncian deterioro en el servicio del Metrotranvía

MENDOZA 7 Feb(Los Andes).-Aseguran que era un transporte modelo y que ahora no se respetan horarios, sacaron a los guardas y a veces no funciona el aire acondicionado. Desde el Gobierno reconocen que es caro de mantener, pero que lo hacen a diario.
La demora, sobre todo en horarios pico, es uno de los reclamos. Pero también las roturas en las estaciones, que todos atribuyen al vandalismo. | José Gutiérrez / Los Andes

Por ser un medio de transporte rápido, cómodo y eficiente, desde su puesta en marcha el Metrotranvía ha sido el preferido por los viajeros que hacen el tramo Maipú, Godoy Cruz, Centro. Incluso muchos lo han comparado con los servicios que se brindan en las grandes ciudades del mundo.Sin embargo, desde hace varios meses los mismos usuarios han comenzado a notar el deterioro en un transporte que siempre se destacó por su excelencia.La primera queja de los pasajeros se relaciona con la pérdida del guarda que circulaba en las formaciones para controlar el pago del boleto, ayudar a los turistas y a todos aquellos que tuvieran algún inconveniente. En setiembre del año pasado el Gobierno anunciaba esta decisión debida a una cuestión de ahorro y operatividad.“Los guardas siempre estaban y sumaban. Cuando viajaba un discapacitado y tenía que usar la rampa ellos la accionaban, ahora tiene que bajarse el chofer y es todo más engorroso”, contó Cristian Molina, periodista y viajero frecuente quien aprovechó su Facebook para mostrar su descontento con el servicio.Pero además muchos usuarios aseguran que hoy los horarios no se respetan, que las unidades no se reacondicionan y que las paradas están descuidadas. En un viaje que hizo ayer Los Andes a bordo de este tren urbano, los pasajeros mostraron su descontento y sus deseos de mejora del servicio.El recorrido comenzó en la estación Belgrano cerca de las 13. Allí, más de una veintena de personas esperaban subirse al Metrotranvía, unos pocos a la sombra de la parada y otros tantos bajo el rayo directo del sol.En la unidad se fueron ubicando los viajeros, dejando varios asientos libres que se completaron a medida que avanzaba el trayecto. Un asiento fue utilizado por Alicia Irusta, una jubilada que viajaba junto a una amiga. “En lo personal yo que lo utilizo mucho veo el deterioro día a día”, sentenció.Para dar este veredicto enumeró la ausencia del guarda y el estado de las unidades. “Te das cuenta que no están en condiciones, están muy ruidosas y no vienen a horario como antes”, se lamentó.  Mientras contaba esta situación la formación se detuvo por 10 minutos sin que se dieran explicaciones.“Es la segunda vez que me pasa, se paran por un rato y nadie dice nada”, se quejó. De todas formas, aseguró que seguirá eligiendo este transporte por su rapidez y comodidad. Lo mismo que el resto de los pasajeros consultados, que si bien notan un desgaste remarcan que en los colectivos de línea se viaja peor.“A veces se suspende el servicio y el tren llega tarde, cuando antes no pasaba”, dijo Agustín Faijoo, quien utiliza el Metrotranvía de forma frecuente para ir a la facultad. Para él, sería necesario que se agreguen más formaciones porque la cantidad de usuarios ha aumentado considerablemente y en horas pico “queda chico”.Según Elena Suárez, quien tenía pensado bajarse en Gutiérrez, otro inconveniente se presenta en las paradas: “Es impresionante el vandalismo que hay, se pintan con aerosoles y se rompen los focos para hacer los lugares más peligrosos”.En este caso, para ella es más necesario una concientización de los mendocinos que seguir arreglando siempre lo mismo. “Tampoco se pueden gastar todo el presupuesto por un grupo de inadaptados”, expuso.Elena también recordó haber viajado varias veces sin aire acondicionado, uno de los servicios más destacados de este transporte: “Está buenísimo viajar fresquito, pero me ha pasado ir sin aire (acondicionado) un día caluroso, es verdaderamente insoportable”.En uno de los extremos de la formación viajaba Guillermo Quinteros con su bicicleta. “Yo no tengo nada que decir del servicio en general, lo que sí cada vez es más difícil subirte con la bici”, manifestó.Para no molestar a nadie tiene que dejar pasar varios viajes hasta conseguir lugar. “A veces no te queda otra que irte a las primeras estaciones aunque te queden lejos, por lo que me gustaría que instalen más lugares para las bicis que tanto se promueven”, deseó.Solo un usuario consultado, Cristian Páez, se mostró satisfecho con el servicio que se brinda. “Yo no lo tomo mucho, pero creo que es rápido y puntual. Mucho mejor en comparación a los otros medios de transporte”, se sinceró.

Podrían volver los guardas

Desde la Sociedad de Transporte de Mendoza (STM, ex Empresa Provincial de Transporte) su titular, Leopoldo Cairone, explicó que el Metrotranvía es un transporte eficiente pero caro: “Estamos tratando de hacerlo lo más eficiente posible por lo que se decidió sacar el guarda, pero igual se está estudiando si lo volvemos a poner o si implementamos un sistema de molinete para que se garantice el pago del boleto”.A modo de balance, reconoció que desde que no hay guardas se notó una leve merma en el pago. “Tenemos inspectores que suben cada tanto a controlar”, remarcó.En relación al estado de las unidades, aseguró que se les hace el mantenimiento y la limpieza correspondientes. “El aire acondicionado puede no funcionar, pero inmediatamente se arregla porque estamos permanentemente encima. La sanidad se hace y se limpian los paradores”, subrayó.En cuanto al respeto de los horarios, dijo que la puntualidad se logra salvo en casos excepcionales como, por ejemplo, cuando se producen choques de terceros o cortes de energía por parte de los proveedores.“Lo que la gente tiene que recordar es que durante el verano funcionan 3 duplas y a partir de marzo van a volver a estar las 5. Lo mismos sucede en todo el transporte, se reduce la frecuencia temporalmente”, detalló.El vandalismo es otro flagelo con el que luchan y que siempre los mantiene trabajando. “Estamos arreglando de forma permanente las estaciones ya que se trata de un problema que está en la sociedad y es inmanejable”, señaló.A modo de conclusión, Cairone reconoció que es razonable que los usuarios esperen cada vez mejor servicio: “Nosotros lo estamos manteniendo igual e incluso en mejores condiciones”, aseguró.

No hay comentarios.: