martes, 21 de febrero de 2017

Metrotranvia asentamiento

Viven a la orilla de la vía del Metrotranvía y esperan por una casa

MENDOZA 21 Feb(MDZ).-La obra está el 67%, pero en un tramo "topa" con un asentamiento. Cómo es la vida de las familias que habitan al costado de las vías.El Metrotranvía es una e las obras más grandes que se ejecutan en Mendoza. La obra tiene un 67% de avanza, pero  el tendido de las vías "topa" con un asentamiento y con la realidad de las familias que allí viven. Se trata de la Villa Güemes, donde habitan 30 familias. El lugar incluso fue rebautizado por la actual vicepresidenta Gabriela Michetti como "Jardín de la Familia", pero las casas que les prometieron aún se demoran. Otros, alejados del lugar, la mencionan como la "Villa del Metrotranvía", pues las casas precarias están pegadas a las vías donde pasará el tren eléctrico. 
Desde el gobierno afirman que se encargaran de reubicarlos, mientras que la municipalidad aseguran que le brindan la ayuda que pueden.El proyecto de extensión del Metrotranvía hacia Las Heras incluye 5.423 metros de líneas ferroviarias para  conectar Ciudad con Panquehua. Las obras avanzan, pero el tramo donde está el asentamiento se pospuso hasta que se haga la erradicación. Los trabajos llegan hasta la calle Avellaneda.  La "Villa Güemes" queda a metros de la calle San Martín, sin embargo ellos se sienten marginados. A solo a dos cuadras, por calle San Martín, la realidad es totalmente diferente. Las calles se encuentran asfaltadas y con gran iluminación, mientras que las personas del asentamiento solo tiene un reflector para iluminar toda la zona y no pueden acceder a otros servicios. 
Durante los días de lluvia la situación se complica más porque se inunda rápidamente y la única ayuda es la que se dan entre los vecinos mutuamente.Desde el Ministerio de Economía, Infraestructura y Energía explicaron  que el IPV se va a encargar de reubicar a las familias para que se despejen las vías  y que las obras se están realizando. "Es una obra muy cara y en el contexto de recibir una provincia quebrada se priorizaron otras obras que eran más urgentes. Pero lo del metrotranvia se va a terminar en los próximos meses". El sueño de la casa propia se complicó para los habitantes de la Villa Güemes. Según denunciaron,  fueron estafadas por una cooperativa. "Hay algunos vecinos que se fueron, pero después viene otros nuevos y así nunca esto va a terminar", afirmo una vecina."Acá en épocas de elecciones vienen todos. Una vez vino Gabriela Michetti donde nos prometió casas a todos. Incluso le puso un nombre al barrio: Jardín de la familia. Después de las elecciones no supimos más nada. Nosotros estamos pendientes de las noticias sobre todo cuando dicen que van a dar casas, porque uno se ilusiona y después no pasa nada..." En todas las elecciones vienen para que le demos los votos y nos prometen casas, yo ya tendría como 5 casas. Las personas que viven en la Villa Güemes, afirman que no vino nadie hablar con ellos. Asimismo, dicen que tampoco reciben ayuda de la Municipalidad, que la única ayuda es la asignación y la ocupan para pagar la luz. "La mayoría de las familias trabaja y tratamos de ayudarnos entre nosotros, sobre todo cuando llueve porque se nos llena todo de agua y los techos se nos están por venir abajo. Los niños pasan muchas necesidades", relata Cintia, una de las madres que vive en la villa. Sin embargo, desde desarrollo social de Las Heras aseguran que se realizan operativos y relevamientos en todo el departamento para ver en qué condiciones viven los ciudadanos. "Nosotros tratamos de ayudar a todas las personas, donde hemos brindado ayuda a las personas que viven en la Villa Güemes con mercadería, leche y colchones. Pero  hay días en lo que no tenemos nada", afirm{ó Eduardo Gonzalez, director de desarrollo social.Las familias de la villa tiene incertidumbre sobre qué va a pasar con ellos, ya que en un principio les dijeron que en diciembre los iban a sacar porque las obras tenían que seguir. Incluso habían escuchado el rumor de que en febrero los iban a sacar con Gendarmería. "Nos dijeron que van a venir tipo 5 de la mañana para sacarnos, no sabemos si es un rumor o es verdad. Y la verdad es que tenemos mucho miedo", dijo Cintia.Otro caso  es el que vive Marcela, ella vive hace 10 años en la villa, pero el mayor problema es que tiene una hija discapacitada. "Mi hija ya tiene dos operaciones y ahora se tiene que hacer la tercera. Fui al IPV, en el cual me dijeron que me buscara una casa y ellos me pagaban el alquiler, pero tengo que conseguir dos garantes y no se dé donde los puedo sacar. También le fui a pedir ayuda a Rubén Miranda y nunca me atendió", aseguró Marcela, resignada.

No hay comentarios.: